Prueba BMW 218d Active Tourer

Probamos el primer monovolumen compacto de BMW en su versión turbodiesel de 150 CV, el BMW 218d, disponible con un precio desde 30.300 euros.

BMW 218d Active Tourer

Por mucho que siga la fiebre por los SUV, existe una alternativa más lógica a un compacto –o incluso a una berlina– si necesitas un coche con un habitáculo más espacioso y un maletero más capaz... y no te hacen "tilín" los coches con carrocería familiar: un monovolumen.

Y el mejor ejemplo es el nuevo BMW Active Tourer, al que podríamos calificar como la versión monovolumen del Serie 1, si bien técnicamente esto no sería nada correcto, si tenemos en cuenta que el Serie 2 Active Tourer no comparte plataforma con el Serie 1. Aquí estamos ante un coche nuevo con una plataforma nueva, a diferencia del resto de modelos BMW con tracción delantera y con el motor situado en posición transversal. Y esto tiene sus efectos, como vamos a ver en esta prueba.

El puesto de conducción

Lo confieso, creo que el Serie 2 Active Tourer es el primer BMW en el que me siento hace mucho tiempo en el que no doy a la primera con una postura cómoda al volante. Normalmente los puestos de conducción de BMW me gustan mucho, por ergonomía, posición, colocación de los mandos, confort y agarre de los asientos…

 

BMW 218d Active Tourer

Pero aquí me encuentro con unos asientos en el que las banquetas tienen una forma muy plana –ojo al elegir, hay distintos tipos según la línea de acabado–, y además son pequeñas. Por otro lado, si coloco el volante a mi gusto la parte central oculta parcialmente algunas informaciones del cuadro (cuentakilómetros), lo que me obliga a bajar mucho el volante o sentarme demasiado alto. En este caso, el no contar con ajuste en altura de los cinturones de seguridad puede ser un incordio.

 

BMW 218d Active Tourer

No es un inconveniente mayor, al final, si va a ser tu coche de todos los días, te adaptas enseguida. Pero se nota que el Serie 2 es el primer monovolumen de BMW, no han dado a la primera con la tecla en este sentido. Sí está muy bien solucionado todo lo referido a huecos para dejar objetos, así como la presentación y calidad y tacto de los materiales, casi a la altura de la última generación del BMW Serie 1. 

 

BMW 218d Active Tourer

El clásico mando giratorio iDrive situado a la derecha de la palanca de cambios permite manejar fácilmente todas las funciones del sistema multimedia, aunque también es posible controlar los mandos principales desde los botones del volante.

Habitáculo y modularidad del BMW Active Tourer

No tiene asientos traseros individuales, como otros monovolúmenes de esta categoría. Pero el habitáculo del Serie 2 Active Tourer es lo amplio que esperas para su tamaño, y la banqueta trasera permite una regulación en longitud unos 13 centímetros.

Eso sí, si pasas de un Serie 1 a un Serie 2 Active Tourer pensando en las necesidades de desplazamiento de cinco personas, mejor busca algo más grande: las plazas traseras están muy bien en altura y espacio para las piernas, pero por anchura no podrás viajar con cinco adultos.

 

BMW 218d Active Tourer

Lo que sí puede llevar el Serie 2 Active Tourer son elementos típicos en monovolúmenes como mesitas o pantallas en las plazas traseras, y también será mucho más cómodo que un Serie 1 de 5 puertas si necesitas llevar sillas infantiles o para colocar en sus asientos a niños, aunque las puertas traseras no abren mucho y tampoco dejan un hueco especialmente amplio.  Opcionalmente existe la posibilidad de que el asiento delantero derecho pueda abatir el respaldo, lo que facilita el transporte de objetos largos.

El espacio para la carga

El maletero del BMW Serie 2 Active Tourer alcanza los 468 litros de capacidad, contando los aproximadamente 70 litros que quedan en un compartimento bajo el piso, y con los asientos traseros en la posición en la que dejan el máximo espacio para las piernas de los pasajeros. Es una capacidad normal comparada con los coches de su tamaño. No cuenta con la posibilidad de colocar el piso en diferentes niveles, y si se opta por una rueda de repuesto de emergencia en vez del kit antipinchazos, el hueco que queda bajo el mismo prácticamente se pierde.

 

BMW 218d Active Tourer

Además de funcionalidades habituales como una toma de corriente de 12 voltios o distintas anillas para ayudar a sujetar la carga, lo mejor es que los respaldos individuales de los asientos pueden abatirse de forma independiente en proporción 40/20/40 de forma muy sencilla incluso a través de unos botones situados en el propio maletero. También es posible adelantar la banqueta, para ganar espacio para el equipaje si no viajas con pasajeros, aunque no podrás hacerlo de forma individual como con los respaldos.

¿Versión larga con siete plazas o versión corta?

BMW también tiene ya a la venta una versión larga del Active Tourer, el BMW Serie 2 Gran Tourer. Su carrocería gana 21 centímetros en longitud y 11 en distancia entre ejes, para llegar a los 4,55 metros de largo; también es 5 centímetros más alto. Esto se traduce en dos diferencias importantes: opcionalmente puede llevar siete plazas, y la capacidad del maletero –con cinco plazas– pasa de 470 a 645 litros, un aumento de nada menos que 175 litros.

