Prueba Infiniti Q50: Un lujo asequible

InfinitiQ50

Provocador y revolucionario, el nuevo Infiniti Q50 llega al segmento Premium con un diseño seductor, tecnología intuitiva, alto rendimiento y un consumo contenido –hay versiones híbridas y diésel– a un precio competitivo, además de ofrecer valores añadidos como garantía y mantenimiento gratis durante tres años.  

El Infiniti Q50 es el primer modelo con denominación Q para Europa. Esta letra ya ha acompañado a la marca japonesa desde que lanzara su primer modelo, el icónico Q45, hace ya casi 25 años. Ahora, el nuevo Q50 es el primer Infiniti que estrena una nueva nomenclatura para la futura gama de vehículos de la compañía con el prefijo Q para berlinas, coupés y cabrios, y QX –nomenclatura que se empleó por primera vez en el QX4 de 1997- para los crossovers y SUV. Todos los modelos contarán con este prefijo, incluso el monoplaza del equipo Infiniti Red Bull Racing de F1 que conduce Sebastian Vettel, se ha denominado Q100.

InfinitiQ50

EL Q50 es el primer Infiniti en estrenar la nueva nomenclatura que utilizará la marca japonesa a partir de ahora, con una Q para indicar que se trata de una berlina, y el número para la serie.

El Q50 Llama la atención a primera vista. Embaucador, hasta transgresor, con una estructura discretamente musculosa. En su diseño lo primero que llama la atención es la parrilla de gran tamaño y carácter que preside el frontal, y le da una identidad propia al coche.  En líneas generales, pueden apreciarse referencias de los concept cars Infiniti : Essence, Etherea y Emerg-e. Tres modelos que en los últimos cuatro años han ayudado a definir la esencia de la marca. Sin duda, un coche que se sale de lo corriente, en una categoría en la que estamos acostumbrados a los diseños de Audi, BMW y Mercedes.

 

Vídeo

 

 

La rejilla de malla tridimensional de 'doble arco' y los grupos ópticos son muy parecidos al Etherea de 2011 (e incorporan luces diurnas con forma de media luna y tecnología LED), el pilar C es el mismo del Essence de 2009, en forma de media luna para aportar dinamismo al coche, y la configuración de la cabina asimétrica es la misma del Essence del 2009 y Emerg-e de 2012. Es un enfoque denominado «Yin-Yang», o de doble cabina.

En la primera toma de contacto con las dos versiones disponibles del Q50 tanto en el Circuito de Castellolí, como ya en ruta por Barcelona, todo han sido buenas impresiones. Es un coche que inyecta una bocanada de diseño, lujo y tecnología al segmento de las berlinas medias Premium. Además, estrena tecnología propia de los aviones como el sistema Direct Adaptive Steering para el control electrónico de la dirección, por no hablar de unas prestaciones por encima de la media.

Pudimos probar las dos versiones disponibles, tanto el diésel como el Q50  híbrido de 364 CV que combina un motor V6 de gasolina y un motor eléctrico con baterías de iones de litio. Esta versión es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos, emitiendo 144 g/km de CO2. Así, el Q50h supera a su hermano, el M35h, actual poseedor del récord Guinness como la berlina híbrida con mayor aceleración del mundo.

El Infiniti Q50 es más grande que un BMW Serie 3 o un Mercedes Clase C, pero por precio y planteamiento, estos, junto al Audi A4, son sus principales rivales.

Por primera vez en Infiniti, la segunda versión disponible (por el momento y a espera del gasolina que llegará el año que viene), equipa un motor diésel de cuatro cilindros y 2.2 litros de inyección directa, con una potencia de 170 CV y que entrega un par máximo de 400 Nm y unas emisiones también de 114 g/km de CO2. No es un motor propio desarrollado por Infiniti, es fruto de un acuerdo de la marca japonesa con Daimler.

El Q50 2.2d puede incorporar una transmisión manual de seis velocidades o automática de siete y únicamente cuenta con tracción trasera. El Q50 3.5h se comercializa con una transmisión automática de siete velocidades y la opción de tracción trasera o tracción total. Existen cuatro niveles de acabado para el motor diésel (Q50, Q50 GT, Q50 GT PREMIUM y Q50 GT SPORT), y dos para la versión híbrida (Q50 y Q50 GT SPORT). Por último, cabe destacar que la apariencia aerodinámica del Infiniti Q50 se traduce en un excelente coeficiente (Cx) de 0,26.

Entre las posibilidades de personalización, existen ocho colores exteriores a elegir, todos ellos con la interesante tecnología pintura autorreparable Scratch Shield, con una cierta capacidad para regenerarse en caso de arañazos.

InfinitiQ50

No faltan los sistemas de seguridad y ayuda a la conducción más avanzados, desde la alerta por cambio involuntario de carril a un sistema anticolisión para baja velocidad capaz de actuar sobre los frenos.

