El Audi R8 de propulsión trasera deja de ser una serie limitada

A partir de ahora la variante RWD pasa a ser una más de la gama del deportivo alemán. Las primeras unidades llegarán a principios del 2020.

Audi R8 RWD

A lo largo de los años Audi se ha especializado en lanzar modelos de altas prestaciones con su característica tracción total quattro. Entre ellos siempre ha estado el Audi R8, el sumun en este aspecto en la marca de los cuatro aros. Pero los diseñadores quisieron ir un poco más allá y en 2018 sacaron una serie limitada con propulsión trasera para el deportivo, la cual ahora pasara a formar parte de la gama por lo que refrenda que el producto ha tenido éxito.

Como no podía ser de otra manera, este Audi R8 V10 RWD ha acogido todos los elementos de diseño nuevos que estrenó el deportivo alemán en su última actualización. Citamos rápidamente la parrilla más ancha y plana, nuevas ranuras debajo del capó, una rejilla de salida de aire posterior más grande o el nuevo difusor.

Audi R8 RWD

Aunque en Audi si han querido dotar de pequeños detalles al R8 de propulsión trasera para que se diferencie del resto de la gama. Sus “sideblades” (piezas que se sitúan justo detrás de la puerta y tienen una función aerodinámica) han sido pintados en “negro mythos” en la zona de las ventanas y en el color de la carrocería en el que está colocado justo delante del paso de rueda trasero. También se ha coloreado en negro brillante piezas como el “lip” frontal (la parte más baja del parachoques), los faldones laterales o el difusor trasero.

El motor elegido para mover a este Audi R8 RWD es el 5.2 FSI de tipo atmosférico y con diez cilindros colocados en V. Es capaz de desarrollar 540 CV a 6.500 rpm con un par máximo de 540 Nm. Como hemos venido explicando toda esta potencia se manda al eje trasero mediante el cambio automático S tronic y un diferencial autoblocante mecánico. Gracias a todo esto sus prestaciones quedan en un 0-100 km/h en 3,7 segundos (una décima más si es la carrocería Spyder) y una velocidad máxima de 320 km/h (dos km/h menos en el cabrio).

Audi R8 RWD

Nos avanzan desde Audi que si activamos el modo deportivo, la configuración de la suspensión y el control electrónico de estabilidad permitirán ciertos derrapajes, aunque controlados. También hay que tener en cuenta que al no contar con eje de transmisión, embrague multidisco o diferencial delantero se han bajado 65 kg respecto a las versiones de tracción total quattro.

Esta variante de propulsión trasera del Audi R8 se fabrica en la planta de Neckarsulm (Alemania) y se tiene previsto entregar las primeras unidades a comienzos del 2020. Su precio en nuestro país será de 167.790 euros, mientras que el Spyder tiene un coste de 178.590 euros.

Fotos El Audi R8 de propulsión trasera deja de ser una serie limitada

Comentarios El Audi R8 de propulsión trasera deja de ser una serie limitada

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"