Guía de compra y primera prueba del Mercedes Clase X

La marca alemana se adentra en el mundo del pick-up con un modelo de llamativo diseño. Cuenta con dos motores diésel, versiones de tracción total y con cambio automático. Su precio parte de 37.122 €.

En Mercedes no sólo están cambiando los diseños y los clientes en los últimos años, además la marca se está mostrando atrevida al meterse en segmentos nuevos donde no tenía presencia. El primero ejemplo podría ser el Mercedes Clase E All Terrain, pero el que mejor lo ilustra es el nuevo Mercedes Clase X. Nuestro protagonista de hoy nace de un acuerdo con la Alianza Renault-Nissan y es por ello que comparte plataforma y planta en Barcelona con el Nissan Navara, a la espera de que los franceses se animen a lanzar el Renault Alaskan.

Estilo definido, puramente Mercedes

Pese a lo comentado anteriormente, los diseñadores de Mercedes han sabido darle su toque personal y específico para diferenciarlo del Nissan Navara. El frontal se muestra poderoso, como debe ser en este tipo de coches, con la gran estrella de la marca y con las cotidianas lamas de los SUV que salen de ella en la parrilla. Bien resuelta ha quedado también la parte baja y los faros denotan el aire de la firma de Stuttgart.

Mercedes Clase X PROGRESSIVE

Si seguimos por el lateral es quizás donde más similitud encontremos con la pick-up japonesa, sobre todo desde la parte baja de las ventanillas hacia arriba. Habría que indicar eso sí, que las líneas, o nervios que llaman los diseñadores, en el Mercedes Clase X son más rectas y que en los pasos de rueda se ha optado por una apariencia algo más cuadrada. Por terminar con la trasera, poco margen te dejan este tipo de puertas, a lo que el modelo alemán responde con los faros algo más pequeños y sin piezas negras de plástico en la tapa, todo es chapa.

La gran diferencia la encontramos una vez pasamos al habitáculo. Su salpicadero tiene ADN 100 % de Mercedes, con una pantalla multimedia flotante, sus salidas de aire redondeadas o su no colocación de piña alguna al lado derecho del volante. Todo con unos ajustes que sin llegar a ser los mismos que en las berlinas, si rozan un nivel muy superior a lo visto en este segmento.

Mercedes Clase X interior

El resultado final ha sido un modelo con una longitud de 5,34 metros, una anchura de 1,92 metros y una altura de 1,79 metros, mientras que su batalla es de 3,15 metros. Respecto a la caja de carga, mide de largo 1,58 metros, de ancho 1,56 metros (aunque el ancho de carga baja a 1,35 metros y 1,21 metros entre ruedas) y una altura de 47,5 cm.

Déjame tu chasis, pero ya lo retoco yo

Más o menos una frase parecida le debieron de decir los ingenieros de Mercedes a sus homólogos de Nissan. Partiendo de una base común en ambos modelos con un chasis rígido de tipo escalera se han modificado por completo el eje delantero de doble brazo oscilante y se han retocado tanto la suspensión trasera “Multi-Link” (multibrazo) como las estabilizadoras.

Mercedes Clase X PROGRESSIVE

Pero la cosa no iba a terminar ahí. Las mentes pensantes de Mercedes decidieron realizar nuevos ajustes en los muelles, en los amortiguadores, ajustaron el funcionamiento del ESP, colocaron unos frenos específicos y retocaron el tacto de la dirección endureciéndola para asemejarla al estilo de los modelos de la marca y también reduciendo su radio de giro.

Como podéis comprobar ya son bastantes cambios, pero queda el más clave de todos. Este Mercedes Clase X cuenta con una anchura de vías más amplia en ambos ejes, unos 7 cm, que provocan que junto al resto de ajustes se haya conseguido bajar el centro de gravedad y se haya conseguido un mayor aplomo cuando se circula en carretera.

