Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable

Solidaridad, conducción, diversión y compañerismo describen esta aventura. El Desierto de los Niños se ha convertido en una experiencia inolvidable en la que los más pequeños son sus auténticos protagonistas.

Desierto de los Niños

Esta ha sido la décimo tercera edición del Desierto de los niños, una idea que puso en marcha Nacho Salvador, director de la revista AutoVerde 4x4, en 2009. Junto a él, Hyundai, marca que ha estado al lado de esta caravana solidaria  durante estos años demostrando así que el mundo del motor va más allá de las cuatro ruedas. 61 vehículos y 208 personas tratando de repartir ilusión y esperanza a través de la donación de material escolar, ropa, revisiones ópticas… todo ello bajo la atenta mirada de los más pequeños, 65 niños en total, ávidos de colaborar y ayudar a los más necesitados.

Desierto de los niños 2017: caravana solidaria

La principal finalidad de esta caravana solidaria es colaborar con las aldeas, las gentes, los niños que necesitan de nuestra ayuda para sobrevivir. Desde la Asociación Desierto Niños se han conseguido muchas cosas: entrega de material escolar, reconstrucción de guarderías para pequeños de entre 6 y 11 años, entrega de ropa, alimentos. Como recompensa a todo este esfuerzo la sonrisa más sincera y cariñosa de muchos pequeños marroquíes que lo dicen todo con una simple mirada.

Desierto de los Niños

En los últimos años la Fundación Alain Afflelou se implica en el proyecto con la realización de revisiones ópticas hechas por seis voluntarios a un numeroso grupo de personas. En esta edición más de 750 pasaron por sus manos para graduarse la vista. Del total de esta personas, 541 necesitarán gafas, que serán fabricadas en España y entregadas en los próximos meses.

Desierto de los niños 2017: descubrir Marruecos

61 coches partimos desde diversos puntos de España para reunirnos en Algeciras y comenzar nuestro periplo. Una vez llegamos a Tánger comenzaba para mí y mi hija, en representación de Auto10, la inmersión en un mundo que nos ponía los pies sobre la tierra pero que también nos dejaba con la boca abierta por la amabilidad de sus gentes y la belleza de sus paisajes.

Desierto de los Niños

2.000 kilómetros por Marruecos dan para mucho y hemos visitado Fes, ciudad imperial y gran centro de producción artesana y, su Medina. Conglomerado de calles estrechas hay que ir con cuidado, porque es fácil perderse, pero el ambiente que se respira te envuelve desde el primer minuto. Compensa visitar los talleres de tratado del cuero, aunque es muy recomendable ponerse una ramita de menta en la nariz porque el olor puede ser insoportable.

Otros puntos turísticos que nos llamaron mucho la atención fueron la ruinas romanas de Volúbilis, las canteras de fósiles o el manantial azul de Meski, en dirección a Erfud, en donde brota un géiser de agua salada.

Desierto de los Niños 2017: surfear sobre ruedas

Durante nuestro viaje por Marruecos hemos hecho muchos kilómetros por pistas pedregosas, autopistas, ríos de arenas y dunas.

Los participantes estábamos divididos en grupos para movernos con mayor agilidad y la caravana estaba formada por Hyundai Santa FeHyundai Tucson, Hyundai Grand Santa Fe así como otras marcas: ToyotaMitsubishiSubaruNissan

Desierto de los Niños

Nuestro compañero de viaje ha sido un Tucson que ha demostrado una capacidad por todo tipo de terrenos sorprendente. Cómodo por carretera, ligero por pista y muy capaz en las dunas. La única modificación que llevaba eran unos neumáticos Kumho de tipo mixto muy eficaces.

La conducción por pistas, ríos de arenas y dunas es clara en la teoría aunque en la práctica…tiene su “aquello”. Como dice la canción “suave suavecito” es clave para no quedarte empanzado a la primera de cambio. En pista es primordial dejar distancia con el coche que nos precede para no perdernos entre el polvo y poder tener visibilidad para ir buscando las zonas de terreno más duras y menos transitadas. Conducir con determinación es muy importante cuando vas por los ríos de arena, se trata de “surfear” buscando la velocidad adecuada para no quedarte atascado.

Desierto de los Niños

Hacer dunas es simplemente una de las mejores experiencias que he tenido. “Es como esquiar” me decían los monitores. Y yo, “bien, parece fácil”. Hasta que arranco y la primera en la frente: empanzada hasta la médula. Y ahí entra en juego el compañerismo de todos mis colegas dándome ánimos, los chavales mirándome con esos ojitos de “no pasa nada” y mi hija con sus comentarios de “mamá, nosotras podemos”, y pudimos. Después de algunos desastres le cogí el truco y tras poner las presiones adecuadas y serenarme, comprendí por qué hay locos que se levantan a las cinco dela mañana a darse un “baño de arena fina”.

Y hasta aquí hemos llegado. Espero que con lo que os he contado comprendáis por qué el Desierto de los Niños se ha convertido en “un viaje inolvidable” como titulo. No es exagerado. He viajado mucho, pero pocas veces he disfrutado tanto ayudando a niños maravillosos que no paran de sonreír y de saludarte a tu paso, descubriendo paisajes y sitios alucinantes con la mejor compañía y por supuesto, conduciendo por todo tipo de terrenos. Y todo esto con el mejor de los copilotos: mi hija.

Fotos Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable

  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable
  • Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable

Comentarios Desierto de los niños 2017: un viaje inolvidable

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
    • Este campo es obligatorio.