Descapotables: La fabulosa historia de la caja de zapatos.


Mirad, no quiero un consejo profesional, quiero vuestra opinión particular: Me voy a comprar un BMW serie 3... ¿me compro el coupé o el descapotable?

Eusebio ( Tarragona )
Recuerdo una consulta hace casi 20 años, cuando hacía el consultorio de una prestigiosa revista del motor. Un lector me preguntaba lo mismo que tú: ¿Qué coche te comprarías por un millón y medio de pesetas? Le contesté que un Renault 5 Turbo... Y el tío tenía mujer y cuatro hijos. ¿Dónde los iba a meter?

Lo mejor para mí puede no ser lo mejor para ti. Yo, personalmente, prefiero un coupé, porque un coche cerrado tiene una rigidez, un tacto al volante, un handling que dicen los ingleses, mucho mejor que un coche abierto.

¿Conoces la fabulosa historia de la caja de zapatos? Busca una en casa, con su tapa. Con la caja cerrada hazte a la idea de que es un coche y trata de flexionarla con una mano en cada extremo. Ahora quita la tapa y haz lo mismo: eso es un descapotable.

Dicho esto, mi consejo es que te compres el coche que te guste. Además los modernos CC -cabrio coupé- de techo metálico, la verdad es que combinan las ventajas de un coupé de techo metálico y un cabrio. Probablemente, decidirte por un descapotable con techo metálico abatible sea la mejor compra.


Fotos Descapotables: La fabulosa historia de la caja de zapatos.

Comentarios Descapotables: La fabulosa historia de la caja de zapatos.

  •  
    Avatar de luis.
    luis 09/06/2009 23:17:26

    ja, ja, ja, buena comparación. Te lo digo yo que tengo una caja de zapatos sin tapa.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"