Porsche Mission E: los eléctricos al poder

Porsche presenta en Frankfurt el Mission E, un prototipo de coche eléctrico deportivo con más de 600 CV de potencia y 500 km de autonomía.

Porsche Mission E

Porsche ha sorprendido a todos en el Salón de Frankfurt con el Mission E, que no deja de ser un prototipo experimental, pero que junto al Audi e-tron quattro concept, rompe los esquemas a todos los que no creemos –y me incluyo el primero– a corto plazo en los coches de propulsión puramente eléctrica.

 

Porsche Mission E

Pero resulta que si echas un vistazo a la configuración tanto del Audi como del Porsche, una de dos, o nos tenían engañados… o en los últimos tiempos han descubierto la piedra filosofal. Si en Audi presumen de 500 km de autonomía nada menos que en un SUV deportivo con 500 CV, el Mission E es todo un deportivo que puede lucir con orgullo el emblema de Porsche, al menos por prestaciones. Porque eso de que un Porsche no suene… habrá que verlo.

Tecnologías de Le Mans aplicadas a la calle

Lo de menos aquí es su estética, o su configuración de carrocería, con cuatro puertas y cuatro plazas. En este sentido, e l Porsche Mission E bien podría ser una futura generación del Panamera. Lo importante va por dentro: dos motores eléctricos derivados de los que utiliza el Porsche 919 Hybrid que ha llevado de nuevo a la marca a lo más alto en Le Mans ofrecen una potencia total superior a los 600 CV, lo que permite una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 3,5 segundos, a la altura de un 911 Turbo.

 

Porsche Mission E

Y ahora viene lo bueno: Porsche anuncia la friolera de más de 500 km de autonomía, y posibilidad de carga rápida en 15 minutos para llegar al 80 por ciento de capacidad de las baterías –lo que daría para unos 400 km de autonomía– en una toma de 800 voltios, el doble que los sistemas utilizados actualmente. Además, el Porsche Mission E podría recargarse en una toma rápida convencional –en este caso no se dice el tiempo de recarga– y estaría preparado también para la carga por inducción.

 

Porsche Mission E

Tracción total con distribución variable de par (un motor para las ruedas de cada eje), dirección activa en la cuatro ruedas, recuperación de energía en la frenadas –las llantas, de 21 pulgadas delante y 22 pulgadas detrás son de carbono– y una construcción ligera que asegura un peso muy reducido son algunas de las claves sobre las que se basa el Porsche Mission E para marcarse el objetivo de bajar de los 8 minutos en el trazado de Nürburgring.

Nuevo concepto de control por gestos

Además, Porsche aprovecha en este prototipo tecnológico para mostrar algunos de los sistemas que podríamos ver en los Porsche del futuro, entre los cuales nos quedamos con la aerodinámica activa, los faros Matrix LED y, sobre todo, con el nuevo sistema de control por gestos que permite al conductor o al acompañante controlar las funciones del navegador, el sistema multimedia o el climatizador sin tocar ningún botón, simplemente reconociendo movimientos de las manos.

 

Porsche Mission E

La instrumentación es una especie de “Virtual Cockpit” parecido al que utiliza Audi, pero con un sistema de seguimiento de la vista del conductor que permite reconocer a cuál de los cinco relojes está mirando. Además, una cámara situada en el retrovisor interior del Mission E es capaz de reconocer el estado de ánimo del conductor, y presentar emoticonos en la instrumentación, y la información de los recorridos puede hasta compartirse con los amigos en una plataforma especial en las redes sociales.

Fotos Porsche Mission E: los eléctricos al poder

Comentarios Porsche Mission E: los eléctricos al poder

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"