Prueba y opinión del nuevo Audi Q2

Hasta Suiza nos hemos desplazado para conocer al nuevo crossover compacto de Audi. Diseño atrevido, oferta interesante de motores y equipamiento y muchas posibilidades de personalización convierten a este coche en una gran opción de compra. ¿Ha nacido un superventas?

nuevo Audi Q2

De la fábrica de Ingolstadt , junto al Audi A3 y con la misma plataforma que el Audi A1 saldrá para el resto del mundo el pequeño Audi Q2. Se trata de un crossover de diseño atrevido y potente que hará sudar a sus competidores más directos como el Mercedes GLA. Con tres motores diésel y tres gasolina, y potencias que van desde los 116 a los 190 caballos, es un vehículo tanto para el día a día como para el ocio, gracias a su alto nivel de versatilidad.

Por sus formas geométricas y sus líneas cuadradas  y potentes se convierte en el rebelde de la familia Q. A primera vista atrae, gracias al diseño de la parrilla Singleframe de diseño octogonal en una posición elevada, las grandes entradas de aire, los voladizos cortos, las llantas de aleación ligera y a una zaga peculiar, el Audi Q2 muestra un carácter muy marcado y original. Podría decirse que ha nacido un mini crossover de lujo, que además permite un alto nivel de personalización. ¿Habrá nacido también un superventas? Aunque llegará en octubre, ya pueden hacerse pedidos desde los 25.950 euros.  

En Auto10 || Precios del nuevo Audi Q2: desde 25.950 euros

nuevo Audi Q2

Diseño exterior: carácter atrevido  

La línea de cintura es muy llamativa cuando le vemos de perfil, y la línea de techo del Q2 es bastante baja, pues llega a integrarse en los pilares C por medio de los blade de color personalizable. El resultado global es un SUV pequeño de imagen robusta y potente, sin dejar de lado la elegancia. Para reforzar su dinamismo y carácter original, en la parte trasera destacan un spoiler largo y el difusor en la parte inferior junto a la protección para los bajos. ¿Las medidas? El Q2 se sitúa entre el A3 y el Q3 con 1,51 metros de alto, 1,79 metros de ancho, 4,19 metros de largo y una distancia entre ejes de 2,60 metros. La altura libre al suelo es de casi 15 centímetros y el modelo base alcanza un Cx de 0.30.

Diseño interior: gusto por el detalle  

El acceso a las puertas delanteras es muy sencillo gracias a las puertas de amplia apertura y un alto umbral típico de los SUV, aunque por los pasos de rueda tan marcados, el acceso a las traseras el lógicamente menos cómodo. Nada más entrar en el Q2 la calidad percibida nos traslada a un segmento superior. Los materiales de alta calidad, la disposición de los mandos colocados a la perfección para la comodidad del conductor y el cuidado del detalle hacen que este coche resulte cautivador. Las uniones perfectas que proporcionan una ausencia total de ruidos indeseables o crujidos cuando vamos en marcha, los pespuntes de contraste en elementos como el volante o la palanca, las pantallas de alta definición y las posibilidades de conectividad son algunos de los aspectos a destacar.   

nuevo Audi Q2

Pese a mantener las formas angulosas del exterior y a las dimensiones compactas del coche, el espacio interior está muy bien aprovechado.  Atrás pueden viajar dos adultos y un niño en la plaza central de tamaño un poco más reducido a las laterales. Pese a mi altura media, la visibilidad me ha resultado excelente, sin estar reñida con una posición al volante semi-deportiva gracias a unos asientos envolventes y muy agradables al tacto. Llama la atención la combinación de colores del salpicadero, que puede escogerse a juego con el exterior, y que también juega con la iluminación ambiente en las versiones quattro.