BMW 218d Active Tourer

 

Decidirte por uno u otro dependerá de las necesidades de espacio interior o de maletero, pues los equipamientos son prácticamente equivalentes. El Gran Tourer se ofrece en versiones 218i, 220i, 216d, 218d y 220d, con un sobreprecio sobre el Active Tourer de unos 2.000 euros a igualdad de motor y equipamiento, por lo que piensa bien si necesitas las siete plazas... o si vas a viajar con muchas maletas. Ni en prestaciones ni en comportamiento dinámico vas a notar diferencias determinantes.

BMW 218d Active Tourer: el motor más equilibrado

Por debajo tienes el 216d con el motor 1.5 de tres cilindros y 116 CV, y por encima está el 220d de 190 CV. El primero puede ser un mínimo recomendable si no vas a viajar mucho por carretera ni vas a hacer uso de la capacidad de carga del Serie 2 Active Tourer. Con el segundo, asociado únicamente al cambio automático, el precio se “dispara”, y te sobrarán prestaciones.

 

BMW 218d Active Tourer

El más equilibrado entre las opciones diésel del Serie 2 Active Tourer, y probablemente el mejor de la gama considerando su relación entre prestaciones y consumos, es el 218d con 150 CV. Y este es el que hemos probado. El motor es el 2 litros con 4 cilindros, por lo que las diferencias con el 216d de 3 cilindros no son sólo de gestión electrónica, lo que puede justificar en parte un precio 2.400 euros superior. La otra parte se justifica por unas prestaciones claramente mejores, con un empuje que permite mover al 218d con agilidad en cualquier situación de uso y por cualquier tipo de carretera.

Además, el cambio de marchas tiene un buen tacto –es más suave que rápido–, el sistema start-stop funciona con suficiente rapidez y sin provocar tirones, y para lo que anda, el consumo se mantiene en unos niveles muy bajos.  Los 6 l/100 km están a tiro si conduces en modo “eficiente” utilizando el programa ECO-PRO del sistema de conducción dinámico.  

Cómodo más que deportivo

Resulta raro hablar del comportamiento de un BMW en el que la deportividad no salga a relucir por encima del confort de marcha, pero no lo olvides, esto es un monovolumen familiar… y un BMW muy especial, con tracción delantera.

BMW 218d Active Tourer

 

BMW no recurre a suspensiones de tarado especialmente blando, pero aun así consigue que el Serie 2 se muestre confortable, siempre que elijas bien los neumáticos. Y aquí pondríamos como límite los 225/55-17 de nuestra unidad de pruebas; opcionalmente puede montar unos 225/45-18, que rompen un poco el equilibrio entre efectividad y confort.

La carrocería apenas balancea y el coche frena muy bien; sólo veo mejorable el tacto de la dirección cuando se conduce en carreteras de curvas, sobre todo en la primera fase en la que el coche apoya cuando giras el volante. No transmite en ningún momento falta de seguridad, y tampoco resta agilidad, pero no tiene esa precisión que esperas de un BMW… ni la de otros monovolúmenes con dirección de asistencia eléctrica y tracción delantera, como un VW Golf Sportsvan. 

Equipamiento: una lista de posibilidades interminable

Al nivel de equipamiento básico, BMW añade en el Serie 2 Active Tourer las versiones Advantage, Sport y Luxury, y el paquete deportivo M Sport (cambian estéticamente los paragolpes, lleva llantas M, asientos deportivos y la suspensión tiene tarados de amortiguación más firmes y con la altura al suelo rebajada 10 mm), y una lista de opciones interminable.

Lo mejor es que ya las versiones básicas tienen un equipamiento muy razonable, con climatizador, retrovisores eléctricos, bluetooth, sensor de lluvia y luces, accionamiento eléctrico para el portón trasero, control de presión de los neumáticos, volante multifunción y llantas de aleación de 16 pulgadas.

 

BMW 218d Active Tourer

A partir de aquí,  se puede configurar el Serie 2 al gusto de cada cual recurriendo a las líneas Advantage (añade detalles funcionales), Sport (suma elementos deportivos) o Luxury (con cuero y detalles que aportan mayor refinamiento), o a la completísima lista de opciones, entre las que encontrarás una versión del equipo multimedia con pantalla de casi 9 pulgadas en vez de la de 6,5 que lleva de serie, o sistema de ayuda a la conducción como el control de velocidad de crucero activo, la base para el sistema de asistente a la conducción en atascos.

Los rivales del BMW Serie 2 Active Tourer

Por precio, el principal rival del BMW Serie 2 Active Tourer no podía ser otro que el Mercedes Clase B. Si buscamos alternativas por dimensiones encontramos muchas, y de planteamientos tan diferentes como un Citroën C4 Picasso, un Opel Meriva o el nuevo Volkswagen Golf Sportsvan. De todos ellos, quizás el más similar al BMW por el tipo de coche y el tacto que ofrece al volante sea el Golf Sportsvan, que en su versión con el motor 2.0 TDI de 150 CV y con cambio DSG me parece una "compra maestra".

Comentarios Prueba BMW 218d Active Tourer

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"