BMW Serie 4 Coupé: prueba y análisis de gama

Por fin hemos probado el nuevo Serie 4 Coupé, el sustituto del BMW Serie 3 Coupé que BMW pone a la venta con un precio desde 41.900 €. Lo hemos sometido a “tortura” en las pistas de pruebas del INTA, y nos ha encantado.

Ya os hemos contado que para terminar de unificar en la denominación de sus modelos, BMW pasa a llamar Serie 4 a la versión coupé realizada sobre la base del Serie 3 berlina. Y a estas alturas, con el BMW Serie 3 a la venta desde hace meses y con la gama de carrocerías casi completa tras la llegada de la nueva versión Serie 3 Gran Turismo ­–sólo falta un Serie 4 Cabrio, que llegará el año que viene–, comparar el nuevo Serie 4 Coupé con el Serie 3 Coupé saliente nos llevaría a las mismas conclusiones que en su momento obtuvimos cuando enfrentamos la nueva berlina con la antigua.

Bonita silueta. Mide de largo lo que la berlina, pero los casi siete centímetros menos de altura son determinantes para “estilizar” la silueta.

Por ello, lo primero que vamos a hacer es comparar el BMW Serie 4 con el Serie 3. Las fotos hablan por sí solas, pero has de saber que el Coupé tiene siete centímetros menos de altura, mientras que anchura o altura son prácticamente iguales. Tampoco varía la batalla. De hecho, comparten plataforma y prácticamente todos los elementos mecánicos, aunque en Coupé tiene ajustes específicos de dirección, amortiguación, anclajes de la suspensión al chasis…

¿BMW Serie 3 o Serie 4?

Seguro que te lo estás preguntando, y la respuesta es sí. Se notan esos ajustes, vaya si se notan. Pudimos probar el BMW Serie 4 Coupé en condiciones de tráfico normal por carretera, donde al volante es difícil apreciar diferencias con la berlina, a pesar de ir sentados claramente más bajos, y de tener el Serie 4 Coupé el centro de gravedad más cerca del asfalto. Pero otra cosa es a la hora de ir deprisa o enlazar curvas.

De momento sólo hay disponibles tres motores, los dos más potentes también con tracción total. Más adelante podrían llegar versiones más básicas.

Y para ello nos llevaron a las pistas del INTA, donde nos habían preparado tres pruebas especiales: distintos slalom, circuito de handling y vueltas al anillo de alta velocidad, que además tiene una zona muy bacheada. Allí comprobamos que las suspensiones del Serie 4 se lo tragan todo y no es para nada un coche incómodo (el anterior Serie 3 Coupé sí podía llegar a serlo en algunas versiones) ni con neumáticos anchos y de perfil bajo. Pero también que la insonorización en el habitáculo resulta excepcional incluso a alta velocidad, y que el coche se siente más ágil que la berlina al conducir “al ataque”. Una sorpresa, sobre todo tras comprobar que esa agilidad no compromete el confort.  Te dejamos un resumen de la presentación en vídeo.

Vídeo de la presentación del BMW Serie 4 Coupé

Queda margen si buscas un comportamiento todavía más “racing”, pues puedes personalizar a tu gusto eligiendo entre distintas configuraciones de ruedas –recomiendo evitar la opción con ruedas traseras más anchas que las delanteras, rompe un poco el equilibrio del coche–, la suspensión deportiva o la suspensión adaptativa con tres programas de funcionamiento: confortable, normal  y sport. Esta última también es una opción a tener en cuenta, aunque la de serie va fenomenal.

BMW Serie 4 Coupé: el factor precio

¿Y cómo se llama en euros la diferencia de precio entre el BMW Serie 4 Coupé y la berlina? Pues así, de sopetón, mirando precios de tarifa, el Serie 4 Coupé cuesta de media unos 5.000 euros más, a igualdad de motor. Claro que lleva de serie, entre otras cosas, llantas de 17 pulgadas con neumáticos 225/50 en vez de los 205/60-16 de la berlina, más detalles decorativos. Si añades estos elementos a la berlina la diferencia pasa a ser de unos 3.000 euros, todavía considerable, pero asumible, y en la línea de lo que vienen cobrando sus rivales.