En cuanto al maletero, con un buen umbral de carga a una altura media, posee una capacidad mínima de 405 litros, que puede aumentar hasta los 1.050 litros cuando se abate el respaldo de los asientos traseros. Las opciones incluyen portón de accionamiento eléctrico y respaldos de los asientos traseros divididos en tres secciones; la sección central sirve como un gran paso directo de carga, práctico para el transporte de objetos largos como por ejemplo unos esquís o una estantería.

nuevo Audi Q2

Las motorizaciones disponibles: tres diésel y tres gasolina

Al menos en el momento de su lanzamiento, Audi ofrece seis motores para el Q2: tres TFSI y tres TDI cuya potencia está comprendida entre 116 CV y 190 CV y cuya cilindrada se mueve desde entre los 1.0 y los 2.0 litros. Al igual que en otros modelos de la marca, la gama de motores sigue el principio del rightsizing: se ha buscado el equilibrio perfecto entre el tamaño y categoría del vehículo, la cilindrada del motor, la potencia, el par y un comportamiento eficiente en condiciones de uso cotidiano.

El motor de acceso a la gama Audi Q2 es el 1.0 TFSI de tres cilindros, con una cilindrada de 999 cc, una potencia de 116 CV y un par máximo de 200 Nm. Por encima está el 1.4 TFSI de 150 CV equipado con el sistema de desactivación de cilindros COD (cylinder on demand). Combinado con el cambio manual de seis velocidades, el COD desactiva los cilindros número 2 y 3 cuando se funciona con cargas de hasta 100 Nm y al rodar por inercia cuando el régimen de giro del motor está entre 2.000 y 3.200 rpm. Con la caja de cambios de doble embrague, la desactivación de los cilindros se produce antes, entre 1.400 y 3.200 rpm. Con el cambio S tronic este motor consume de media 5,2 litros de combustible cada 100 km, equivalente a unas emisiones de CO2 de 119 g/km.

nuevo Audi Q2

El tope de la gama en gasolina es el potente 2.0 TFSI (190 CV), para el que Audi ha desarrollado un nuevo proceso de combustión que permite que el motor de cuatro cilindros consiga los beneficios de economía de combustible de un motor de menor cilindrada cuando funciona a carga parcial, con las ventajas de un motor con gran cilindrada funcionando con cargas elevadas. Esto se traduce en una mayor eficacia y rendimiento en todo el rango de funcionamiento del motor.

La puerta de entrada a los motores diésel es el cuatro cilindros con 1,6 litros que entrega 116 CV. Por encima, el bestseller, el 2.0 TDI, disponible con dos niveles de potencia: con tracción delantera rinde 150 CV y en una variante de 190 CV se asocia al cambio S tronic y a la tracción quattro. Todos los motores están disponibles con la transmisión manual de seis velocidades y la transmisión de doble embrague S tronic de siete velocidades, salvo en dos excepciones: el 2.0 TDI y el 2.0 TFSI, en los que el cambio de doble embrague de nuevo desarrollo es de serie. El sistema de tracción total permanente quattro es estándar también con los dos motores más potentes. Los clientes también pueden elegir opcionalmente la tracción quattro con el 1.4 TFSI COD y con el 2.0 TDI de 150 CV. Desde mediados del mes de julio se admiten pedidos, y el lanzamiento en el mercado europeo tendrá lugar en otoño de 2016. El precio base para el 1.0 TFSI es de 25.950 euros y de 26.400 euros para el 1.6 TDI. Y además, habrá dos ediciones especiales desde el momento del lanzamiento: design y sport.

nuevo Audi Q2

Primera toma de contacto y opinión del Audi Q2

Desde tramos de ciudad a carreteras de montañas, pudimos probar brevemente varias versiones del Q2 en Suiza, con resultados sorprendentes y muy satisfactorios. Es difícil decantarse sólo por uno. De entre el 1.0 TFSI de 116 CV, el 2.0 TFSI de 190 CV, el 1.6 TDI de 116 CV y el 2.0 TDI de 150 CV que tuvimos la oportunidad de poder comparar brevemente en rutas de diversa duración y características, quizá el más sorprendente fue el tricilíndrico de acceso a gama. Pero, de tener que recomendar una versión para todo uso, en mi opinión, aunque el 1.6 TDI de 116 CV sería más que suficiente quizá yo me quedaría con el 2.0 TDI de 150 CV, pensando en hacer muchos kilómetros al año, combinando desplazamientos urbanos a diario como desplazamientos más largos cada fin de semana y en períodos de vacaciones. Eso sí, para los que anhelan una conducción con un extra de picante, sin duda el motor a elegir es el 2.0 TFSI de 190 CV.

