Ford entrevista a Chris Amon ganador de Le Mans hace 50 años

Para crear expectación ante su nueva participación en las 24 Horas de Le Mans, Ford nos proporciona una entrevista a Chris Amon, piloto que dio la primera victoria a Ford hace 50 años.

le mans 1966 chris amon bruce mclaren

Una semana antes de las 24 Horas de Le Mans, Ford nos proporciona una fantástica entrevista a Chris Amon, ganador de la carrera en 1966, hace 50 años, con Bruce McLaren conduciendo el Ford GT40 Mark II. Ford participa como constructor este año y lucha por ganar la categoría de coches deportivos con un nuevo Ford GT LM GTPro.

(A continuación texto traducido y proporcionado por Ford Motor Co.)

Chris, hablando de 1966, ¿cuáles fueron sus mayores rivales, Ferrari o los otros Ford GT?

Conduje con Bruce McLaren el GT40 nº 2 y los dos sabíamos que nuestros principales competidores serían los otros Ford. Aunque en coches distintos, los dos estuvimos en Le Mans del 65 con sendos GT40 y pudimos demostrar que éramos mucho más rápidos que los Ferrari 275 y 330, pero tuvimos problemas de fiabilidad. Sabíamos que Ferrari había mejorado, pero también lo habíamos hecho nosotros, aunque tanta potencia disponible (motor V8 de 7 litros) nos hizo tener problemas de estabilidad a alta velocidad. En 1965, todos los GT40 acabamos por retirarnos.

Cuéntenos cosas sobre el inicio de la carrera de 1966…

Bruce condujo los primeros relevos. Recuerdo que estaba húmedo, corríamos con neumáticos Firestone intermedios y se llegaba a los 210-220 millas por hora (336-352 km/h) en la recta de Mulsanne. En estas condiciones, los neumáticos estaban literalmente deshaciendo la banda de rodadura. Alarmados por la situación, Bruce habló con Firestone, que generosamente nos dijo que podíamos cambiar a los Goodyear que llevaban los otros GT40. Bruce me dijo que corriera al máximo.

le mans 1966 chris amon bruce mclaren

¿Fue el momento en que él le gritó: ¡Corre como el demonio!?

Sí, y hay un poco de historia alrededor de esa frase. Llevábamos, como un año antes, los dos GT40 con motores de 7 litros. Aquel año Bruce corrió con Ken Miles y yo con Phil Hill. Nos advirtieron que tuviéramos cuidado con la caja de cambios, ya que era nueva y no estaba probada… y ambos coches se retiraron con fallos en la caja. El equipo de McLaren recibió el encargo de Ford de construir una versión ligera del GT40 para su posible uso en 1966. El resultado final lo pude probar en algunas carreras de la Can Am en los EE.UU. a finales del 65. En esas fechas también estaba haciendo pruebas en Sebring y Daytona con el coche estándar, en las que experimenté algunos problemas mecánicos.
 
Como resultado de todos estos ensayos, fui a Daytona para las 24 horas emparejado con Bruce. No estaba completamente seguro de la fiabilidad en una carrera tan larga, así que sugerí a Bruce que estableciéramos un ritmo bastante conservador para la carrera, ya que si bien eso nos descartaba para el podio, podríamos terminar y aprender bastante del coche. Terminamos quintos.
 

le mans 1966 chris amon bruce mclaren

Nuestra actitud de cara a Le Mans, dado el resultado de Daytona, era obviamente distinto. Decidimos establecer un ritmo por nuestra propia cuenta, que nos mantuviera en contacto con la cabeza y luego ir a por la victoria. Esta estrategia se vino abajo cuando los neumáticos empezaron a perder parte de la goma al principio de la carrera y perdimos un tiempo considerable. Bruce y yo fuimos contratados por Firestone, así que era difícil para Bruce negociar un cambio a Goodyear en plena carrera. Cuando me llamaron para cambiar los neumáticos creo que la frustración de Bruce había alcanzado el punto de máxima ebullición, y a través de la puerta del coche me dijo: "¡Corre como el demonio!”.

¿Qué sucedió en la meta?

La idea era que los tres GT40 líderes cruzaran la línea de meta juntos, pero en la práctica no era posible tener un empate. Inicialmente, en realidad ninguno de nosotros estábamos seguros de quien había ganado.

le mans 1966 chris amon bruce mclaren

¿Cuál fue la parte más dura de la carrera para usted?