Tres motores de salida: ¿cuál me compro?

Pues mientras llegan más versiones, previstas para la próxima primavera, el Serie 4 Coupé más barato, el 420d, también es el más equilibrado. Y lo es por lo bien que va el motor turbodiésel de 184 CV, y por su relación entre lo mucho que anda y lo poco que gasta.

Entre las distintas pruebas que pudimos realizar en el INTA pasamos por el anillo de alta velocidad.

Le falta algo de suavidad y refinamiento a baja velocidad, sobre todo si lo oyes desde fuera. Pero es difícil encontrar un motor de esta categoría que haga tan bien todo lo demás, pues empujar con mucha fuerza desde abajo, sube de vueltas sin perder fuelle con un tacto incluso deportivo, y permite abusar de las marchas largas sin tirones y sin tener que recurrir al cambio, consumiendo poquísimo combustible.

Eso sí, no llega a transmitir las sensaciones del 428i de gasolina, que ofrece un buen puñado de caballos más –se va hasta los 245 CV– y, sobre todo, una mayor capacidad de aceleración, por un precio apenas 2.000 euros superior. Es una delicia de motor, casi parece un seis cilindros por su suavidad. Y aunque lógicamente gasta más que el diesel, quizás sea el motor de su clase que, en relación a la potencia que ofrece y a sus prestaciones, tiene un consumo más bajo.

De los tres motores iniciales, el más sorprendente es el del 428i, un 4 cilindros que no tiene nada que envidiar a los anteriores 6 en línea de BMW

Lo del 435i con su motor de 306 CV son ya palabras mayores. Necesitas mucha carretera libre y vivir en Alemania para no salirte del mapa ni quedarte sin carné a las primeras de cambio. Tal y cómo va el 428i, si quieres un Serie 4 de gasolina deportivo de verdad espérate al M4; si no, puedes olvidar la versión más potente.

¿Qué BMW Serie 4 me compraría? Yo, tras darle muchas vueltas –cuesta resistirse al tacto y empuje del 428i– me quedo con el 420d, pero invertiría esos 2.000 euros de diferencia y un poquito más para llegar a la versión con la magnífica caja de cambios automática ZF de 8 velocidades. Es un pelín cara, pero ofrece mucho más confort, misma deportividad si la usas en modo secuencial/manual… e incluso rebaja el consumo.

BMW Serie 4: un Coupé para uso diario

Las plazas traseras suelen ser el punto débil en los coupés, pero el BMW Serie 4 lo resuelve muy bien. Hay menos anchura que en el Serie 3 berlina, pero el espacio es suficiente para que dos ocupantes viajen sin tener que meterse los codos. La altura sí puede ser un problema si quienes tienen que acomodarse aquí se acercan o sobrepasa 1,80 metros de estatura, debido a la línea descendente del techo.

Coupé deportivo, pero práctico, al menos hasta un cierto punto. El BMW Serie 4 ofrece espacio y confort para usarlo también a diario.

El acceso no es incómodo, lo normal en un coupé de estas características o yo diría que incluso mejor, por el hueco que queda entre el asiento y la puerta. Eso sí, el proceso de abatimiento de los asientos delanteros se hace un poco lento si éstos cuentan con accionamiento eléctrico. Y los pasajeros, una vez acoplados, pueden echar en falta dónde agarrarse cuando llegan las curvas. Los 445 litros de capacidad de maletero del BMW Serie 4 Coupé no están nada mal, son apenas 35 litros menos que la berlina, y tiene formas aprovechables y la tapa deja un buen hueco de acceso.

Apenas pierde 35 litros frente a la berlina, lo que deja un maletero de capacidad muy razonable. Destaca el nivel de terminación y el doble fondo.

