Mercedes Vision Tokio, el coche de la realidad aumentada

Dispone de conducción autónoma y se mueve con hidrógeno para conseguir una autonomía de casi 1.000 km. Los asientos tienen estructura de sofá.

Mercedes Vision Tokio

Una nueva interpretación del lujo moderno es el emblema del prototipo Mercedes Vision Tokio. Este estudio de diseño presentado en el Salón de Tokio 2015, que sigue los pasos de otros prototipos como el Vision Ener-G-Force o el AMG Vision Gran Turismo, es movido por pila de combustible y gracias a sus depósitos de hidrógeno es capaz de recorrer hasta 980 kilómetros.

Conducción autónoma y de aprendizaje

Está claro que en el futuro los coches equiparán modalidades para que puedan ser manejados de forma autónoma. Pero este Mercedes Vision Tokio ha ido un paso más allá, porque posee algoritmos que permiten un aprendizaje de los gustos del dueño del coche y de su forma de conducir para poder adaptarse a él de la mejor manera.

Mercedes Vision Tokio

Mientras que el coche nos lleva por la ciudad, disfrutaremos de un confortable salón en el habitáculo, ya que la disposición de los asientos se ha colocado en forma de U. Por ello se entra a través de una puerta “ala de gaviota” colocada en el lado izquierdo. Completan el interior pantallas LED, asientos con iluminación y un sistema de entretenimiento en el techo que funciona mediante hologramas.

Eso sí, en caso de querer conducir, el Mercedes Vision Tokio cuenta con un asiento que se coloca en el sentido de la marcha. A su vez, el volante que se encontraba en modo de “espera” se orienta hacia el conductor.

Mercedes Vision Tokio

El diseño del Mercedes Vision Tokio

El exterior es tan llamativo como el interior. Para este prototipo Mercedes ha utilizado una pintura especial llamada “Alubeam”, color con el que se han tintado las ventanas laterales. La idea es mantener la privacidad del interior pero a la vez, permitiendo que la mayor cantidad de luz entre en el habitáculo.

Para enfatizar su carácter de coche eléctrico, en el Mercedes Vision Tokio se iluminan las enormes ruedas de 26 pulgadas así como los faldones laterales en tonos azules. El perímetro está lleno de radares para poder realizar de la mejor manera la conducción autónoma y también cuenta con cámara 360 grados que está dirigida desde la aleta del techo.

Por último, gracias a la utilización de la tecnología LED, en el frontal se pueden reproducir distintos patrones de colores que vayan al ritmo de la música interior, por ejemplo. Este tipo de lente también se usa para la luz de freno trasera, que envuelve la luneta por completo y que puede convertirse en una pantalla de información.

 

Fotos Mercedes Vision Tokio, el coche de la realidad aumentada

Comentarios Mercedes Vision Tokio, el coche de la realidad aumentada

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"