Prueba Kia Stinger: todo un Gran Turismo

Nos ponemos al volante del Kia Stinger, la nueva berlina deportiva de la marca coreana, ya disponible desde 37.900 euros

 

Kia Stinger

 

No es, evidentemente, un coche destinado a conseguir un gran volumen de ventas (Kia España prevé unas 250 unidades al año). Pero sí uno de esos coches que hacen imagen de marca. Con el nuevo Stinger, KIA apunta sin complejos a Audi o a BMW, y se convierte en alternativa por precio a los Audi A5 Sportback o BMW Serie 4 Gran Coupé, a los que supera en tamaño. Entre las marcas más generalistas, otras opciones serían el Opel Insignia Grand Sport, o el Volkswagen Arteon.

Diseño exterior e interior del Kia Stinger

Deportivo. Lo mires por donde lo mires. Kia se desmarca de la competencia con un coche que llama mucho la atención, por un diseño exterior muy agresivo. El formato de la carrocería en el Stinger es el de un 5 puertas con una zaga muy inclinada, aunque a diferencia de otras “berlinas coupé”, aquí las puertas conservan el marco para las ventanillas. Podrá gustar o no, pero llama la atención, sobre todo en algunos de los llamativos colores disponibles, especialmente el amarillo sunset o el gris plata cerámico.

 

Kia Stinger

 

Parece más grande que el Kia Optima, aunque en realidad andan muy cercanos en longitud. El Kia Stinger tiene un capó muy largo, una distancia entre ejes de 2,90 metros (caso 10 cm más que el Optima) y un voladizo muy corto delante, frente al más largo en la parte trasera. La altura es de 1,40 metros (seis menos que en el Optima), y la anchura de 1,87 metros.

 

Kia Stinger

 

De puertas hacia adentro, en el habitáculo del Stinger se sigue respirando una atmósfera deportiva, con un puesto de conducción muy bien diseñado, en el que vas sentado muy bajo. En general el acabado y la sensación de calidad es muy buena, cuesta encontrar algún plástico o guarnecido que no transmita solidez, al menos en las versiones más equipadas, que son las que pudimos conducir en la toma de contacto. El cuero utilizado en la tapicería de los asientos o para forrar el volante también confirma esta sensación. Entre los relojes principales de la instrumentación se coloca un display central a color que permite elegir entre distintos menús para presentar información adicional. El Kia Stinger también puede contar con un sistema HUD de información proyectada en el parabrisas, que permite seguir cómodamente sin apartar la vista de la carretera las señales del sistema de navegación.

 

Kia Stinger

 

Las plazas traseras o el maletero no son lo mejor del Kia Stinger; para eso está el Optima. Es el precio a pagar en esta… y en cualquier otra berlina con un diseño tan orientado a la deportividad. El acceso no es cómodo por lo bajo que queda el techo, pero una vez dentro tampoco es que falten centímetros para viajar con cierto confort. La configuración es para tres ocupantes en los asientos posteriores, pero el pasajero central lo tendrá complicado para viajar con un mínimo nivel de confort por lo que ocupa el túnel central de la transmisión.

 

Kia Stinger

 

En cuanto al volumen del maletero, la cifra oficial es de 406 litros, ampliables hasta los 1.114 plegando los asientos traseros. Está claramente por debajo de cualquiera de sus rivales más directos, especialmente el Volkswagen Arteon, que supera con holgura los 550 litros. Eso sí, el acceso que deja el portón –que cuenta con apertura eléctrica en algunas versiones– es muy bueno, y también la terminación. Bajo el piso se puede contar con una rueda de repuesto de emergencia.

Carretera y circuito: probamos los tres motores del Stinger

Kia nos llevó hasta Mallorca a probar las virtudes del nuevo Stinger, para lo cual empezamos con unas vueltas al revirado trazado del Circuito de Mallorca. Y tratándose de un circuito elegimos, cómo no, la versión más potente, el V6 de 3,3 litros sobrealimentado con dos turbocompresores, asociado a la tracción total 4x4 y al acabado GT.

 

Kia Stinger

 

Muy suave en su funcionamiento, y con un sonido que es toda una declaración de intenciones, sus 370 CV pueden parecer pocos… en circuito. Pero en parte esto es también mérito del bastidor. El Stinger es un coche grande y no especialmente ligero –1.896 kg esta versión–, y tampoco está pensado para una conducción en pista cerrada. Aun así, la amortiguación adaptativa y la eficacia de la tracción 4x4 se combinan con una dirección muy precisa para ofrecer un tacto de conducción que sorprende en circuito y convence en carretera.

 

Kia Stinger

 

Exclusiva de esta versión V6 es también la monta de neumáticos, con llantas de 19 pulgadas y dimensiones 225/40 delante y 255/35 en el eje posterior. Los frenos, con la visible firma de Brembo, son más potentes que en el resto de la gama: como en el motor intermedio en potencia, el 2.0 T-GDi son ventilados delante y detrás, pero con 350 y 340 mm respectivamente, frente a los de 345 y 330 mm del 4 cilindros. El diésel se conforma con discos ventilados delante de 320, y macizos detrás con 315 mm de diámetro.