En cuanto al conductor, apenas hay diferencias con un Serie 3, salvo que vas sentado más bajo, y que al ser la puerta más grande el montante central queda más atrás, pero un mecanismo eléctrico se encarga de acercarte el cinturón para que no tengas que hacer contorsiones. El salpicadero es idéntico, la visibilidad más que buena para ser un Coupé –montantes finos y lunetas de generosas dimensiones–, las puertas sin marco aíslan muy bien, el acabado y la presentación son magníficas.

Los respaldos de los asientos traseros se pueden abatir en distintas configuraciones; una de las más prácticas es la que los divide en proporción 40/20/40.

¿Y el equipamiento? Pues como suele suceder en BMW, es posible configurar el coche completamente a tu gusto con infinidad de opciones y tres posibles líneas de acabado (Luxury, Sport y Modern, más el kit deportivo M), y en breve se ofrecerá el paquete M Performance, que incluso permitirá aumentar la potencia. Pero sigo pensando que en un coche de este precio hay elementos que deberían ser de serie, como un navegador –aunque fuera una versión básica, no el “Profesional”–, la alarma o los sistemas de alerta por cambio involuntario de carril, el control de velocidad de crucero y el detector de presencia en el ángulo muerto. Eso como poco.   

GAMA y PRECIOS BMW Serie 4 Coupé

VERSIÓN

Potencia

(CV)

Consumo medio

(l/100 km)

Precio

 

420d Coupé

184

4,7

41.900 €

420d Coupé Autom.

184

4,7

44.451 €

428i Coupé

245

6,6

43.900 €

428i Coupé Autom.

245

6,3

46.451 €

428i xDrive Coupé

245

6,8

46.500 €

428i xDrive Coupé Autom.

245

6,7

49.051 €

435i Coupé

306

7,9

55.200 €

435i Coupé Autom.

306

7,2

57.853 €

435i xDrive Coupé

306

8,2

57.800 €

435i xDrive Coupé Autom.

306

7,6

60.453 €

 FICHA TÉCNICA BMW Serie 4 Coupé 

 

420d Coupé

428i Coupé

Motor

4 cilindros, 1.596 cm3, turbo

4 cilindros, 1.997 cm3, turbo

Potencia máxima

184 CV a 4.000 rpm

245 CV entre 5.000 y 6.500 rpm

Par máximo

380  Nm entre 1750 y 2750 rpm

350 Nm entre 1250 y 4800 rpm

Frenos

Discos ventilados en las 4 ruedas

Discos ventilados en las 4 ruedas

Neumáticos

225/50-17”

225/50-17”

Dimensiones exteriores

4,64 x 1,82 x 1,36 m

4,64  x 1,82 x 1,36 m

Depósito de combustible

57 l

60 l

Peso en orden de marcha

1.525 kg

1.525 kg

Capacidad maletero

445 l

445 l

Velocidad máxima

240 km/h

250 km/h

Acel. 0-100 km/h

7,5 s

5,9 s

Consumo urbano/extraurbano/mixto

5,8/ 4,1/ 4,7 l/100 km

8,8 / 5,3 / 6,6 l/100 km

Emisiones de CO2

124 g/km

154 g/km

 

EQUIPAMIENTO DE SERIE

Seis airbags
Ayuda al arranque en pendiente
Faros antiniebla y xenón
Control de presión de los neumáticos
Climatizador
Retrovisores exteriores eléctricos
Sensor de lluvia y luces
Volante y pomo de palanca en cuero
Conexión USB
Llantas de aleación
Radio con CD

PRINCIPALES OPCIONES       

Faros LED:                                2.255 €
Luces activas:                            690 €
Control de velocidad crucero:         370 €
Suspensión deportiva:                  465 €
Suspensión adaptativa:                1.305 €
Acceso y arranque sin llave:          700 €
Asientos deportivos:                    600 €
Techo eléctrico:                          1.305 €
Pack Navegador:                         2.950 €
Alarma:                                    570 €
Ayuda al aparcamiento:                940 €

Comentarios BMW Serie 4 Coupé: prueba y análisis de gama

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"