Cómo hacer el mantenimiento del coche en invierno

Además de las revisiones periódicas, con los cambios de estación tu coche necesita revisiones y mantenimiento. ¿Lo estás haciendo bien?

mantenimiento del coche en invierno

El invierno es especialmente duro con ciertos componentes, por lo que debes poner el coche a punto y llevarlo siempre en perfecto estado para evitar riesgos y conducir con la máxima seguridad posible. Estos meses además, la estación azota con fuerza diversos puntos de nuestro país. 

Presta especial atención a los neumáticos, los faros, las baterías y los líquidos como el aceite del motor o el refrigerante. A continuación, te explicamos paso a paso cómo mantener todos estos elementos en perfecto estado y por qué son tan importantes para tu seguridad.  

Mantenimiento de los neumáticos en invierno

Al ser la única parte del coche que nos mantiene en contacto con la carretera, debes prestar mucha atención a su mantenimiento durante todo el año, pero en invierno especialmente, ya que las condiciones de adherencia pueden verse afectadas por las bajas temperaturas, o por el asfalto mojado como en el caso de la lluvia, la nieve y el hielo.

- Profundidad del dibujo: nunca debe ser inferior a los 1,6 mm. Para comprobar la medida, puedes ayudarte de los testigos de desgaste que encontrarás en los canales de la banda de rodadura del neumático.

- Presión adecuada de los neumáticos: tanto si llevas más presión de la indicada por tu fabricante, como si llevas menos, estás poniéndote en peligro. La presión debe ser exactamente la recomendada para las condiciones de carga que lleves en casa caso. Así te aseguras que la mayor parte de la superficie del neumático siga en contacto con la carretera y por tanto, de no perder adherencia. Si no sabes qué presión tienen que tener tus ruedas, puedes consultarla en el manual de tu coche, o en el lateral de la puerta del conductor (por norma general). Ten en cuenta que cuando las temperaturas disminuyen mucho, la presión se modifica. 

Nuestra recomendación es que si vives en una muy fría con nieve frecuente, cambies tus neumáticos normales por unos de neumáticos de invierno, porque están diseñados y fabricados específicamente para temperaturas por debajo de los 7ºC, y asegurarán las mejores condiciones de seguridad. La alternativa es que siempre lleves en el coche unas cadenas.

mantenimiento del coche en invierno

Los faros, siempre a punto

Recuerda que es tan importante ver, como que te vean correctamente. Por eso y porque en invierno las horas de luz son menos, siempre debes llevar los faros en perfecto estado.

- Comprueba que todas las luces de tu coche funcionan, incluidas las luces de matrícula y las luces antiniebla.

- Asegúrate de que llevas los faros bien reglados. Si no lo están, se reduce la zona iluminada de la calzada, además de que provocarán deslumbramientos al resto del tráfico.

mantenimiento del coche en invierno

Los limpiaparabrisas: más importantes de lo que crees

En invierno puede llover repentinamente en cualquier momento. Si llevas las escobillas en mal estado, dejarán un halo borroso que te impedirá ver con claridad, por eso comprueba que funcionan bien y fíjate además en que no tengan la goma desprendida o rota, porque te arañarán el cristal. Ante la mínima duda, sustitúyelas.

- Líquido limpiaparabrisas: comprueba que está siempre a nivel y cuando lo rellenes no mezcles. Si tu coche lleva faros de xenón, está obligado a montar lavafaros para garantizar no sólo su limpieza, sino también para evitar que se acumulen el hielo y la nieve sobre ellos. También tendrás que revisar que funcionan correctamente.

Además de estos consejos, debes tener limpios los cristales por dentro y por fuera para garantizarte una visión perfecta.

mantenimiento del coche en invierno

Pon especial atención a la batería en invierno

La batería del coche es un elemento especialmente sensible al frío (sobre todo, si tienes que aparcar al aire libre). Si usas poco el coche en invierno, plantéate la posibilidad de desconectarle un borne y volverlo a conectar cuando vayas a usarlo. Consulta en el manual de tu coche si realizar esta operación puede conllevar que tengas que reprogramar el mando remoto de la llave, o introducir un código de seguridad para la radio.

Si usas el coche a menudo, pero últimamente notas que le cuesta arrancar, que los elevalunas funcionan con dificultad, o que los limpiaparabrisas se mueven más despacio de lo normal, son señales inequívocas de que debes cambiar la batería.

Aceite del motor: siempre a nivel

En invierno y sobre todo por las mañanas, cuando vayas a arrancar el coche ten en cuenta que el aceite estará más viscoso de lo normal por el frío, así que lo mejor es arrancar el coche unos minutos antes de ponerte en marcha y dejar que vaya cogiendo temperatura.

Por último, comprueba periódicamente que el aceite esté a nivel. Para ello lo mejor es que el coche no esté en cuesta y que el motor no esté ni muy frío ni muy caliente, puesto que podría darte un nivel erróneo.  

Fotos Cómo hacer el mantenimiento del coche en invierno

Comentarios Cómo hacer el mantenimiento del coche en invierno

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Cerrar Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"