En aquellos días, la velocidad máxima del GT40 era de 100 mph más que algunos de los otros coches en la pista, por lo que esta situación podría ser bastante horripilante, especialmente de noche, bajo la lluvia o con la niebla en suspensión. El GT40 era muy bajo y costaba ver en condiciones de poca visibilidad. Yo conduje al amanecer y al atardecer y fue especialmente difícil debido a que la luz era muy pobre. Otra cosa que nos complicó la vida es que los coches en aquel entonces tiraban un montón de aceite a medida que avanzaba la carrera, y con la lluvia todo estaba muy resbaladizo. Nuestro pedal del acelerador también se enganchaba un poco.

¿Tuvo problemas de sueño?

No, ninguno. Parábamos cada hora y media para repostar combustible y no se nos permitió conducir durante más de cuatro horas seguidas. Bruce podía dormir en cualquier parte, en cualquier momento, pero yo no podía. Yo lo que necesitaba era tomar una ducha cuando bajaba del coche y cambiar el mono por otro de seco, ya que bajabas del GT40 completamente empapado en sudor. También tuve durante la noche algunas conversaciones interesantes con Henry Ford II y con su esposa Cristina.

Háblenos de la celebración del podio.

Tengo que admitir que con mis 22 años de la época yo estaba algo intimidado por la situación. Henry estaba en el podio y creo que su esposa también estaba allí. No puedo recordar exactamente lo que se dijo, pero fue una ocasión muy feliz.

le mans 1966 chris amon bruce mclaren

Así pues, ¿qué es más difícil? ¿Le Mans 1966 o Le Mans 2016?

Es difícil de decir porque el diferencial de velocidad entre los coches era mayor en mi día y los coches no proporcionaban tanta protección. El circuito también era más peligroso. Nuestros coches no tenían dirección asistida ni las suaves cajas de cambio que hay ahora, así que físicamente era mucho más exigente para conducir. Te podían salir enormes ampollas en la mano a causa de accionar la dura palanca del cambio. Otra cosa realmente difícil era el manejo de los frenos, porque al final de la recta de Mulsanne estaban fríos y después se sometían a un calor tremendo al ralentizar la velocidad desde las 220 mph. Existía un riesgo real de que los discos pudieran agrietarse. Sin duda era más peligroso correr en mi épocas que ahora, pero si querías correr, ese era el trato. Creo que los conductores de hoy están sometidos a una mayor fuerza G y también tienen que manejar diferentes configuraciones en el coche, por lo que tienen más cosas en las que pensar durante la carrera. Al final, en todo caso, las carreras de resistencia son la prueba definitiva para el hombre y la máquina, y eso no ha cambiado mucho en todos estos 50 años.

le mans 1966 chris amon bruce mclaren

¿Ganar era el punto culminante de su carrera deportiva?

En esos momentos yo estaba probablemente más interesado en la Fórmula 1 que en las carreras de coches deportivos. Se ha dicho que yo era un piloto de F-1 con muy mala suerte, ya que debería haber ganado muchas carreras, pero el hecho es que muchos de mis contemporáneos fallecieron en la Fórmula 1 me hace sentir muy afortunado de poder seguir vivo. No hay duda de que ganar Le Mans con Ford fue un momento muy especial en mi carrera.

¿Qué significaría una victoria de Ford en 2016 para usted?

Yo estaría encantado por Ford. Gané con Bruce y él no pudo estar con nosotros durante mucho tiempo más, por lo que para mi sería especialmente conmovedor ver la historia recreada otra vez. Deseo lo mejor para todo el equipo.
 
El neozelandés Chris Amon nació el 20 de julio de 1943 y era uno de los grandes pilotos en las carreras de Fórmula 1 de los años 60 y 70. Ampliamente considerado como uno de los mejores pilotos de F-1 a pesar de que nunca ganó un Gran Premio (aunque sí consiguió varios podios), actualmente vive junto a un lago en la ciudad de Taupo, en la Isla Norte de Nueva Zelanda.

Clasificación 24 Horas de Le Mans de 1966

  1. Bruce McLaren-Chris Amon (Ford GT40 Mk II/Shelby American Inc), 4.843,090 km
  2. Ken Miles-Dennis Hulme (Ford GT40 Mk II/Shelby American Inc), 4.843,070 km
  3. Ronnie Bucknum-Dick Hutcherson (Ford GT40 Mk II/Holman&Moody), 4.681,570 km
  4. Jo Siffert-Colin Davis (Porsche 906/6 LH/Porsche System Engineering), 4.562,130 km
  5. Hans Herrmann-Herbert Linge (Porsche 906/6 LH/Porsche System E.), 4.548,370 km

Fotos Ford entrevista a Chris Amon ganador de Le Mans hace 50 años

Comentarios Ford entrevista a Chris Amon ganador de Le Mans hace 50 años

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Cerrar Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"