Prueba Citroën C4 Cactus: el SUV más rompedor, ya a la venta

Citroën C4 Cactus

Citroën se adapta a los cambios en el sector del automóvil y a las expectativas de sus clientes con el nuevo Citroën C4 Cactus, fieles a su lema “Créative Technologies”. Y es que, este SUV que llega a un segmento C muy concurrido, es una alternativa real a las berlinas compactas aunando soluciones tecnológicas inteligentes y prácticas, con un diseño absolutamente rompedor que no dejará indiferente a nadie.

Vídeo Citroën C4 Cactus - Presentación en Amsterdam

 

El Citroën C4 Cactus es una nueva forma de entender los coches: más diseño, más confort y más tecnología útil y al servicio del cliente, con un precio asequible y unos consumos ajustados, dando más valor a lo que dan valor los clientes. Según fuentes de Citroën, el apellido de este C4 tan peculiar como él mismo, responde a la idea de la marca de hacer un coche robusto pero ágil y manejable, con un estilo sobrio y sencillo pero con mecanismos defensa complejos (como son las púas de un Cactus) y también hace un guiño a la poca cantidad de combustible que necesita el coche para funcionar, al igual que los cactus necesitan poca agua para vivir.

Hemos tenido la oportunidad de asistir a la presentación del modelo en Amsterdam y el privilegio de poder probarlo en primera persona por escenarios muy distintos entre sí, para darte todos los detalles.

A los mandos del C4 Cactus: las distintas opciones

Citroën C4 Cactus

Nada más ponernos al volante del nuevo C4 Cactus, el interior nos llama casi tanto la atención como el diseño exterior. El puesto de conducción es cómodo y el salpicadero muy sencillo y moderno, con los botones reducidos a su máxima expresión e integrados en una interfaz digital de la que hablaré con detalle más adelante, y con unos asientos muy peculiares. Los acabados son más que correctos y pese a la ligereza del coche, no da sensación de fragilidad en ningún momento.

Citroën C4 Cactus

Tuve la posibilidad de probar el motor de gasolina de 110 CV tanto con la caja de cambios manual como con la caja de cambios pilotada ECG, en todo tipo de situaciones:  por tramos de ciudad y por los alrededores, con tráfico intenso, con muchas bicicletas y peatones, o en tramos de autopista bastante despejados. Estos dos motores de gasolina, ambos de 1,2 litros y tres cilindros, mueven con sorprendente agilidad el coche para lo que a priori se pudiera pensar. Además, pude tomar breve contacto con el diésel e-HDI de 92 CV, que en principio estará disponible únicamente con el cambio de marchas automático pilotado de seis velocidades (ETG6).

Citroën C4 Cactus

De entre ellos, por el momento me quedaría con el gasolina de 110 CV con caja de cambios manual, por su buena respuesta desde parado, porque es más suave y menos ruidoso que el diésel y porque el consumo medio en ciclo mixto de poco más de 5 litros/100 km no es muy difícil de alcanzar si conduces tranquilo. Parece más que asequible tanto para ciudad en el día a día como para viajes más largos, con ese extra de potencia respecto al de 82 CV, que quizá pueda quedarse algo “justo” en ciertas situaciones como salidas a carreteras de doble sentido o sí viajas con pasajeros y equipaje.  Respecto a la caja de cambios ECG, agradable y práctica, aunque con ella consume casi un litro más. Por el momento, con el lanzamiento del coche en España se comercializará el 82 CV como acceso de gama de gasolina, pero no hay fecha de comercialización en España para el 110 CV, mientras que en Francia se venderán a la vez. La alternativa en nuestro país sería el 100 CV de gasolina.

Citroën C4 Cactus

El motor diésel de 100 CV BlueHDi es el de menor consumo y emisiones de la gama por el momento, cumpliendo con las normas de emisiones Euro6 gracias al catalizador suplementario denominado SCR (Selective Catalitic Reduction) que transforma las moléculas de NOx en vapor de agua y nitrógeno gracias al aditivo a base de urea (AdBlue). Es un motor con potencia y empuje suficiente para mover al C4 Cactus en cualquier situación, y con un consumo muy bajó y menos sensible al ritmo de marcha que los motores de gasolina.

Más tecnología al servicio de conductor y acompañantes

Fáciles de utilizar, accesibles para todos y conectadas, las tecnologías del Citroën C4 Cactus están claramente enfocadas a satisfacer las necesidades reales de los clientes.

