Prueba Toyota Avensis 2.0 D-4D, ¿La mejor berlina japonesa?

Suavidad y comodidad son las señas de identidad del sedan de Toyota. ¿Le bastará por hacerse con el triunfo entre las berlinas niponas?

Prueba Toyota Avensis

Pese a que algunas marcas japonesas han salido del segmento de las berlinas en Europa –tenemos ejemplos como el Nissan Primera o el Honda Accord– Toyota ha mantenido su apuesta firme con el Avensis. La actual generación cuenta con tres acabados: Business (destinado a flotas), Advance (el protagonista de nuestra prueba) y Executive.

Como ya te contamos durante su presentación, el Toyota Avensis recogía elementos de diseño del Toyota Auris con un frontal con el que ganaba modernidad y en la trasera, gracias a los nuevos grupos ópticos, se ha conseguido que no sea “pesada” a la vista. Pero no nos entretengamos demasiado en esto, vamos a ver cómo va la berlina japonesa.

El interior del Toyota Avensis

Prueba Toyota Avensis

Bienvenidos a la luna. No creas que me he equivocado, el nuevo Toyota Avensis cuenta con dos acabados interiores y el de nuestra unidad se llamaba “Gris Lunar”. La diferencia respecto al otro, “Terracota”, son las piezas grises que recorren el salpicadero y que dan un toque de color. Algo que le viene bien, porque a diferencia del exterior, el interior me sigue pareciendo soso en su configuración y con unos materiales plásticos cuyos diseños recuerdan un poco al de coches más veteranos, sobre todo si la referencia son las últimas berlinas de la categoría.

Nos sentamos ya al volante y lo primero que percibimos es que las butacas son de gran tamaño y con un mullido muy cómodo –ojo a esta palabra porque es una de las señas de identidad del Avensis y saldrá varias veces en este artículo– que buscan devorar kilómetros sin transmitir ni un ápice de cansancio a sus ocupantes. Me gusta el tacto del volante y su tamaño, ahora que las marcas están jugando tanto con la dimensión de estos, y los botones son de buena calidad; quizás puedan abrumar por ser demasiados, pero están bien organizados y se localizan enseguida.

Prueba Toyota Avensis

Mirando alrededor, encontramos huecos de buen tamaño entre los dos asientos, con unos ajustes de las distintas piezas bien resueltos. Aunque hay dos elementos que me chirrían. El freno de mano eléctrico está ubicado detrás del volante, por debajo de donde quedaría el botón de encendido que nuestra unidad de pruebas no tenía, algo que le hace un poco incómodo a la hora de accionarlo; aun así, siempre mucho mejor que la palanca del freno de mano convencional. Tampoco me convence mucho el diseño del display del climatizador, de nuevo un poco desfasado respecto a la imagen exterior que quiere transmitir el Toyota Avensis.

Ahora pasamos a la parte trasera, que en este tipo de coches tiene mucha importancia. Con sus 4,75 metros de longitud se ha conseguido un espacio muy bueno, que se ve optimizado por un túnel central completamente plano que hace más cómoda la plaza central. De nuevo el mullido vuelve a ser muy cómodo y cuenta con anclajes ISOFIX en los asientos exteriores.

Prueba Toyota Avensis

Nos quedaría por analizar el maletero. Debido al diseño de la carrocería sedan se ha conseguido un volumen de 509 litros, que te permitirá cargar muchos bultos, aunque la apertura del portón provoca que sea difícil coger aquellos que se encuentren más al fondo.

El Toyota Avensis en movimiento

De los tres motores con los que cuenta el Toyota Avensis, el nuevo 2.0 D-4D nos pareció el más equilibrado. Sustituyó al 2.2 D-4D y cuenta con una potencia de 143 CV y 320 Nm de par que se entrega entre las 1.750 y las 2.500 rpm.

Prueba Toyota Avensis

Su funcionamiento es muy suave, desplegando su potencia poco a poco. Sus marchas están bien escalonadas, siendo la sexta bastante larga para poder conseguir unos consumos más contenidos. Precisamente hablando de consumos, durante nuestra prueba nos movimos un poco por encima de los seis litros –homologa 4,5–, con una utilización mixta. Si realizas un viaje largo a ritmo constante, es posible rondar los cinco litros.

Su naturaleza, como comentábamos anteriormente, es de coche cómodo. Las suspensiones tienen mucha culpa de ello ya que evitan balanceos y filtran bien las regularidades que podamos encontrar durante nuestros trayectos. Quizás en marcha se podría mejorar el ruido aerodinámico de los espejos retrovisores, algo alto para el tamaño que tienen.