Gama y precios 

Infiniti Q50

PRECIO 

Q50 2.2d

34.900 €

Q50 2.2d Aut. 7V

37.675 €

Q50 2.2d GT

38.850 €

Q50 2.2d GT Aut. 7V

41.475 €

Q50 2.2d GT PREMIUM

42.250 €

Q50 2.2d GT PREMIUM Aut. 7V

44.875 €

Q50 2.2d GT SPORT

46.150 €

Q50 2.2d GT SPORT Aut. 7V

48.775 €

Q50 3.5 Hybrid Aut. 7V

53.900 €

Q50 3.5 Hybrid GT SPORT Aut. 7V

58.075 €

Q50 3.5 Hybrid GT SPORT AWD Aut. 7V

61.120 €

 

El Q50 es el primer Infiniti con motor diésel de cuatro cilindros, el primer modelo con control electrónico de la dirección, sistema de mantenimiento de carril y doble pantalla táctil totalmente configurable.

Nada más entrar en el Infiniti Q50, reina la comodidad y los acabados de primer nivel. Los asientos están diseñados con soporte para la columna vertebral inspirado en las investigaciones de la NASA en el campo de gravedad cero; o al menos eso dice la marca. Lo cierto es que son cómodos, y sujetan bien el cuerpo. El volante, manejable por su tamaño, lleva las mismas levas que el Infiniti Q100 de Vettel: es agradable al tacto, y aglutina las principales funciones para el conductor de forma muy intuitiva. Todo está pensado para disminuir el estrés al volante, como el sistema de mantenimiento de carril o Active Lane Control. La habitabilidad en las plazas traseras en muy buena, gracias a que tiene la mayor distancia entre ejes de su clase con 2.850 mm. Los asientos traseros pueden plegarse 60/40 (excepto en el modelo híbrido) para aumentar la capacidad del equipaje, y mejorar el acceso al maletero, con capacidad de unos generosos 500 litros en la versión diésel y 400 litros en la versión híbrida.

InfinitiQ50

Mientras que el Infiniti Q50 con motor diésel sólo se ofrece con tracción trasera, el Hybrid está disponible con tracción trasera o en la variante tope de gama también con tracción integral.

A destacar, las dos pantallas táctiles a color (una superior, de 8 pulgadas y otra situada debajo, de siete), que aglutinan las funciones más importantes del coche, la información de abordo, y la máxima conectividad gracias a la plataforma Infiniti InTouch. Estas pantallas pueden utilizarse de forma independiente, visualizando y controlando diferentes funciones, o pueden operar de forma conjunta (por ejemplo, si en la pantalla superior se visualiza el navegador, en la inferior aparecen los lugares de interés durante la ruta).

El Infiniti Q50 es un coche conuna gran capacidad de memoria: para los nombres, las posiciones del asiento, temperatura y rutas a casa, por ejemplo. Memoriza incluso si el conductor prefiere un teclado tipo ABC o QWERTY. Dependiendo del acabado, la berlina puede dar la bienvenida al conductor por su nombre, y hasta puede mostrar fotografías de amigos y familiares en las pantallas táctiles. Además, tiene capacidad para memorizar el modo de conducción deseado por cada conductor pudiendo elegir una conducción Estándar, Sport, Eco (excepto en el motor diésel) y para Nieve o superficies deslizantes (sólo con cambio automático). 

El Infiniti Q50 también puede recordar las preferencias de cada conductor para el conjunto de tecnologías que trabajan en mejorar la unidad y mantener el coche con la máxima seguridad. Cuando estos sistemas ofrecen opciones de control, los ajustes se almacenan y se activan automáticamente cada vez que el conductor está al volante. Y es que la tecnología intuitiva del Infiniti Q50 le hace el modelo con más capacidad de personalización en el ámbito digital, con 96 opciones a través de 10 funciones. Muestra de ello es la llave inteligente o i-Key que puede almacenar automáticamente los ajustes personales del vehículo de hasta cuatro conductores diferentes (tres habituales y un invitado).

Infiniti Q50

El Infiniti Q50 es un coche conuna gran capacidad de memoria: para los nombres, las posiciones del asiento, temperatura y rutas a casa, por ejemplo.

La desarrollada a medida incluye suspensión delantera de doble horquilla y la trasera multibrazo,  que garantizan equilibrio y precisión al mismo tiempo que se mejora el confort al volante. El control del vehículo se ve reforzado gracias a su carrocería rígida pero ligera. Veremos en posteriores pruebas definitivas, pero durante el recorrido y en algunos ejercicios en la pista comprobamos que el Infiniti Q50 combina muy bien un poco de la deportividad que caracteriza a algunos BMW con el confort de marcha de Mercedes. Puestos a buscarle parecidos, diríamos que está cerca del resultado que ofrecen al volante los modelos de Audi.

Sebastian Vettel, director de prestaciones de Infiniti, que trabajó durante varias jornadas con el nuevo modelo declaraba tras probarlo: “Estoy impresionado con los resultados del Q50, un vehículo que verdaderamente puede disfrutarse al volante. La suspensión es la de un vehículo deportivo que, combinada con la dirección otorga una muy buena respuesta. También tengo que destacar la potencia del motor híbrido”.

