Smart vision EQ fortwo: coche autónomo, eléctrico… y compartido

El vision EQ fortwo es un prototipo con el que Smart propone un servicio de carsharing que aprovecha las ventajas de la electromovilidad y de la conducción autónoma

Con la materialización de proyectos como el Smart vision EQ fortwo, la movilidad en las grandes ciudades se va a transformar de forma radical en los próximos años. Y la llegada de la conducción autónoma, además de la consolidación de los sistemas de propulsión eléctricos, pueden ser la clave para el pistoletazo de salida.

Lo que propone Smart con el visión EQ fortwo que se presenta en el Salón de Frankurt 2017 es un sistema de movilidad compartida o carsharing totalmente personalizado, flexible y, además, eficiente. El vehículo en sí es un pequeño biplaza de propulsión eléctrica con dimensiones similares a las de un smart fortwo: 2,70 metros de largo, 1,72 de ancho y 1,53 de altura, dotado de un motor eléctrico que se alimenta de unas baterías de iones de litio con 30 kWh de capacidad.

 

Smart vision EQ fortwo

La idea es sencilla: el sistema funcionaría como cualquier otro servicio de coche compartido, pero en este caso el vehículo no tiene conductor, y los usuarios del servicio tampoco tienen que ponerse al volante. Los coches se encargan de dirigirse de forma autónoma a la estación de recarga para cargar sus baterías, algo que también puede hacerse mediante inducción. Y cuando están operativos se encargan de recoger a los usuarios que solicitan el servicio, transportándolos a sus lugares respectivos de destino.

Coche compartido a la carta

Smart ya tiene experiencia en servicios de coche compartido. Sin ir más lejos, con car2go ya cuentan con una flota de vehículos que utilizan más de 2,6 millones de clientes en todo el mundo. Y las previsiones es que los usuarios que utilizan este tipo de servicios se multipliquen por cinco de aquí a 2025, lo que da una cifra de potenciales usuarios de servicios de coches compartidos de casi 40 millones.

 

Smart vision EQ fortwo

La ventaja del Smart vision EQ fortwo es que, utilizando inteligencia colectiva y conducción autónoma, los usuarios no tendrán que buscar coche, será el coche el que les encuentre a ellos. El usuario realiza la petición del servicio en su móvil y el coche se le acercará, llamando la atención del solicitante del servicio con un panel frontal luminoso de 44 pulgadas y con proyecciones laterales de gran tamaño, que pueden emitir informaciones detalladas y comunicarse con el entorno. Los usuarios que lo deseen podrían compartir viaje, aceptando los que una aplicación previamente les presenta en sus dispositivos móviles.

 

Smart vision EQ fortwo

El prototipo Smart vision EQ fortwo no tiene por tanto volante ni pedales, todas las funciones se realizan utilizando un dispositivo móvil, o con comandos de voz. El habitáculo resulta así muy espacioso para los dos ocupantes que puede acoger en su interior, que cuentan con una enorme pantalla de 24 pulgadas frontal y pantallas laterales en las que recibir mensajes, además de ofrecer la posibilidad incluso de personalizar previamente el vehículo con elementos como el color de la iluminación ambiente.

Smart vision EQ fortwo

 

¿Cuánto tardaremos en ver coches autónomos como el Smart vision EQ fortwo circulando por las ciudades? Pues que la tecnología existe ya está demostrado, ahora falta que se desarrolle el marco legal para la conducción autónoma. No parece fácil.

 

 

 

 

 

Fotos Smart vision EQ fortwo: coche autónomo, eléctrico… y compartido

Comentarios Smart vision EQ fortwo: coche autónomo, eléctrico… y compartido

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"