Mercedes Clase X POWER

Para los curiosos del off-road o aquellos que utilicéis este vehículo más en campo debéis saber que su altura libre al suelo es de 221 mm, que permite un altura de vadeo de 600 mm, su ángulo de ataque es de 28,8 grados, el ventral de 20,4 grados y el de salida de 17,4 grados.

En resumen, se podría decir que desde Mercedes han querido dotar de una mayor estabilidad a su nuevo Clase X en el asfalto, lo que le ayudaría a ganarse a un público que busque más la imagen que la utilidad. Pero todo esto sin renunciar a unas buenas capacidades off-road.

Mercedes Clase X PROGRESSIVE

Motores Mercedes Clase X: 2+1

De primeras el Mercedes Clase X contará con un bloque diésel de cuatro cilindros y 2.3 litros heredado de la Alianza con dos niveles de potencia disponibles. El menos potente denominado 220 d cuenta con 163 CV y 403 Nm y solo estará disponible con cambio manual. La otra opción es el 250 d que sube la potencia hasta los 190 CV y los 450 Nm de par motor. En este caso se puede escoger tanto con cambio manual (seis marchas) como automático (siete velocidades) que tiene un coste superior a los 1.800 euros.

En ambos casos se ha instalado la tracción trasera de serie, pero por un precio de 1.565 euros se puede equipar la total 4MATIC. Se trata de un sistema conectable que normalmente funciona como propulsión posterior pero que con un mando colocado en la parte baja del salpicadero se puede conectar la total, la reductora y si lo pagamos aparte, incluso un bloqueo de diferencial (pagado como opcional por 580 €).

Mercedes Clase X PROGRESSIVE

Ya de cara al próximo año, más o menos a mediados de 2018, el Mercedes Clase X recibirá otro motor de la misma naturaleza cuyo nombre comercial será 350 d. Este propulsor ha sido diseñado por la marca alemana con una configuración V6, capaz de rendir 258 CV y un par motor de 550 Nm, lo que le convertirá en el pick-up más potente del mercado al superar al Volkswagen Amarok. De escoger esta unidad de potencia debes saber que sólo estará disponible con cambio automático 7G-TRONIC PLUS (siete velocidades) y la tracción integral 4MATIC, que a diferencia de la anterior es siempre permanente. Además, será el primero de su segmento en equipar un selector de modos (DYNAMIC SELECT) con los programas Comfort, ECO, Sport, Manual y Offroad.

Al tratarse de un coche de ámbito global, el Mercedes Clase X contará con un motor gasolina para mercados como el marroquí o el de Dubai. Su nombre es 200 y cuenta con 165 CV de potencia y siempre con tracción trasera.

Mercedes Clase X interior

Tres perfiles diferentes

Con el Mercedes Clase X se ha querido abarcar a varios perfiles diferentes de compradores. La gama del nuevo pick-up comienza con el PURE orientado a los profesionales. Nos damos cuenta analizando su apariencia, con los parachoques en color negro, un interior tapizado en tela o las llantas de acero de 17 pulgadas.

Pero no por ello cuenta con un equipamiento peor. De serie en todos los Mercedes Clase X encontramos el Active Brake Assist (asistente de frenada de emergencia), el ESP con estabilidad de remolque, el MB me connect con llamada de emergencia o servicios de control del coche, el vigilante de presión de neumáticos, la pantalla multimedia de siete pulgadas y en las versiones equipadas con la tracción 4MATIC se incorpora el control de pendientes.

Mercedes Clase X PURE

A todo lo anterior añadimos específico del acabado PURE los faros antiniebla, los retrovisores exteriores de ajuste eléctrico, la iluminación LED y las argollas de sujeción para la superficie de carga, el aire acondicionado y el volante multifunción.

Por 1.621 euros más saltamos al acabado PROGRESSIVE. En este caso sus usuarios realizarían con el Mercedes Clase X un uso mixto entre el apartado más profesional y la vida familiar del día a día. A lo visto anteriormente añade los paragolpes del color de la carrocería, llantas de aleación de 17 pulgadas, retrovisores calefactados, sistema de fijación mediante carriles, retrovisor antideslumbrante con brújula y sensor de lluvia y el volante, caja de cambios y freno de mano en cuero.