En cuanto al 1.0 TFSI con cambio manual del que decía que nos ha sorprendido, pesa en vacío sólo 1.205 kg gracias a aceros de alta resistencia en su carrocería. Se muestra especialmente elástico y capaz y en ciudad es ágil y divertido y además de que consume poco. Para los más urbanitas es definitivamente una opción a considerar. El nivel de ruido de a bordo es bajo, aunque en el 1.6 es algo menor. Siendo el motor del que se esperan la mayoría de las ventas, a bajo régimen este 1.6 puede resultar más flojo, pese a que es muy eficiente. Los más versátiles que pudimos probar (150 y 190 CV), que además contaban con S-tronic de doble embrague y siete marchas y tracción quattro, aunque se noten más pesados que el 1.0 o que consuman algo más que el 1.6 TDI (en nuestro recorrido algo más de un litro), tienen una respuesta realmente potente desde parado e hicieron nuestras delicias en los tramos más difíciles de montaña. Rodando en autopista, son confortables y se adaptan de maravilla, ajustando también el consumo.

nuevo Audi Q2

La dirección progresiva que se equipa de serie en todas las versiones es reseñable. Posee un sistema dentado de la cremallera de la dirección diseñado para variar la relación de desmultiplicación en función del ángulo de giro del volante: es decir, con grandes movimientos de dirección es más directa, haciendo la conducción más dinámica. En las versiones quattro, el embrague multidisco hidráulico controlado electrónicamente transfiere el par casi en su totalidad a las ruedas delanteras en conducción normal, pero puede repartir el par de forma variable y rápidamente hacia el eje trasero.

El coche posee un aplomo contundente y el paso por curva es rápido. No oscila demasiado (a no ser que te lo propongas a conciencia) y permite aunar diversión al volante y consumo contenido, con comodidad de marcha. Además, gracias al sistema Audi drive select (opcional) se pueden configurar hasta cinco modos de conducción: auto, comfort, dynamic, efficiency e individual. Bajo mi punto de vista, el más interesante, ya que permite adaptar el estilo del coche a la perfección para cada conductor, que podrá adaptar a su gusto aspectos como el funcionamiento de la dirección, la agilidad del cambio automático, o la dureza de la amortiguación.

nuevo Audi Q2

También las unidades que tuvimos disponibles, poseían el Audi virtual cockpit,  disponible como alternativa al sistema de información al conductor (FIS) de fácil lectura. Su pantalla de 12,3 pulgadas muestra gráficos muy detallados (incluso con visión 3D) y ofrece dos modos de visualización: uno se centra en el cuentarrevoluciones y el velocímetro, y el otro hace hincapié en los datos de navegación e infotainment. El modo de visualización que se prefiera, se selecciona a través de los mandos del volante multifunción (de serie). Además de la instrumentación completamente digital y de los avanzados sistemas de infotainment, llevábamos head-up display. Proyecta la información relativa al GPS, o a la velocidad a la que circulamos sobre un panel de vidrio en el campo visual directo del conductor, además de mensajes de advertencia. La información se lee de forma nítida y es muy precisa.

