Prueba Mercedes E 220 d 4Matic All-Terrain, campero de lujo

Prueba Mercedes E 220 d All-Terrain

En 2017 Mercedes entró también en el nicho de los familiares camperos, con la nueva Clase E All-Terrain. Se trata de una versión con suspensión elevada y neumática, acabado campero y ruedas de gran diámetro de la berlina familiar Mercedes Clase E Estate. Lo hemos probado en carretera y caminos con la motorización inferior de dos posibles, el diésel E 220 d de 194 CV que tiene un precio de salida de 66.550 euros. Hay otra versión, E 350 d, con motor de seis cilindros de 258 CV, que se va 77.450 euros.

Prueba Mercedes E 220 d All-Terrain

El Mercedes Clase E All-Terrain es una de las versiones tope de la Clase E y por tanto viene de serie muy bien equipado. Sin coste adicional parte del acabado Avantgarde y viene con elementos exclusivos como las grandes llantas de 19 pulgadas, la suspensión neumática, los faros LED, la cámara de marcha atrás o el portón automático. Comparado con un Clase E 220 d normal cuesta 10.000 euros más, pero quedan rápidamente justificados por el equipamiento de serie y la suspensión neumática activa y con altura regulable Air Body Control. Es un coche largo de 4,94 metros y su carrocería está elevada 2,9 cm respecto a un E normal. Parte de la elevación es por la suspensión más alta y otra parte por las ruedas de mayor diámetro. No obstante, al acercarte aprecias antes la longitud del coche que la mayor altura. Gracias también a las grandes llantas y a los cromados más visibles en la parrilla y los bajos del coche, se aprecia un estilo de coche exclusivo cuando lo tienes delante.

Prueba Mercedes E 220 d All-Terrain

Prueba Mercedes Clase E All-Terrain, interior y equipamiento

El interior no cambia respecto al de la Clase E. Destacan mucho las dos pantallas de 12,3 pulgadas, una para la instrumentación del conductor y otra para controlar todos los sistemas de navegación, conectividad, audio y el resto de funciones del coche. De serie viene con navegador y Mirror Link, pero lo normal es que el cliente elija el sistema Command Online con conectividad avanzada, servicios online en el navegador y controlador táctil en el volante y en la consola central. Al no tener pantalla táctil y contar con una infinidad de funciones y opciones, la utilización necesita un tiempo de aclimatación para moverse con soltura por los menos. Puede elegirse el Command Online solo (1.320 €) o dentro de algunos paquetes de opciones.

Prueba Mercedes E 220 d All-Terrain

Los asientos delanteros de serie cuentan regulación eléctrica y son confortables butacas. Nuestro coche montaba otros asientos con mayor capacidad de regulación con los que viajar a todo confort. Hay mucho sitio para llevar las piernas estiradas, es un coche en el que un jugador de baloncesto viaja cómodo, con el beneficio del acceso más fácil por la altura de carrocería. Detrás también hay mucho sitio y dos adultos viajan muy cómodos. Como suele ocurrir, el túnel de transmisión no deja espacio para los pies en la plaza central. Los asientos se abanten en formato 40/20/40 dejando un suelo plano y largo. El maletero anuncia una gran medida de capacidad de 640 litros hasta la altura de la bandeja y tiene raíles para organizar la carga.

Prueba Mercedes E 220 d All-Terrain

Prueba Mercedes Clase E All-Terrain, motor y cambio

Hemos probado de nuevo el motor diésel de cuatro cilindros de 194 CV. Ya lo probamos en el Mercedes E 220 d berlina y se muestra más que suficiente para este coche grande gracias a sus 400 Nm de par a 1.600 rpm. Con ese par y el cambio automático de nueve velocidades, el coche consigue ofrecer buen empuje en cualquier situación de tráfico. En autopista, a velocidades legales tiene un consumo muy bajo, ya que en llano y en bajada, se conecta la novena velocidad y el régimen de revoluciones baja mucho tirando suavemente de ese buen par. La pega puede venir por el sonido poco exclusivo del motor de cuatro cilindros, aunque sólo se oye alto en aceleraciones fuertes desde baja velocidad. En cuanto coge velocidad el murmullo no se siente casi. Aunque es más que suficiente y tiene buenos datos de consumo, a quien vaya un poco holgado de presupuesto le recomiendo el motor de 6 cilindros, que ofrecerá un comportamiento más poderoso en aceleración, un sonido más agradable una sensación más exclusiva, y con unos consumos tolerables.

Prueba Mercedes E 220 d All-Terrain

Prueba Mercedes Clase E All-Terrain, comportamiento

Nada más sentarte al volante detectas esa mayor altura, que en principio es una aliada para situar el coche en la carretera y ver el tráfico. Pero la conducción prácticamente no cambia respecto a un Clase E normal, de hecho, respecto al familiar de tracción total, el Mercedes Clase E All-Terrain sólo pesa 68 kg más. Conduciendo de forma normal no se aprecian mayores balanceos de la carrocería, la suspensión activa compensa bien la mayor altura del coche, que en realidad no es muy elevada. Nuestro coche montaba las llantas de 20 pulgadas opcionales que tampoco estropeaban mucho el confort de rodadura en carretera, pero no son realmente aconsejables para mejorar el comportamiento, porque con las de serie de 19 pulgadas ya lleva neumático perfil bajo de 245/45 y enfocado a carretera. La sensación es la de conducir un coche normal de gran confort, con ese pequeño plus de altura.

Prueba Mercedes E 220 d All-Terrain

Prueba Mercedes Clase E All-Terrain, capacidad 4x4

El Mercedes Clase E All-Terrain se vende como un coche con posibilidades camperas y tiene sistemas y equipamiento que sí facilitan la conducción cuando se acaba el asfalto. Por tracción va bien servido para rodar por caminos sin asfaltar bien acondicionados, pues es un coche de tracción total permanente 4Matic que siempre envía potencia a los dos ejes, más al trasero en condiciones normales, pero que puede alternar el envío de potencia según las necesidades. Tiene un control de tracción que frena la rueda que desliza par enviar potencia a las ruedas que tienen agarre. En teoría, en zonas de baja adherencia, mientras una rueda tenga tracción el coche puede avanzar.

Prueba Mercedes E 220 d All-Terrain

La gran diferencia es su suspensión elevada, que puede subirse 2,0 cm más en modo offroad a velocidades inferiores a 35 km/h y en condiciones especiales se puede subir otros 1,5 cm más para dejar en total 15,6 cm de altura libre bajo la carrocería. Esto facilita el paso por zonas difíciles, pero hay algunos peros: la altura libre no es realmente brillante, un Subaru Outback ofrece más; los voladizos son largos, sobre todo el trasero; tiene mucha distancia entre ejes, y los neumáticos tienen un perfil muy bajo poco adaptado a las piedras y grandes baches –por no hablar con las llantas opcionales de 20 pulgadas-. El resultado es un coche bueno para viajar, muy versátil y capaz de enfrentarse a climatologías complicadas y grandes nevadas, con una capacidad ligera para rodar por caminos bien cuidados y sin mucho barro. La elección de neumático correcta es básica para mejorar las capacidades en invierno y fuera del asfalto. Mercedes puede ofrecer el coche con neumáticos de invierno a petición del cliente.

Fotos Prueba Mercedes E 220 d 4Matic All-Terrain, campero de lujo

Comentarios Prueba Mercedes E 220 d 4Matic All-Terrain, campero de lujo

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Cerrar Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"