Comparativa: qué avisador me compro ¿Coyote Mini o Coyote S?

Los avisadores de radar permitidos en nuestro país no están muy extendidos, pero ¿merece la pena tener uno? Comparamos en este post dos de los Coyotes más vendidos: el Mini y el S.

Coyote S

Pese a que los detectores o inhibidores de radar están expresamente prohibidos en la Ley vigente, los avisadores están permitidos. No pueden rastrear, ni interceden en la señal de los radares de la Guardia Civil. Simplemente informan de la presencia de radares fijos, gracias al posicionamiento por GPS.

Existen multitud de avisadores que no están integrados en el coche, como por ejemplo los de la gama Coyote, compuesta por cuatro dispositivos distintos. Son muy populares en países como Francia o Alemania, aunque en España se comienzan a ver cada vez más. Eso sí, a diferencia de aplicaciones populares en el mercado como por ejemplo Waze, usar un Coyote conlleva un pago.

Coyote S

Y es que, además de ser un avisador, un dispositivo Coyote se nutre de la colaboración entre conductores, que añaden incidencias del tráfico y que el resto de la “comunidad Coyote” puede observar en tiempo real. Véase por ejemplo un vehículo averiado, un desprendimiento, o una retención. En este post, comparamos dos dispositivos que hemos tenido la oportunidad de probar en la redacción: el Coyote Mini y el Coyote S.

Los Coyote Mini y Coyote S: características  

Coyote Mini: El dispositivo tiene una pequeña pantalla de 3,2 pulgadas y puede controlarse mediante botones o por voz si conocemos los términos adecuados o palabras clave. Por su tamaño, puede fijarse incluso en una moto si compramos el adaptador llamado “Kit Rider”. Si va fijado en el coche, es gracias a una peana que instalaremos en el salpicadero y que sujeta al Coyote gracias a unos imanes. Cuesta 149 euros.

Coyote S

Coyote S: Este dispositivotiene una pantalla táctil de 4 pulgadas y control por voz. Además, cuenta con una cámara en la parte trasera con la que se puede ver la carretera y permite proyectar las alertas de radar sobre la pantalla. También va sujeto al coche con un soporte, pero el dispositivo se encaja al soporte mediante dos pequeñas ranuras que lo dejan fijo. Cuesta 199 euros.

Ninguno de los dos dispositivos dispone de navegador. El único que lo lleva es el Coyote Nav (229 euros), que además tiene un soporte más fiable, por ser de ventosa. Cualquier dispositivo Coyote tiene un período de prueba de seis meses sin coste, pero al caducar el periodo de licencia ya sea de estos seis meses o del primer año, el dispositivo se bloquea. No nos servirá para nada, a no ser que renovemos la licencia. Puede activarse cada mes por un precio de 12 euros, sin compromisos de permanencia ni nada parecido. Si se desea, puede activarse por un año y saldrá algo más económico.

Coyote Mini

Una alternativa a este problema, por ejemplo podría ser App de Coyote. Si no solemos viajar, podemos pagar una cuota de los servicios de alerta que nos sirva para cuando lo necesitemos (un día, un fin de semana, una semana…). Y cuando se acabe la licencia, no estaremos almacenando ningún dispositivo que se quedará obsoleto. La descarga es gratuita e incluye dos semanas de prueba. Después, las cuotas son de 2,99 euros por 48 horas; 11,99 euros por un mes; 49,99 euros por un año y 89,99 euros por 2 años.

Nuestra experiencia con un Coyote S

El funcionamiento del dispositivo es muy sencillo e intuitivo. Simplemente, al activarse y después de un consejo sobre conducción segura, en la pantalla nos aparece a la izquierda la velocidad a la que circulamos, y la máxima permitida para esa vía. La información aparece con mucha precisión y en tiempo real. Y si activamos la vista de realidad aumentada, iremos usando la cámara trasera, con un resultado muy satisfactorio.