En tramos de tráfico denso, pudimos conocer las virtudes de sistemas como el pre sense front, un elemento de serie que reconoce situaciones peligrosas que puedan ocurrir con el cruce de peatones u otros vehículos en la parte delantera del vehículo gracias a la utilización de un radar. El sistema avisa al conductor y a velocidades bajas puede incluso iniciar una frenada, si es necesario, hasta detenerlo por completo.

nuevo Audi Q2

En cuanto a otros sistemas opcionales, algunos de ellos aunados en el “paquete de asistencia” que llevaban todas nuestras unidades de pruebas son el control de crucero adaptativo (ACC) con función Stop&Go y asistente de conducción en atascos, que mantiene la distancia deseada respecto al vehículo precedente, y el Audi traffic jam assist, que gracias a los sensores de ultrasonido adicionales y una cámara frontal también puede hacerse cargo de la dirección en carreteras con buen firme a velocidades de hasta 60 km/h. Por su parte, el Audi side assist monitoriza los cambios de carril utilizando el radar, y el Audi active lane assist, con el apoyo de una cámara de vídeo, ayuda al conductor a mantener la trayectoria en el carril. Si el conductor no reacciona a los avisos en caso de una salida involuntaria de carril, el nuevo asistente de emergencia es capaz incluso de detener el vehículo de forma autónoma. El sistema de reconocimiento de señales de tráfico muestra gráficamente los límites de velocidad al conductor, las zonas de paso y zonas de acceso restringido, así como señales auxiliares.

Además, contamos con las ventajas del sistema de ayuda aparcamiento, en espacios de estacionamiento en línea o en batería. Otros detalles a tener en cuenta: puntos Wi-fi en el coche y hasta cargador para móviles por inducción. Sin duda, el Audi Q2 llega al mercado con muchas opciones e convertirse en un superventas. Pese a que no posee un precio de lo más atractivo para el mercado actual, “cuesta lo que vale”: diseño exterior atractivo, interior bien equipado y cómodo y lo más importante: una mecánica afinada al detalle. Personalmente, me atrevo a decir que me ha gustado casi en exceso.

nuevo Audi Q2

Tecnología y conectividad de última generación

La pantalla de 7 pulgadas del MMI radio plus de serie está colocada en una posición alta en el salpicadero, que permite consultar ciertas informaciones puntuales sin apartar la vista completamente de la carretera. Su tamaño puede llegar hasta las 8,3 pulgadas en el caso de escoger el MMI Navegación plus con MMI Touch.

Su estructura de menús y la superficie táctil del mando de control giratorio permite navegar y ampliar la imagen con un funcionamiento rápido y preciso. El control por voz y la función de búsqueda mediante el MMI resultan muy intuitivos, siempre y cuando conozcamos los caracteres que reconoce el coche para acceder a la función deseada.

nuevo Audi Q2

Personalización para exterior e interior

Los clientes pueden configurar el nuevo Audi Q2 reflejando su personalidad, para hacerlo único. Se ofrecen accesorios que varían según la línea de acabado para dar al vehículo un aspecto deportivo o realzar su apariencia crossover. Las mencionadas ediciones design y sport se diferencian tanto exterior como interiormente, opero pueden acentuarse aún más con el paquete deportivo S-line. También hay disponibles elementos de fibra de carbono para la carrocería, un paquete offroad o láminas adhesivas decorativas, entre otros.

Colores como el amarillo, naranja y rojo pueden ser seleccionados para elementos decorativos y ciertas zonas de los asientos a juego con el exterior, así como costuras de contraste. El naranja nos llamó especialmente la tención, le sienta al Q2 como un guante.

nuevo Audi Q2

En el interior, los guarnecidos también están disponibles en material plástico de colores a juego con los asientos, o en aluminio. Las opciones de tapicerías van desde telas de gama alta al cuero napa fina. Por la noche, el paquete de iluminación opcional LED hace que el interior se muestre especialmente atractivo. En la versión superior, bandas de luz LED iluminan la parte frontal del salpicadero y la zona de las piernas con una luz homogénea. Hay diez colores disponibles, que se pueden seleccionar a través del MMI.

Comentarios Prueba y opinión del nuevo Audi Q2

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"