Las versiones deportivas equipan suspensión específica con amortiguadores de doble pistón, y frenos de disco delanteros con pinzas de cuatro pistones y de dos pistones para los traseros. Pensando en la comodidad y la seguridad de los propietarios, los Q50 han sido diseñados para circular con neumáticos runflat de tercera generación.

 

DAS: en la buena “dirección”

DAS

Es la primera vez que se aplica una tecnología como el DAS en un coche

Una primicia muy interesante en el Infiniti Q50 es el sistema de dirección DAS, siglas en inglés de Direct Adaptive Steering. Se trata de un sistema en el que no existe conexión mecánica entre el volante y las ruedas, sino que el control es totalmente electrónico. Como el mando “by-wire” en los aviones, para entendernos, aunque por ley, existe un sistema mecánico “paralelo” que asegura que el coche no se quedaría sin dirección si fallase algo.

Sobre el papel, este sistema presenta claras ventajas: se eliminan elementos mecánicos en movimiento, lo que reduce el riesgo de averías y acaba con las posibles vibraciones en el volante. La respuesta también es más rápida que con un sistema convencional, y es más fácil configurar y programar múltiples ajustes para la asistencia y la desmultiplicación de la dirección. En el Q50, se ofrecen dos modos predeterminados, uno estándar y otro más deportivo en el que aumenta la dureza y la rapidez. Una tercera posibilidad es el modo individual, en el que el conductor puede elegir y personalizar el tacto y la rapidez a su gusto.

En la práctica, lo mejor del sistema de dirección activa es que te acostumbras enseguida, no tiene tacto de dirección eléctrica, y ofrece precisión a la hora de enlazar curvas, y aplomo cuando se circula en autopista a alta velocidad. Sólo llevan esta dirección de serie los Q502.2 diesel GT con acabado Sport, y las dos versiones híbridas.

 

Ficha Técnica del Infiniti Q50

 

 

Q50 2.2d

Q50 Hybrid

Motor

4 cil, 2.143 cm3, inyección indirecta, turbo, gasolina.

V6 de gasolina con 3.498 cm3 y 302 CV + Eléctrico de 67 CV

Potencia máxima

170 CV a 4.000 rpm

364 CV

Par máximo

400 Nm a 1.600 rpm

350 Nm

Transmisión

Tracción trasera, cambio manual de 6 velocidades o autom. de 7v

Trasera o a las cuatro ruedas

Neumáticos

225/55 - 17

245/40 - 18

Dimensiones exteriores

4,79 x 1,82 x 1,44 m

4,79 x 1,82 x 1,44 m

Depósito de combustible

74 l

53 l

Capacidad maletero

500 l

400 l

Velocidad máxima

231 km/h

250 km/h

Acel. 0-100 km/h

8,9 s

5,1 s (5,4 con tracción total)

Consumo urbano/extraurbano/ mixto

5,6 / 3,7 / 4,4  l/100 km

8,2 / 5,1 / 6,2  l/100 km

Emisiones de CO2

114 g/km

144 g/km

 

Equipamiento principal de serie

 

Q50

-Dirección asistida variable (Diésel)

-Dirección adaptativa (Hybrid)

-Control de crucero

-Control de presión de neumáticos

-Seis airbags

-Ayuda al arranque en pendiente

-Llantas de acero de 17"

-Climatizador dual

-Volante multifunción en cuero

 

Q50 GT (añade al Q50)

-Faros delanteros LED

-Navegador

-Llantas de aleación de 17"

 

Q50 GT PREMIUM (añaden al GT)

-Sensores de parking del/tras.

-Llantas de aleación de 17" con runflat

-Sensor de lluvia y luz

-Asientos de cuero y calefactables

-Sistema de purificación de aire

 

Q50 GT SPORT (añade al PREMIUM)

-Volante regulable eléctricamente

-Pedalier de aluminio

-Sistema Audi BOSE con 14 altavoces

-Llave manos libres

-Pack Multimedia

-Llantas de 19" con runflat

-Paragolpes con diseño Sport

 

 Principales Opciones

 

- Pintura metalizada: 925 €

- Comfort Pack: 1.500 €

- Techo solar: 1.650 €

- Safety Shield DSS: 3.900 €

- Pack Visibility: 1.950 €

Fotos Prueba Infiniti Q50: Un lujo asequible

Comentarios Prueba Infiniti Q50: Un lujo asequible

  •  
    Avatar de DeXinla..
    DeXinla. 06/05/2014 12:54:40

    Demasiado superficial la prueba, no se dice nada de su comportamiento en carretera ni nada por el estilo. No hay opiniones concretas de nada. No hay nada "palpable".
    Esto NO es una prueba, son comentarios a cerca de esa marca/modelo.
    Realmente esto no es otra cosa que una presentación del modelo.

    ¿Para cuándo una prueba REAL?.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"