Ya está aquí el i30 N, el primero de la gama deportiva de Hyundai

Contará con dos niveles de potencia de 250 y 275 CV, cambio manual y tracción delantera. Tiene un diseño deportivo pero sin llegar a grandes extremos.

Hyundai i30 N

Desde que Hyundai volvió al Mundial de Rallyes en el año 2014 ya se empezó a hablar de crear una división deportiva bajo la letra “N” –decoraba en gran tamaño el capó delantero del modelo de competición, entre otras zonas- que implementaría las versiones más deportivas del fabricante coreano. Pero no fue hasta el pasado año cuando empezamos a ver las primeras versiones de prueba con su correspondiente camuflaje, para finalmente hacer su último test en abril en las prestigiosas 24 Horas de Nürburgring.

Las premisas que nos transmiten desde la marca para la creación de este nuevo Hyundai i30 N son bastante claras: “proporcionar la máxima diversión en la conducción con un paquete accesible de alto rendimiento, llegando a esas personas que disfrutan teniendo una sonrisa en el rostro mientras circulan por carreteras sinuosas”. La verdad que no tiene mala pinta, pero antes de que podamos probarlo, vamos a ver qué tiene de novedoso.

Estética de competición

Con los cambios estéticos los diseñadores de Hyundai han querido acercar a este i30 N al mundo de la competición, pero sin llegar a los extremos que tendrá el futuro modelo para TCR. Por ejemplo en la parte delantera se ha mantenido la forma de la parrilla pero ha cambiado su entramado. Si hay que diferencias en las tomas de aire, ya que las tres han aumentado su tamaño provocando incluso que las luces LED pasen de una orientación vertical a una horizontal. Remataría esta zona un pequeño añadido parecido a los splitter de competición y que se mantiene en las estriberas laterales.

Por detrás los cambios se centran en dos zonas. En la parte de arriba se ha sustituido el alerón del resto de la gama por uno más grande, en tono negro y que ha modificado la tercera luz de freno a una con forma de triángulo. En el lado contrario, se ha rediseñado el parachoques para introducir tomas de aire, un difusor y las dos salidas de tubo de escape.

Hyundai i30 N

Las modificaciones se notan menos en el interior del Hyundai i30 N. Una de ellas la encontramos en el volante que ahora cuenta con dos botones extra para cambiar el comportamiento del coche. El de la izquierda permite elegir entre los modos Normal, Sport y ECO, mientras que el derecho activa el modo N o el de ajustes personalizados. Por supuesto no faltan costuras en color azul en el volante o el pomo del cambio –que adquiere una nueva forma más redonda- pedales de aluminio o asientos deportivos. Lo completa un panel de instrumentación que aunque parece igual, es capaz de variar la zona roja de las revoluciones según el modo elegido o la temperatura del aceite del motor.

Respecto a la personalización, el Hyundai i30 N cuenta con llantas de 18 o 19 pulgadas disponibles, ambas con el logo N en su parte central, y seis colores diferentes para la carrocería entre los que están el “Performance Blue” que ves en las fotos y que es característico del coche que participa en el Mundial de Rallyes, y los “Clean Slate”, “Polar White”, “Micron Gray”, “Phantom Black” y el “Engine Red”.

Hyundai i30 N

Dos niveles de potencia

De serie el Hyundai i30 N contará con un motor turboalimentado de dos litros que es capaz de desarrollar 250 CV. Si te parecen pocos, la marca ofrece un paquete Performance que puede subir esa cifra hasta unos considerables 275 CV. Tanto uno como el otro ofrecen un par motor de 353 Nm y una velocidad máxima limitada de 250 km/h. Lo que cambia es la aceleración con una diferencia de tres décimas: 6,1 segundos para el más potente y 6,4 segundos en el otro.

Para controlar y poder aprovechar mejor toda esa caballería el Hyundai i30 N viene cargadito de sistemas electrónicos. Por enumerar rápidamente se ha instalado una dirección asistida por motor para mejorar la precisión, un “Launch Control” para lanzar el coche desde parado, el “Rev Matching” o ajuste de revoluciones que modifica las revoluciones del motor al cambiar según el modo que tengamos activo (más suave o más deportivo), suspensión electrónica ajustable, diferencial de deslizamiento limitado (solo en paquete Performance), un generador de sonido electrónico y un sistema de válvula de escape variable (solo en paquete Performance).

Hyundai i30 N

A todo esto hay que añadir en su equipamiento la pantalla multimedia de 8 pulgadas, con navegador, conectividad Apple Car Play, Android Auto y por Bluetooth, cargador inalámbrico, Frenada Autónoma de Emergencia, Alerta de Atención del Conductor, Asistente de Mantenimiento de Carril, Función de Información de Límites de Velocidad y el Asistente de Luces Largas, entre otros.

Ahora ya sólo quedan dos cosas importantes. Primero que Hyundai anuncie los precios finales del i30 N y cuándo llegará al mercado –se espera a finales de año- y segundo que nos deje una unidad de pruebas para conducirlo. 

Fotos Ya está aquí el i30 N, el primero de la gama deportiva de Hyundai

Comentarios Ya está aquí el i30 N, el primero de la gama deportiva de Hyundai

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Cerrar Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"