Coyote Mini

Si hay alertas como un radar fijo o un vehículo averiado, el Coyote nos avisa con tiempo suficiente hasta que el radar o la incidencia han sido rebasados. Si se trata de una incidencia como un vehículo averiado, o la información de otros usuarios como por ejemplo un aviso de un radar móvil, el dispositivo nos preguntará si sigue en activo.

En la pantalla, también podemos ver si hay otro “Coyotes” cercanos, además de ver la velocidad media a la que estamos circulando cuando existe presencia de radares de tramo. Al no estar asociado a un terminal móvil, no estaremos consumiendo datos de nuestro Smartphone en ningún momento. Eso sí, ten el cable a mano para conectarlo el mechero: la batería no durará más de media hora.

Coyote Mini

Ojo, porque si manejamos cualquier dispositivo mientras vamos conduciendo, a no ser que lo hagamos mediante comandos por voz, podrían sancionarnos.

Coyote Mini: la opción más económica (Por Luis Carlos Cáceres)

La gama de Coyote comienza con el Mini, que como se decía al principio de este post, cuenta con un tamaño de 3,2 pulgadas y lo convierte en una opción muy recomendable para aquellos que no quieran un dispositivo muy grande y también para los que tengan pensado usarlo en motocicletas.

Tras retirar el precinto, en la caja viene lo imprescindible: el Coyote Mini, un librito de instrucciones en varios idiomas, la base de sujeción con un imán bastante potente, un adaptador USB para el mechero del coche y el cable de alimentación. Quizás se echa en falta una conexión para poder enchufarlo en casa y cargarlo de una forma más rápida.

Coyote Mini

Hablando de tiempos de carga, apenas necesitarás una hora para poder rellenar al 100 % el Coyote Mini y más o menos viene durando la batería unas dos horas -normalmente se queda por debajo- si lo llevas totalmente desconectado. Por tanto es recomendable que en viajes largos siempre tengas el cable cerca.

Como se comentaba anteriormente, el aparato cuenta con seis meses de servicio gratuito y no te llevará más de 10 minutos activarlo en la web. Bastará con crear un usuario e introducir el número tanto el ID como el número de serie.

Coyote Mini

Una vez cargado y conectado, comprobarás que la primera vez tarda un poco en iniciarse. Es porque está actualizando automáticamente su base de datos. Esto lo hará todas las veces que lo enchufes, pero si lo usas habitualmente no se demorará tanto.

Empezamos ya nuestro camino y tras ver el consejo inicial, tipo “revisa la presión de los neumáticos” o “si bebes no conduzcas”, comprobaremos que este tamaño es más que suficiente, con unos gráficos grandes y con colores que se diferencian bastante bien. En todo momento se marcará la velocidad de la carretera, los usuarios conectados a tu alrededor y pronto empezarán a saltar alarmas de radares u otros avisos.

Durante el tiempo que hemos probado el Coyote Mini hay que destacar que tiene una base de datos muy actualizada y que los avisos se realizan con bastante antelación. Además, el sistema para introducir alertas es fácil y no te llevará mucho tiempo, aunque quizás esté pensando para cuando estés parado (retenciones) o si vas acompañado de otra persona.

Actualizaciones para los Coyote Mini y Coyote S

La última actualización de los Coyote Mini y Coyote S, incluye ya alertas sobre las cámaras de control que detectan si llevas puesto el cinturón o si vas usando el móvil. Aunque, por el momento, sólo tiene registradas 50 de las 270 existentes. Otras opciones disponibles gracias a la actualización:

  • En el Coyote S, está disponible la función manos libres con reconocimiento de voz. Se puede responder a las llamadas sin perder las alertas referentes al tráfico.
  • Mejora de la cámara situada en el frontal del Coyote S, que ahora es capaz de grabar hasta 3 vídeos de 10 minutos. También permitirá sacar fotos por si es necesario en caso de accidente.
  • Nuevas alertas como las zonas APR o área de prioridad residencial.

Fotos Comparativa: qué avisador me compro ¿Coyote Mini o Coyote S?

Comentarios Comparativa: qué avisador me compro ¿Coyote Mini o Coyote S?

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"