Prueba Seat Ibiza: guía para elegir el mejor motor y equipamiento

El utilitario español se mantiene como número uno en ventas en nuestro país. Con esta nueva generación además subió la calidad en todos sus apartados. Analizamos su motor TSI de 115 CV y desgranamos toda su gama.

Prueba Seat Ibiza

Se podría decir que con las últimas generaciones de los modelos de Seat es cuando se ha empezado a apreciar de verdad las sinergias del Grupo Volkswagen. Modelos como Seat León o el Seat Ateca son referencias en sus correspondientes segmentos y el último Seat Ibiza no desmerece tampoco en este aspecto. Voy a contarte cuáles son esas virtudes que le hacen tan especial, elegiremos los mejores motores y equipamientos y también habrá hueco para alguna sugerencia de mejora.

Prueba Seat Ibiza FR: diseño leonino

Si por algo se caracteriza el último Seat Ibiza es por su acercamiento en clave de diseño al Seat León. Tanto que en su frontal pueden llegar a confundirse. Otra cosa es ya la trasera, mucho más personal y con una gran evolución respecto a la generación anterior, ya que ahora la luneta es más grande así como la boca de carga.

Prueba Seat Ibiza

Sus cambios de cotas han provocado mejoras en habitabilidad y en comportamiento, del que te hablaré más adelante. Sobre lo primero, y pese a que es más corto y bajo, su espacio interior ha crecido muy notablemente gracias a la mayor anchura, aunque todavía se ve superado por rivales como el Volkswagen Polo (más caro) o el Citroën C3.

Lo que siguen sin mejorar respecto al Seat Ibiza anterior es en la altura del túnel central en las plazas traseras. Su tamaño permite que dos adultos viajen detrás sin ningún problema, pero en cuanto hubiera un tercero tendrían que compartir el espacio de las piernas.

Prueba Seat Ibiza

Y llegamos a la zona estrella del Seat Ibiza, su maletero. Con 355 litros, aquí si es la gran referencia de la categoría junto al Suzuki Baleno, pero superando a todos sus rivales en la profundidad hasta los asientos. Dicho espacio puede contar con una bandeja, con un coste opcional de 200 €, con el que poder jugar con el hueco disponible por si necesitas que parte de la carga vaya escondida.

Prueba Seat Ibiza FR: un chasis de primera

Con el interior analizado en profundidad, toca ponerse en marcha con el Seat Ibiza. De primeras hay que apuntar que el puesto de conducción es muy bueno en aspectos como la visibilidad en todos los ángulos, al contar con una instrumentación bastante clara y fácil de leer y al disponer de un volante de un tamaño adecuado, ahora que hay tanta diferencia entre marcas.

Prueba Seat Ibiza

Pero no quedan ahí los aspectos positivos. Como nuestra unidad de pruebas contaba con el acabado FR, disponía de unos asientos deportivos, con buen agarre y a la vez cómodos. Me gusta la limpieza del túnel central y esa pantalla multimedia con buen tamaño y aspecto bastante moderno. Se potencia todavía más si equipamos los altavoces Beats (cuestan 450 €) que mejoran notablemente el sonido en el habitáculo.

Aunque siempre hay alguna cosilla mejorable. Por ejemplo, por mi forma de conducir, el túnel central me pareció muy ancho y pegaba con mi pierna al acelerar. Otro elemento es la pieza decorativa del salpicadero, que en el FR es si o si de color negro y que es un acumulador de dedos.

Prueba Seat Ibiza

Toca pulsar el botón redondo y arrancar el motor. Tenemos ante nosotros el tricilíndrico TSI de un litro con su potencia más alta de 115 CV. Este bloque mueve más que de sobra al Seat Ibiza y si elegimos el modo ECO en el Seat Drive Profile incluso desconecta un cilindro para gastar todavía menos. Hablando de consumos, durante los días que tuve el coche me moví en los 6,5 litros, siendo fácil subir a 7 litros a poco que te animes, aunque también baje a 6 litros en algún trayecto más favorable. Estas cifras mejorarían si equiparas las llantas de 17 pulgadas que vienen de serie y no las de 18’’ que tenía nuestro coche y que cuestan 350 €.

El cambio de nuestro Seat Ibiza FR era el reputado y fiable DSG de siete velocidad automático. Yo soy más de cajas manuales, pero está es tan buena que te hace pensártelo seriamente. Su configuración está pensada en bajar los consumos, tanto si vas en el modo ECO como en el Normal, como demuestra que muchas veces a 70 km/h ya vas en la séptima relación. Cambiar tan rápido me dio sensación de que el coche tenía menos potencia, pero solo era una falsa apariencia. Sobre todo si activabas el modo Sport.

