Distracciones: entre las principales causas de los accidentes de tráfico

Es cierto que no se puede mantener constantemente el más alto nivel de concentración, por ejemplo en viajes largos por autopista, pero se debe tener en cuenta que bajar la guardia aunque sea “sólo durante unos segundos” puede ser fatal.

distracciones al volante

Conducir con seguridad requiere el máximo nivel de concentración posible y aunque no siempre se pueda estar al máximo, hemos de tener presente que las distracciones causan cuatro de cada diez accidentes en España.

Ponerse al volante es una acción de gran responsabilidad, por lo que se debe ser consciente y actuar en consecuencia. No sólo por la propia seguridad del conductor, sino por el resto de los ocupantes y de los usuarios de la vía. Hay recomendaciones básicas como no conducir si no se ha descansado antes adecuadamente o tras haber ingerido drogas, alcohol o algún tipo de medicamento incompatible con la conducción. Tampoco es recomendable si nos encontramos en una situación de alto estrés. En estos casos y otros similares, las capacidades y aptitudes del conductor se ven seriamente afectadas y limitadas, suponiendo un verdadero peligro en carretera. Recordemos que, conducir bajo los efectos de sustancias prohibidas o superar los límites de alcoholemia son acciones penadas por la ley.

Para mantener la concentración, sea cual sea el trayecto que se vaya a realizar conduciendo, no sólo son importantes los momentos previos a ponerse al volante. También es fundamental que durante la conducción, el conductor no aparte la vista de la carretera más que para comprobar los espejos antes de realizar ninguna maniobra y para tener controlado el tráfico tanto por delante de él, por detrás y alrededor.

En el apartado sobre normas generales para los conductores de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, está establecido que: “el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía”.

distracciones al volante

La tarea de conducir implica que el conductor organice y coordine toda la información y los estímulos que le llegan. Por tanto, dicha tarea exige que el conductor mantenga un nivel adecuado de atención selectiva, mantenida y dividida. Así, según el mismo artículo y ley mencionados anteriormente “Se prohíbe la utilización durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil y cualquier otro medio o sistema de comunicación, excepto cuando el desarrollo de la comunicación tenga lugar sin emplear las manos ni usar cascos, auriculares o instrumentos similares”.

Cambiar manualmente una emisora de radio, buscar un objeto por el habitáculo, comer, beber, manejar un GPS o fumar mientras se conduce son acciones que algunos pueden considerar inofensivas, pero en realidad son distracciones imprudentes que se pueden evitar.

Pongamos ejemplos para entenderlo mejor. Un conductor que está en plenas facultades y circula a 100 Km/h por autovía necesitará unos 0,4 segundos para poder frenar completamente en caso de emergencia. Es decir, ése el tiempo que tarda su cerebro en procesar la información antes de ser capaz de reaccionar.

Pues bien, si ese mismo conductor va distraído circulando a la misma velocidad y por ejemplo, encendiendo el móvil y marcando un número de teléfono, estimado en 8 segundos, recorrerá a ciegas 3,25 veces y media la distancia de un campo de fútbol hasta que sea capaz de detener por completo el vehículo. Eso, son casi 300 metros conduciendo a ciegas… y ni que decir tiene que son demasiados.      

Fotos Distracciones: entre las principales causas de los accidentes de tráfico

Comentarios Distracciones: entre las principales causas de los accidentes de tráfico

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"