Así, el Citroën C4 Cactus incluye por primera vez los Airbumps, o “airbags de carrocería” en un coche de producción, poniendo la exclusividad al servicio del diseño. Y es que, tras tres años de desarrollo, más de 5.000 ciclos de pruebas y 9 patentes, los Airbumps exclusivos de Citroën son el mejor ejemplo de tecnología útil en el Cactus.

Protagonizan el diseño lateral del coche al ir integrados en los flancos y también se encuentran presentes en el paragolpes frontal y trasero, protegiendo la carrocería de los pequeños roces o golpes que se puedan producir en nuestro día a día (por ejemplo, al abrir la puerta en una plaza de garaje algo ajustada). Pueden escogerse en cuatro colores distintos -negro, gris, beige o chocolate- a combinar con los tres temas disponibles para el interior (Armonía Interior Gris, Armonía Interior Habana y Armonía Interior Purple) y los diez colores disponibles para la carrocería para una personalización al gusto de cada cliente.

El funcionamiento de estos pequeños “Airbags de carrocería” es muy sencillo: los Airbumps, ante cualquier golpe vuelven a su forma original gracias a que su piel suave de TPU (poliuretano termoplástico) encierra cápsulas de aire para amortiguar los choques. No necesitan un mantenimiento específico y pueden llegar a durar toda la vida útil del coche, por lo que contribuyen directamente a un coste de mantenimiento reducido.

Pero no los Airbumps no son la única solución innovadora del Citroën C4 Cactus. Este vehículo también cuenta con una interfaz de conducción 100% digital y muy intuitiva que ofrece un puesto de conducción amplio y conectado, con los mandos agrupados alrededor de una pantalla táctil de 7 pulgadas de serie asociada a 7 botones sensitivos, dejando el salpicadero despejado. La climatización automática, los sistemas multimedia (incluyendo la radio digital, el "streaming" audio, la conexión de los aparatos portátiles, el almacenamiento de  música y el visionado de fotos) o la navegación, que permite ver la cartografía en perspectiva, los límites de velocidad, análisis de las condiciones de la circulación y también da la posibilidad de elegir el recorrido más económico por consumo de carburante, son las principales funciones.

Además, desde la misma pantalla se pueden controlar, las ayudas a la conducción, como la imagen de la cámara de marcha atrás, Park Assist o el limitador-regulador de velocidad programable. Este dispositivo también gestiona las funciones del teléfono, como el sistema manos libres Bluetooth, la agenda, la vista de las fotos del perfil y gestión de la llamada doble. Por último, esta pantalla táctil es la puerta de entrada a los servicios conectados (portal Citroën Multicity Connect a través de la conexión 3G) y es una herramienta de reglaje que incluye un manual interactivo de instrucciones del vehículo.

Entre las funciones más destacadas del Citroën Multicity Connect, podremos encontrar la estación de servicio más próxima o hacia la más barata gracias a la aplicación "Carburante" o buscar un hotel o un restaurante con las aplicaciones "Páginas Amarillas" y "Trip Advisor" a golpe de “click”. Por último, permite orientar al conductor en tiempo real informándole sobre el estado de la circulación gracias a la aplicación " Michelin Trafic" o alertándole de los radares que encontraremos a nuestro paso gracias a la aplicación "Coyote".

Otra de las “primicias tecnológicas” y en este caso de seguridad que se estrenan en el C4 Cactus y en exclusiva mundial, es el “Airbag in Roof”, o airbag del acompañante situado en el techo.  Así, se puede ofrecer al pasajero delantero más espacio y volumen para llevar objetos en la guantera ya que todo el sistema del airbag está dispuesto sobre el parabrisas. En caso de colisión, el airbag se despliega en décimas de segundo desde el techo hacia abajo por todo el parabrisas, cubriendo el salpicadero y protegiendo al copiloto de cualquier golpe contra las partes duras del coche.

También se encuentra entre la tecnología destacada que estrena el C4 Cactus el sistema "Magic Wash", una innovación sencilla pero ingeniosa que permite suprimir los problemas de visibilidad cuando se lava el parabrisas gracias a que los difusores del limpiacristales están integrados en el extremo del limpiaparabrisas, donde depositan un chorro de líquido. De este modo, la visibilidad se mantiene durante toda la operación de lavado del parabrisas y la cantidad de líquido necesaria se reduce a la mitad respecto a un sistema tradicional.

Más confort para todos los pasajeros

Nada más sentarnos a los mandos del Citroën C4 Cactus nos llama la atención el diseño del salpicadero y de los tiradores de las puertas que emulan las asas de una maleta, y la configuración de los asientos y su forma. Los asientos delanteros son amplios y anchos para conductores de cualquier altura y su diseño está inspirado en el de un “sofá”. De hecho, los asientos traseros están pensados para que los pasajeros se sientan como en casa y también reflejan esta inspiración con su forma de “banqueta”.

