Nos subimos al Audi RS 5 DTM de Miguel Molina en el Jarama

Audi presentó el RS 5 DTM con el que Miguel Molina competirá en el DTM 2016 en el Circuito del Jarama, y nos invitaron a hacer de copilotos por unas vueltas.

Audi RS 5 DTM 2016

Audi tuvo la maravillosa idea de presentar el RS 5 DTM 2016 con el que Miguel Molina participará en el certamen alemán esta temporada en el madrileño Circuito del Jarama, y de invitar a la prensa a subirse a la derecha del piloto español durante unas vueltas.

Miguel afronta este año su séptima temporada como piloto Audi en el DTM, y volverá a formar parte del equipo Audi Sport Team ABT Sportsline. El pasado año, Molina se convirtió en el primer piloto español en ganar una prueba del DTM, tras conseguir la victoria en la penúltima cita del campeonato en Nürburgring, uno de sus circuitos preferidos, con una carrera perfecta en la que también consiguió la pole y la vuelta rápida.

 

Audi RS 5 DTM 2016

El nuevo Audi RS 5 DTM no cambia mucho respecto al 2015. El reglamento no permite evoluciones técnicas y el trabajo de Audi Sport se está centrando en la puesta a punto de un coche que dominó la primera parte de la temporada y que llegó a conseguir 10 victorias de las 18 carreras disputadas, aunque finalmente e sistema de penalización por lastres perjudicase a los coches de la marca de los cuatro aros y no se pudiera lograr el Campeonato. Miguel confía en que el nuevo reglamento, todavía sin cerrar, sea un poco más “justo” en este sentido para la nueva temporada.

De copiloto de Miguel Molina

Echas las presentaciones toca subirnos al Audi RS 5 DTM para dar unas vueltas haciendo de “copi” con Miguel Molina al volante, previo paso por vestuarios para el atuendo de rigor: mono oficial de Audi Sport, casco y HANS y, que no falten, tapones para los oídos. Porque el RS 5 suena… que ya quisieran los actuales Fórmula 1.

 

Audi RS 5 DTM 2016

Afortunadamente, acoplarse en el estrecho baquet sorteando los tubos de la jaula de seguridad requiere más maña que flexibilidad, algo que perdí en algún sitio hace ya mucho tiempo. Una vez dentro un miembro del equipo Audi me ajusta el arnés con tanta fuerza mientras me dice algo que entre el casco y los tapones no puedo escuchar, pero le leo los labios a la perfección: “ya no te escapas”.

 

Audi RS 5 DTM 2016

Se cierran las ligeras puertas de fibra de carbono, Miguel me hace un gesto con el pulgar hacia arriba y de repente siento un rugido que debe ser lo más parecido al que hace una manada de búfalos en estampida, lo siguiente es una patada en la espalda como si uno de los búfalos me hubiera embestido. Soy el primero de la segunda tanda, el coche se ha tomado un pequeño respiro para la oportuna revisión y Miguel sale “quemando rueda” para calentar, no se corta ni un pelo.

Empieza la acción

Uno que presume de conocer bien el Jarama por la cantidad de vueltas que he dado aquí con coches de calle, y con la experiencia de los Hyundai Getz y Hyundai Coupé de la Copa cuando se trata de coches con neumáticos lisos y número en las puertas, tiene sus referencias. Pero desde la misma vuelta de calentamiento en el RS 5 DTM las referencias se van al garete.

Audi RS 5 DTM 2016

 

Impresiona, y mucho. Y no sólo por el empuje bestial. Intento mirar de reojo –más que nada porque voy tan encajado que no puedo ni girar el cuello– el pequeño display porque calcular la velocidad “a ojo” es imposible. Los aproximadamente 500 CV del V8 atmosférico son capaces de impulsar los apenas 1.100 kg del Audi RS 5 DTM de 0 a 100 km/h en unos 3 segundos, pero eso no da una idea de lo que corre este aparato. Ni de lo que se agarra, ni de cómo frena, ni de cómo pasa por los pianos como si no existieran…

 

Audi RS 5 DTM 2016

Damos cuatro vueltas “ligeritos”. La frenada a final de recta siempre un poco antes del cartel de 150 metros, llegando a algo más de 240 km/h. En Varzi pasamos a unos 180 km/h, la rampa Pegaso más que una rampa parece una cuesta abajo, y nunca había llegado a Ascari en ningún coche (ni de “copi”, ni mucho menos conduciendo yo) a más de 200 km/h.

Vídeo Audi RS 5 DTM 2016 en el Jarama

Me quedo con la duda de cómo llegaríamos a la bajada de Bugatti si Miguel no tuviera que levantar el pie derecho y poner marchas largas desde Portago hasta pocos metros antes de iniciar la bajada por limitaciones de ruido en esa zona del circuito, cuando puede volver a acelerar llegamos a Bugatti a “sólo” 180 km/h.

 

Audi RS 5 DTM 2016

Evidentemente no se trata de hacer tiempos, son sólo unas vueltas de demostración. Pero para mi también son las más rápidas que he dado nunca en el Jarama en uno de los coches de carreras más impresionantes en los que me he subido nunca. Para que te hagas una idea: aunque no da pistas, Miguel debe ir al 60-65 por ciento de las posibilidades del coche, no mucho más. Y aun así, y haciendo el tramo de Portago a Bugatti “a punta de gas”, el Audi RS 5 DTM  le sacaría casi la recta de meta a los Porsche 911 GT3 que corrieron aquí el pasado Trofeo Jarama de Navidad.

 

Fotos Nos subimos al Audi RS 5 DTM de Miguel Molina en el Jarama

Comentarios Nos subimos al Audi RS 5 DTM de Miguel Molina en el Jarama

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"