Prueba Seat Ibiza

Si escoges el equipamiento FR debes saber que el chasis de tu Seat Ibiza es algo más duro que en el resto de la gama. Su comportamiento, como decía al principio de este texto, es de los mejores de su categoría, muy directo y con pocos balanceos. El “pero”, es que quizás sea algo duro, sobre todo en las plazas traseras, si lo que buscas es comodidad.

1.0 TSI de 115 CV ¿el motor ideal?

La gama actual del Seat Ibiza se compone de cuatro motores de gasolina TSI con potencias entre los 75 y los 150 CV, un motor TGI que combina la gasolina con el gas natural comprimido y tres bloques más diésel TDI que van desde los 80 a los 115 CV.

Prueba Seat Ibiza motores gasolina

Prueba Seat Ibiza TGI

Prueba Seat Ibiza motores diésel

En los enlaces anteriores puedes encontrar información sobre cada tipo de motores, pero vamos a intentar hacer un resumen rápido. Teniendo en cuenta los precios y los buenos consumos con los que cuentan los TSI, yo me decantaría primero por los gasolina para el Seat Ibiza. Descartando de primeras el de 75 CV, casi orientado a flotas de alquiler o conductores muy tranquilos, creo que bastaría de sobra con el de 95 CV. Sólo dos posibilidades cambiarían mi elección hacia el de 115 CV: que vayas a hacer muchos kilómetros en carretera o que quieras un cambio automático, ya que es en el único que está disponible.

Prueba Seat Ibiza

Los motores diésel ya sabes que siempre serán más caros a la hora de comprar y en el caso del Seat Ibiza aunque se han trabajado muy bien el apartado de las vibraciones, su sonido no llega a ser tan cautivador para el oído como los TSI. Si aún así prefieres TDI, de nuevo estaría bien con el de 95 CV, que además en este caso es el que cuenta con el cambio automático.

He dejado para el final el TGI de gas natural comprimido porque me parece un coche muy particular y no lo digo porque lleve la pegatina ECO. Es verdad que el ahorro que puedes conseguir si utilizas mayoritariamente el GNC es bastante notable, pero debes primero mirar si cerca de tu casa o trabajo cuentas con una gasolinera con este tipo de surtidor, ya que todavía no son muy comunes. También señalar que es alrededor de 2.000 euros más caro que el TSI equivalente.

Prueba Seat Ibiza

Prueba Seat Ibiza: el equipamiento idóneo

Si entras ahora mismo en el configurador del Seat Ibiza puedes ver que cuenta con cuatro equipamientos disponibles: Reference Plus, Style, Xcellence y FR. Los dos únicos motores que puede contar con todos ellos son el TGI de gas natural y el TDI de 95 CV.

De primeras descartaría el Reference Plus ya que por 1.340 euros más tienes en el Style elementos como el control de crucero, el ordenador de a bordo o los faros antiniebla. Si además le equipas el “Pack Plus” por 650 euros contarás con luces diurnas LED, el sensor de parking trasero, las llantas de 16 pulgadas, los elevalunas eléctricos y el Full Link para conectividad de Android Auto y Apple Car Play.

Prueba Seat Ibiza

Creo que ese Style Plus sería un Seat Ibiza muy recomendable, pero si tienes los 1.480 euros que vale dar el salto a los FR o Xcellence tampoco me lo pensaría mucho. Ahí ya te tocaría decidir si quieres una estética y preparación más deportiva o si por el contrario quieres un coche en el premie la comodidad y los detalles más elegantes.

Los rivales del Seat Ibiza

Para mí el gran rival del Seat Ibiza ahora mismo es el Ford Fiesta. Son utilitarios con un nivel de materiales muy parecidos, con los mejores chasis de su segmento y con motores de potencias similares, aunque el modelo americano no cuente con versión de gas natural. Además ambos disponen de equipamientos deportivos (FR y ST Line) y más elegantes (Xcellence y Vignale).

Primera prueba del Ford Fiesta: novedades, gama y precios

Prueba Seat Ibiza

En esta misma línea otro modelo a considerar podría ser el Renault Clio. Quizás en mi opinión el modelo francés tenga una calidad de materiales un punto inferior y sus motores tricilíndricos son algo más “gastones” que los TSI. Pero las alternativas no quedan en estos dos modelos. Aquí te dejo otras seis pruebas de modelos que podrían hacer dudar a algún comprador del Seat Ibiza:

Nuevo Peugeot 208: Presentación y toma de contacto

Prueba Opel Corsa 1.0T, ¿el mejor tres cilindros de gasolina de su categoría?

Prueba Mazda 2 1.5 90 CV: un gasolina que interesa

Prueba Toyota Yaris ¿híbrido o mejor gasolina?

Prueba Nissan Micra, ¿cuál es la mejor opción de su gama?

Prueba nuevo Kia Rio, el utilitario maduro

Fotos Prueba Seat Ibiza: guía para elegir el mejor motor y equipamiento

Comentarios Prueba Seat Ibiza: guía para elegir el mejor motor y equipamiento

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"