Mercedes Clase A E-Cell: un eléctrico para comprar ya


No soy muy amigo de los coches eléctricos, al menos en el estado actual de desarrollo en el que se encuentra esta tecnología. He probado unos cuantos, y no van nada mal. Pero hay dos cosas que no soporto.

Galería imágenes Mercedes Clase A E-CELL


[imagebrowser id=412]


La primera, aunque me cueste,  la admito, no queda más remedio: se acabó eso de “sentir” el motor, la subida de vueltas, el ruido… todos son iguales, y el coche, al menos en lo que al motor se refiere (siempre quedará la diferenciación estética, la que cada marca consiga por sus suspensiones, la atmósfera del habitáculo, etc), se convierte en un “electrodoméstico”.

La segunda  me gusta menos, y por ahí no paso (hasta que no quede más remedio): la autonomía. Y por varias razones. De momento, ningún coche eléctrico que conozca se acerca en uso real, ni de lejos, a la autonomía homologada por los fabricantes. Luego están las dificultades para enchufar el coche a la red. Pero incluso suponiendo que eso se solucionara, salvo que se implementen sistemas en los que te paras a “repostar” y te cambien la batería por otra cargada, las tres horitas de espera para que las baterías vuelvan a coger un nivel suficiente no te las quita nadie.

Sólo 500 unidades del Mercedes Clase A E-Cell, a la venta en otoño


Dicho esto, el nuevo Mercedes Clase A E-Cell, el segundo eléctrico que Mercedes fabricará en serie tras el Smart (aunque inicialmente sean sólo 500 unidades, que se pondrán a la venta en algunos países europeos desde finales de este año), me parece una de las propuestas más atractivas entre los coches eléctricos de llegada inmediata, junto con el Nissan Leaf.






El motor eléctrico del Clase A tiene una potencia continua de 68 CV, con posibilidad de alcanzar puntualmente (durante unos instantes, y cuando se demanda máxima aceleración, siempre que las baterías tengan suficiente carga) los 95 CV. Poca potencia (menos que el motor 1.2 TDI de un Seat Ibiza), pero el par de un buen motor 2.0 turbodiesel: 290 Nm. La velocidad máxima, 150 km/h, resulta aceptable, y también la aceleración, con 14 segundos para pasar de 0-100 km/h. Como verás, no es precisamente un “cohete”…

Lo mejor es la autonomía. Lo mejor, claro está, comparado con otros coches eléctricos, y dado el tamaño y las posibilidades del Clase A E-cell, con cinco plazas reales y el mismo maletero que la versión con motor térmico, al llevar las baterías bajo los asientos traseros. Pero los 200 kilómetros anunciados son los que haría un Clase A diesel con un cuarto de depósito… y tardarías un minuto en llenar de nuevo el tanque, mientras que el Clase A requiere ocho horas en un enchufe doméstico para conseguir una recarga que permita 100 km de autonomía, o tres horas en un enchufe trifásico. Las baterías son de iones de litio, con mayor densidad de energía y más potencia que las de níquel-hidruro de metal, que poco a poco irán desapareciendo.

Insisto, no son malos registros para un coche eléctrico que se puede comprar ya mismo, y que mantiene el espacio y la versatilidad interior del Clase A convencional. Pero aun así, están a años luz de lo que un coche eléctrico debería ofrecer para ser una alternativa real a un vehículo con motor de gasolina o diesel… y eso sin mencionar el precio, todavía desconocido, pero puedes apostar a que por lo que cueste un Clase A eléctrico podrías comprarte un Clase C turbodiesel.

Fotos Mercedes Clase A E-Cell: un eléctrico para comprar ya

Comentarios Mercedes Clase A E-Cell: un eléctrico para comprar ya

  •  
    Avatar de manux.
    manux 17/01/2011 18:20:29

    Me gusto tu mirada crítica, pero eso de años luz no lo comparto tanto, sería mejor decir: hasta que demuestren lo contario... porque nadie sabe con certeza el futuro.
    A mí me gusto el ruido, pero pensando en los otros mejor el silencio ademas de colocarle a los coches un dispositivo que evite chocar peatones. :P

  •  
    Avatar de Antonio Roncero.
    Antonio Roncero, 19/01/2011 08:57:05

    Totalmente de acuerdo, manux. Cuando digo que están a años luz me refiero en este momento, en el estado actual de la tecnología... y de la infraestructura (postes de recarga, tiempos de recarga, etc), Como bien dices, una "distancia" tan larga como pueden ser esos años luz se esfuma de un plumazo de un día para otro, con una nueva tecnología o un avance que permita que un coche eléctrico aguante realmente 500 kilómetros con una recarga. ¿Llegará ese día? Seguro que sí.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"