Jaguar E-Type Lightweight: la resurrección de un mito

El Jaguar E-Type siempre ha sido uno de mis coches favoritos, por lo que me alegra especialmente la noticia de la presentación del nuevo E-Type Lightweight. Pero no, no te hagas líos, que Jaguar no va a volver a fabricar el E-Type... Al fin y al cabo, su heredero natural es el Jaguar F-Type.

¿De qué estamos hablando entonces? Pues de las seis réplicas fabricadas de forma artesanal por Jaguar Heritage, el departamento responsable de vehículos clásicos dentro de la división de Operaciones Especiales de Jaguar, para cerrar así la serie especial inacabada de 18 unidades del E-Type Lightweight que originalmente iban a producirse entre 1963 y 1964. Y no sólo su fabricación: los seis clientes afortunados que puedan hacerse con alguna de estas unidades contarán con un lugar de excepción para el mantenimiento de su coche: el taller de Jaguar Heritage en Browns Lane.

 

Volviendo al E-Type Lightweight, o mejor dicho, a este primer prototipo, que no se corresponderá con ninguno de los seis números de serie de aquella edición original que sí se recupera para esta nueva reedición, lo mejor es que no te pierdas la galería de imágenes. Todos se venderán como vehículos clásicos de competición, por lo que están preparados para ser homologados por la FIA de cara a su utilización en competición.

La utilización de aluminio en vez de acero permitió reducir más de 100 kg el peso final, aunque a pesar de su experiencia con este material en modelos como el F-TYPE y el XJ, en esta nueva edición del E-Type Lightweight, Jaguar ha decidido utilizar los mismos métodos de fijación que en el modelo original, así como calidades de aluminio con propiedades mecánicas prácticamente idénticas a las de los paneles utilizados a mediados de los años 60, si bien ahora entran en juego tratamientos digitalizados de los procesos de mecanizado, para asegurar la máxima calidad.

 

El motor es un seis cilindros en línea con 3.868 cm3 realizado en aluminio, también fiel al del modelo original, con tres carburadores Weber, dos válvulas por cilindro y 340 CV de potencia a 6.500 rpm, con un par máximo de 380 Nm. Está basado en el motor que dio la victoria al Jaguar D-Type en Le Mans en 1957, y transmite su potencia a las ruedas posteriores a través de una caja de cambios manual de cuatro marchas sincronizadas. Los clientes podrán elegir entre distintas relaciones de transmisión final, así como por un sistema de inyección mecánico Lucas en vez de la alimentación por carburadores.

 

Las suspensiones incluyen amortiguadores especiales, mientras que los discos de freno delanteros son algo más grandes que en el modelo original, del que se recupera el diseño de las llantas de 15 pulgadas, realizadas en una aleación especial de magnesio.

En el interior, cuero Conolly en siete colores diferentes a elegir, y con pieles que se producen con las mismas especificaciones que hace las que utilizaba Jaguar en la década de los 60, aunque los revestimientos son mínimos, salvo que el cliente solicite un guarnecido completo y personalizado. 

Fotos Jaguar E-Type Lightweight: la resurrección de un mito

Comentarios Jaguar E-Type Lightweight: la resurrección de un mito

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"