La batalla de 2,60 m del Citroën C4 Cactus (equivalente a la de un Citroën C4) permite una gran habitabilidad, en unas dimensiones de berlina compacta (longitud: 4,16 m; anchura: 1,73 m). Su perfil de diseño es de 1/3 de superficies acristaladas y 2/3 de carrocería, mientras que sus 1,48 m de altura benefician la aerodinámica y sus voladizos reducidos sitúan las ruedas en las cuatro esquinas del coche.

En las versiones que disponen de la caja de cambios pilotada ETG que también pudimos probar, la palanca de cambios tradicional desaparece en favor del sistema "Easy Push". Este mando simplificado cuenta con un pulsador de selección "D, N, R" en la parte baja del cuadro de instrumentos y de levas en el volante para cambiar las marchas de forma manual.

Citroën C4 Cactus

Por último, el techo acristalado panorámico con alta protección térmica, inunda de luz el habitáculo pero sin hacer sufrir a los pasajeros los efectos del calor. Protege de manera efectiva de los rayos ultravioleta con propiedades comparables a las de las gafas de sol de categoría 4. Sus prestaciones de protección luminosa, térmica y acústica permiten no utilizar un parasol, lo que supone reducir el peso 6 Kg, con lo que se baja el centro de gravedad y se mejora en el comportamiento en carretera. En cuanto al maletero, dispone de 358 litros de capacidad a pesar de sus 4,16 metros de longitud.

Ayudas a la conducción para mayor seguridad y disfrute

El Citroën C4 Cactus asegura una conducción relajada gracias a las ayudas a la conducción, que harán a su conductor el día a día mucho más fácil y relajado. Por ejemplo, dispone del sistema Park Assist, que ayuda al conductor durante su búsqueda de plaza de aparcamiento y efectúa la maniobra automáticamente una vez que el espacio ha sido detectado. El conductor sólo tendrá que gestionar los pedales de acelerador o del freno, mientras que las maniobras de estacionamiento se efectúan con total seguridad gracias a la cámara de marcha atrás, cuya imagen se muestra sobre la pantalla táctil a todo color y con las líneas de guía activas.

El C4 Cactus también incorpora la función Hill Assist, o ayuda de arranque en pendiente, que mantiene el coche frenado automáticamente durante 2 segundos y permite un arranque seguro incluso en pendientes superiores al 3% sin riesgo de caída del vehículo en el momento de soltar el pedal del freno. Además, en el frontal, la función Cornering Light aporta un haz luminoso suplementario en el interior de la curva que aumenta la visibilidad y la seguridad en las curvas y en los cruces.

Finalmente, con Citroën eTouch, toda una gama de servicios se instala a bordo del vehículo, como las llamadas de urgencia y asistencia localizadas (según países). Ambos servicios son gratuitos y están disponibles las 24 horas del día y los 7 días de la semana, gracias a una tarjeta SIM integrada que garantiza una localización precisa y una intervención rápida de los servicios de emergencia.

Diseño funcional y búsqueda de la máxima eficiencia

En el diseño peculiar del Cactus se ha buscado reconciliar lo estético con lo práctico, buscando los volúmenes ideales y la eficiencia desde la reducción máxima de los pesos hasta en los más pequeños detalles. Sin duda y como pasa con todos los coches que han marcado una época, el estilo único del Citroën C4 Cactus se identifica y se recuerda fácilmente.

A pesar de su nombre, este C4 Cactus no está derivado de la misma plataforma que utiliza el C4 o el C4 Picasso, sino que tiene la misma que la de modelos más pequeños como el C3 o el C-Elysée, lo que le permite un peso muy ajustado. El coche se distingue por unas superficies depuradas y limpias, volúmenes fluidos que huyen de formas o ángulos agresivos, luna de custodia y techo flotantes, firma luminosa tecnológica con luces diurnas de LED y proyectores integrados en los Airbumps, y elementos gráficos que destacan las distintas funciones como en los pasos de rueda o las barras del techo.