 

Kia Stinger  

 

Toca ponerse a los mandos de la versión que copará la gran mayoría de las ventas, cómo no, el 2.2 diésel de 200 CV. Le falta un punto de suavidad comparado con algunos diésel de la competencia, pero en ningún caso penaliza ni el ruido ni por vibraciones. Eso sí, no sube tanto de vueltas como los motores diésel de Audi y, sobre todo, de BMW. Va sobrado de prestaciones (230 km/h de punta y 7,6 segundos de 0 a 100 km/h), y se lleva muy bien con la refinada caja de cambios automática de 8 marchas, que permite cambiar desde las levas situadas en el volante, y a la que sólo se le puede achacar que no es tan rápida como nos gustaría –sobre todo en el potente V6– en conducción deportiva.  

 

Kia Stinger

 

Decidirse por el 2.0 T-GDi de gasolina, visto lo cerca que están en precio, dependerá de si primas el consumo o las prestaciones. En cualquier caso, es más la diferencia que saca el diésel al gasolina en consumo que la que presenta el gasolina frente al diésel en capacidad de aceleración, aunque en general resulta más suave en su funcionamiento. Con el 2.2 diésel puedes moverte en medias en torno a los 7,5-8 litros reales, mientras que el 2.0 T-GDI necesita mínimo 2,5 más cada 100 km.

 

Kia Stinger  

 

Me ha gustado el funcionamiento del sistema de conducción dinámica con modos eco, comfort, sport y sport+, más un modo “inteligente” que se adapta de forma automática según sea el estilo de la conducción en cada momento. Además de ajustarse la dirección, el cambio, la tracción total o la suspensión de amortiguación variable, también cambia el sonido del escape. En ninguno de los modos de conducción me parece que el Kia Stinger peque de una suspensión demasiado firme… ni demasiado blanda, manteniendo siempre un gran confort de marcha sin perjudicar la agilidad en zonas viradas. En definitiva, un coche que cumple en viajes largos… pero que también te sacará una sonrisa si toca ponerte los guantes para hacer curvas.

Equipamiento del Kia Stinger

La gama Kia Stinger combina los tres motores disponibles con cuatro niveles de acabado. De ellos, las versiones Style, xTreme y GT Line se pueden elegir tanto con el 2.2 CRDi como con el 2.0 T GDi, mientras que para el V6 queda en exclusiva el acabado GT.

Kia Stinger

El equipamiento es completísimo desde las variantes Style de acceso a la gama, que ya cuentan con llantas de aleación de 18 pulgadas, control de crucero adaptativo, navegador con pantalla de 7 pulgadas, climatizador bizona, tapicería en piel sintética, asiento del conductor con reglajes eléctricos, sensores de lluvia, luces y aparcamiento, llave inteligente, luces largas automáticas y sistemas de asistencia al mantenimiento de carril, de frenada de emergencia y de reconocimiento de señales de tráfico.

 

Kia Stinger

 

A partir de aquí, los Kia Stinger xTreme suponen un sobreprecio de 3.550 euros, y añaden techo solar panorámico, tapicería en piel, reglajes eléctricos también para el asiento del pasajero, asientos delanteros ventilados y calefactados, instrumentación Head-up display y sensores de parking delanteros.

Kia Stinger

Los GT Line tienen un atractivo especial no sólo por un equipamiento en el que no echarás en falta absolutamente nada, y por los detalles que realzan todavía más la apariencia deportiva del Stinger. Claro que son 9.250 euros más que un Style, o 5.500 euros más que el xTreme. Aun así, el precio es competitivo comparado con rivales de similar potencia y nivel de equipamiento, al contar con llantas de 19 pulgadas para el motor de gasolina, alerta de tráfico trasero, faros LED direccionales, instrumentación Supervision con pantalla de 7 pulgadas, navegador con pantalla de 8 pulgadas, cámara de visión trasera 360 grados, portón trasero manos libres, tapicería GT Line, pedalier deportivo y cargador inalámbrico para el móvil, entre otras cosas.

En el caso del Kia Stinger V6 3.3 T-GDi, únicamente con acabado GT, es de serie la tapicería exclusiva GT y la tracción 4x4.

Precios gama Kia Stinger

Los precios del Kia Stinger para España son los que figuran en la siguiente tabla. Parten desde los 37.900 euros de la versión diésel con acabado de acceso Style, hasta los 54.150 euros del V6 GT. La tracción total 4x4 está disponible como opción para el Stinger con motor diésel con los acabados xTreme y GT Line, por un sobreprecio de 2.000 euros respecto a las variantes de tracción trasera. A igualdad de equipamiento la diferencia entre el diésel de 200 CV y el gasolina de 255 CV es de sólo 1.000 euros. A diferencia de otros modelos de la gama KIA, en el caso del Stinger estos precios son finales, sin posibilidad de descuento adicional. La garantía, como viene siendo habitual en la marca, es de 7 años. 

 

2.2 CRDi Style:                      37.900 euros
2.2 CRDi xTreme:                  41.650 euros
2.2 CRDi xTreme 4x4:           43.650 euros
2.2 CRDi GT Line:                  47.150 euros
2.2 CRDi GT Line 4x4:           49.150 euros
2.0 T-GDI Style:                    38.900 euros
2.0 T-GDI xTreme:                42.650 euros
2.0 T-GDI GT Line:                48.150 euros
V6 3.3 T-GDi 4x4 GT:            54.150 euros                       

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios Prueba Kia Stinger: todo un Gran Turismo

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Cerrar Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"