Mercedes Clase X PROGRESSIVE

Por último nos quedaría el POWER, con un sobrecoste de 5.543 euros sobre el PURE, busca clientes más preocupados por el diseño de su coche y el confort. Por ello, incorpora faros LED, protecciones en cromo en el paragolpes, llantas de 18 pulgadas, ajustes eléctricos para los asientos del conductor y acompañante, tapizado símil de cuero, climatización automática, pantalla multimedia de 8,4 pulgadas y acceso llave manos libres (KEYLESS-GO).

Dentro de los opcionales que pueden ser recomendables, el Mercedes Clase X cuenta con una cámara de visión de 360 grados por 1.074 euros, el pack off-road que aumenta la altura libre al suelo por 257 euros o los asientos de cuero por 1.042 euros. Y no faltan tampoco elementos de personalización como el techo alto completo, las cubiertas para la superficie de carga de forma rígida o deslizante, revestimientos para la caja, barras embellecedoras, separadores de carga o más protecciones para los bajos.

Mercedes Clase X accesorios

Precios del Mercedes Clase X

Motor

Consumo homologado

Emisiones

Precio desde

220 d

7,4 l

195 gr/km

37.122 €

220 d 4MATIC

7,6 l

200 gr/km

46.677 €

250 d

7,3 l

192 gr/km

41.114 €

250 d 4MATIC

7,9 l

207 gr/km

44.202 €

 

Primera prueba del Mercedes Clase X

Para nuestra primera prueba con el Mercedes Clase X la marca nos preparó un recorrido por carreteras de todo tipo en los alrededores de la capital, además de un pequeño circuito off-road para poder probar a su nuevo modelo en todas las circunstancias.

Mercedes Clase X

Como ya he apuntado anteriormente, lo primero que llama la atención es la calidad de sus acabados, sobre todo teniendo en cuenta que es un pick-up y más si llevas el equipamiento POWER. En carreteras de todo tipo, el Mercedes Clase X cuenta con un gran aplomo conseguido por ese agrandamiento de los ejes. Es verdad que seguimos conduciendo un coche con unas dimensiones considerables, pero no muestra unas inercias tan pronunciadas como en otros de sus competidores.

El motor que nos tocó en este caso era el 250 d. Digamos que acelerando un poco a fondo se deja notar en el habitáculo, pero cuenta con una potencia suficiente para mover al Mercedes Clase X. Eso sí, deberás acostumbrarte primero a un pedal, y también la dirección, algo más duros de lo normal. Sus consumos se alejan de esos 7,9 litros homologados, llegando a esta fácilmente en los 9 litros sin mucho esfuerzo. Y todo ello con dos pasajeros y sin carga.

Mercedes Clase X POWER

Sobre sus capacidades off-road pocas pegas se le pueden poner. Es verdad que su radio de giro no es muy grande, pero sus grandes ángulos permiten superar grandes dificultades como las que nos pusieron en la finca preparada para el evento.

Consideraciones finales

Según datos proporcionados por la marca, el segmento de los pick-ups está creciendo en nuestro país a un ritmo del 22,5 %. Siendo dominadora Toyota con su Hilux, Mercedes quiere alcanzar una cuota de mercado de un 5 %, lo que vendría a ser unas 375 unidades vendidas al año más o menos.

Mercedes Clase X POWER

Hay que recordar que este tipo de vehículos ya pueden circular con los mismos límites de velocidad que el resto de turismos al haberse cambiado la normativa este año, pero en el tema de la ITV se mantienen igual: dos años exentos, de dos a seis años se pasa bienal, de seis a diez se pasa anual y a partir de ahí semestral.

Fotos Guía de compra y primera prueba del Mercedes Clase X

Comentarios Guía de compra y primera prueba del Mercedes Clase X

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"