Otro de los puntos fuertes del Citroën C4 Cactus es la reducción de los costes de utilización eliminando lo superfluo, asociando una plataforma optimizada con motores eficientes de última generación. Este modelo pesa 965 kg, o lo que es lo mismo, 200 kg menos que un Citroën C4, con lo que se consiguen consumos y emisiones reducidas (82 g de CO2/km o lo que es lo mismo 3,2 l/100 km en versión diésel y menos de 100 g de CO2/km en versión gasolina). Este resultado es consecuencia de la apuesta por una plataforma compacta y ligera, motores de última generación y de baja cilindrada, que cumplen las futuras reglamentaciones Euro6 (motor de gasolina PureTech y diésel BlueHDi equipados con el sistema Stop & Start), el uso de materiales de altas prestaciones, como el acero de alto límite elástico (THLE) y el aluminio en el capó y los travesaños y la incorporación de elementos diseñados específicamente para aligerar el vehículo, como el capó en aluminio, los cristales traseros batientes (11 Kg) y la banqueta trasera abatible monobloque (6 Kg).

Una nueva modalidad de renting

El Citroën C4 Cactus, que se fabrica desde la planta madrileña de PSA en Villaverde para el resto del mundo, estará disponible a partir del 17 de junio desde 14.700 euros, sin contar con el Plan PIVE ni oferta de lanzamiento de la marca (aún por determinar). Así, de momento tendrá el menor precio de salida entre sus competidores directos como son el nuevo Nissan Juke o el Renault Captur.

Pero en busca de la ventaja para el cliente Citroën con este singular coche lanza nuevas formas para disfrutarlo. En este caso, destacamos la posibilidad de pagar sólo por el uso del coche, conocido como “Pay As You Drive”. Es una fórmula de pago similar al renting para particulares,  en el que durante tres años como máximo se establece un contrato según la versión del coche, de la opción de mantenimiento y seguro escogidas y de los kilómetros que se prevean recorrer. Así al final de cada año, en base a los kilómetros efectivamente recorridos y a otros aspectos como los partes dados, por ejemplo, la tarifa puede modificarse y subir de precio si existe algún tipo de “penalización” para el cliente, e incluso, puede bajar de precio. Así, con este nuevo sistema, los clientes pagarían entre 2.000 y 3.000 euros de entrada por el vehículo y después entre 199 y 399 euros mensuales, según informaron fuentes de la marca francesa. Al cabo de los tres años que dura el contrato, el cliente elige si quiere comprar el coche por el precio que le correspondería menos el dinero ya pagado, o si no.

Precios y versiones del Citroën C4 Cactus

Citroën C4 Cactus

El nuevo Citroën C4 Cactus, ya ha recibido 80 pedidos en España, y como apuntaba Alfredo Vila  -director general de Citroën España y Portugal- en la presentación: “Es la primera vez que sucede algo así, sin que el modelo esté en los concesionarios”. Te mostramos la lista completa de precios del Citroën C4 Cactus con las motorizaciones y acabados disponibles

  • C4 Cactus VTi 82 LIVE: 14.750 €
  • C4 Cactus VTi 82 FEEL: 16.100 €
  • C4 Cactus VTi 82 FEEL Edition SILVER: 16.700 €
  • C4 Cactus VTi 82 FEEL FINE: 15.730 €
  • C4 Cactus VTi 82 FEEL COOL: 16.880 €
  • C4 Cactus VTi 82 SHINE: 17.400 €
  • C4 Cactus e-VTi 82 ETG FEEL: 17.000 €
  • C4 Cactus e-VTi 82 ETG FEEL FINE: 16.630 €
  • C4 Cactus e-VTi 82 ETG SHINE: 18.300 € 
  • C4 Cactus e-HDi92 ETG6 LIVE: 16.850 €
  • C4 Cactus e-HDi92 ETG6 FEEL: 18.200 €
  • C4 Cactus e-HDi92 ETG6 FEEL FINE: 17.830 €
  • C4 Cactus e-HDi92 ETG6 FEEL COOL: 18.980 €
  • C4 Cactus e-HDi92 ETG6 FEEL Edition HELLO: 18.800 €
  • C4 Cactus e-HDi92 ETG6 SHINE: 19.500 €
  • C4 Cactus e-HDi92 ETG6 SHINE Edition MOONLIGHT: 20.450 €
  • C4 Cactus BlueHDi 100 LIVE: 16.950 €
  • C4 Cactus BlueHDi 100 Airdream BUSINESS: 18.300 €
  • C4 Cactus BlueHDi 100 FEEL: 18.300 €
  • C4 Cactus BlueHDi 100 FEEL FINE: 17.930 €
  • C4 Cactus BlueHDi 100 FEEL COOL: 19.080 €
  • C4 Cactus BlueHDi 100 SHINE: 19.600 €
  • C4 Cactus BlueHDi 100 SHINE Edition URBAN: 20.300 €

Comentarios Prueba Citroën C4 Cactus: el SUV más rompedor, ya a la venta

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"