Prueba Toyota Avensis

La tecnología del Toyota Avensis

Una de las novedades que estrenaba el nuevo Toyota Avensis fue el “Safety Sense”, uno conjunto de tecnologías que se controlan desde un dispositivo colocado detrás del retrovisor interior y que viene de serie en todos los acabados menos en el Business. De las cuatro que lo componen (Sistema de seguridad precolisión, avisador de cambio involuntario de carril, reconocimiento de señales de tráfico y el control inteligente de luces de carretera) me ha gustado que no son muy intrusivos, aunque el sistema de señales a veces se confunde con las que están en los desvíos.

Respecto al sistema multimedia, nuestra unidad equipaba el Toyota Touch 2&GO que cuesta 600 euros en este acabado. Está muy bien colocado en el salpicadero –no sobresale como en otras marcas– y sus botones son firmes como los del resto del salpicadero. Quizás el diseño de la interfaz pueda mejorarse, pero es muy positivo que cuente con la posibilidad de bajarse aplicaciones como “Fuel Prices” para ver los precios de las gasolineras más cercanas, “Park&Go” para encontrar aparcamientos o la más conocida Twitter. Aquí puedes ver un vídeo al respecto.

¿Qué Toyota Avensis compro?

Con nuestra unidad de pruebas desgranada al completo, queda analizar a continuación que Toyota Avensis es el más recomendable según las necesidades de cada usuario. Empezando por el motor, ya comentaba anteriormente que este 2.0 D-4D me parecía el más equilibrado en la relación potencia/consumo y además se puede combinar con todos los equipamientos disponibles. Si escogemos el otro diésel, el 1.6 D-4D de 112 CV, además de que no podrás tenerlo con el acabado Executive, puede que eches en falta algo de potencia cuando esté cargado a tope y en los consumos apenas lo notarás. Por último, el gasolina 1.8 VALVETRONIC se lo aconsejaría a los que les guste conducir este tipo de motores o quieran cambio automático –es el único que lo tiene– pero sabiendo que su consumo será más alto.

Respecto a los equipamientos, en un principio deberíamos obviar el Business a menos que tu compra vaya destinada a coches de flotas. Desde Toyota nos comunicaron en su presentación que la que esperan vender más es el Advance, el de nuestra unidad, que ya cuenta con equipamiento bastante completo y que vale 5.400 euros menos que el Executive. En mi opinión me parece un salto grande cuando solo ofrece de más el sistema de entrada inteligente, una tapicería microperforada, el navegador, los faros full LED o el techo solar.

Prueba Toyota Avensis

Nos quedaría la carrocería. Como en generaciones anteriores el Toyota Avensis cuenta con variante familiar o Touring Sports. Aquí deberás pensar bien si necesitas un coche más grande ya que el “ranchera” aumenta la longitud 7 cm y quizás algunos puedan tener problemas con la plaza del garaje. Eso sí, con este incremento conseguirás 543 litros de maletero frente a los 509 del sedan, con la versatilidad que da el portón posterior. Por último resaltar que la diferencia de precio es de 1.250 euros a favor de la berlina.

Competencia japonesa

Comentado al principio de esta prueba, el Toyota Avensis se “ha librado” de dos rivales como el Primera y el Accord, pero todavía sigue teniendo competidores japoneses. Obviando marcas premium como Infiniti o Lexus y al Subaru WRX STI, de un claro carácter más deportivo, nos queda una batalla mano a mano con el Mazda 6

Para empezar, el Mazda es 12 cm más largo que el Toyota y eso repercute en una mayor amplitud en los asientos delanteros y traseros. Pero ¡sorpresa!, en la capacidad del maletero el Avensis se impone por 29 litros. En conducción, el motor equivalente al de nuestra prueba (2.2 SKYACTIV-D) tiene algo más de potencia ya que sube a los 150 CV, puede equiparse con cambio automático y su comportamiento es algo más dinámico frente al cómodo Toyota.

Prueba Toyota Avensis

Quedaría revisar los precios. Más o menos a igualdad de equipamientos (Advance frente a Style) y dependiendo de opcionales y ofertas de los concesionarios se puede decir que ambos modelos se sitúan en el mismo rango, unos 28.000 euros, con una ligera ventaja para el Toyota Avensis.

Fotos Prueba Toyota Avensis 2.0 D-4D, ¿La mejor berlina japonesa?

Comentarios Prueba Toyota Avensis 2.0 D-4D, ¿La mejor berlina japonesa?

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"