Prueba del nuevo Lexus LC 500 cabrio: diseño, interior, motor V8, precio, opinión,...

El nuevo y espectacular descapotable de la marca japonesa es un sueño hecho realidad para todos aquellos que busquen un gran turismo con altos estándares de calidad y un V8 bajo el capó.

Lexus LC 500 cabrio

Caviar japonés. Un gusto para los sentidos. Un coche que te llena el alma. Así definiría el nuevo Lexus LC 500 cabrio, un coche que esconde un motor V8 que enamora desde su primer grito al encenderlo. Impresiona por su interpretación del lujo desde el punto de vista nipón: refinamiento, potencia y buen gusto para los pequeños detalles. Un descapotable de 2+2 plazas de precio fuera de alcance para la gran mayoría, pero que da la sensación de que cada euro invertido merece la pena. 

Diseño del Lexus LC 500 cabrio: elegancia y refinamiento

Lexus LC 500 cabrio

Su diseño es elegante, digno de una musa griega. Su alargado frontal, indispensable para esconder un motor V8 bajo su piel, tiene una belleza asombrosa. Y sin renunciar al estilo Lexus, ya que cuenta con muchos elementos propios del catálogo de la marca, como sus faros alargados o las formas de su parrilla. Eso sí, aquí, las formas son más afiladas.

Detrás, sigue siendo un Lexus, pero es cierto que aquí la apuesta es más agresiva y arriesgada, con unos faros alargados y unos intermitentes de forma vertical ubicados a la altura del paragolpes trasero. Y por supuesto, una anchura tremenda, perceptible desde el retrovisor y que nos ofrece la sensación de estar ante un gran turismo de dimensiones épicas.

Lexus LC 500 cabrio

Cada detalle del coche está cuidado: desde sus llantas, prolíficas (22 pulgadas) y de diseño espectacular, hasta el tirador de la puerta, que no sobresale de la carrocería. Sin olvidarnos de su capota, que cuenta con colores diferentes (negro, camel,…) y que permiten al cliente crear una personalización única. Además esta ofrece un aislamiento muy destacable, ya que hace el habitáculo muy silencioso. El confort se eleva, aunque el precio a pagar es escuchar más bajito el excelente sonido de su V8.

El diseño de la capota es muy elegante y además, tiene un funcionamiento impecable. Se abre y se cierra en cuestión de 15 segundos mediante un mecanismo eléctrico, además de ser prácticamente irrompible. Según la propia marca, tras las pruebas, quedó demostrado que se necesitarían 50 años abriendo y cerrando la capota para que esta falle. Todo un ejemplo de fiabilidad.

Interior Lexus LC 500 cabrio: cuando cada detalle importa

Lexus LC 500 cabrio

A la hora de hablar de diseño, el interior es donde este coche brilla más. Al abrir la puerta, el despliegue de lujo es impresionante. Los asientos tienen un confort elevado, además de una gran deportividad para sujetar al conductor cuando sea preciso y hacerle el viaje más llevadero. 

El volante, regulable de forma eléctrica, tiene un tacto de cuero sobresaliente, en sintonía con el resto de materiales del salpicadero o la consola central. Sobre la instrumentación, que por cierto es 100% digital y editable en función del modo de conducción, encontramos una superficie de piel vuelta que tiene un tacto maravilloso. 

Pese al reducido tamaño del interior y a la prominente separación entre los dos asientos delanteros, el Lexus LC 500 cabrio cuenta con espacios para guardar diferentes objetos: cuenta con un posavasos, hueco portaobjetos en las puertas, un compartimento bajo el apoyabrazos y una guantera, aunque esta diminuta.

Lexus LC 500 cabrio

Lexus ha pensado bien en las parejas (o familias con hijos pequeños) que quieran irse de escapada a bordo de este coche: cuenta con un maletero en el que caben dos maletas de tipo cabina. Reducido, 172 litros, pero suficiente para planes de este tipo.

Por otro lado, cuenta con una pantalla, pero que no es táctil: el coche utiliza un pad táctil muy intuitivo (al más puro estilo ordenador portátil) para manejar el infoentretenimiento. En este caso, es la pantalla vista en otros Lexus como el NX 300h: muy intuitiva y con gráficas de buena calidad. 

Para acabar, un pero: he echado de menos que la conectividad móvil (Apple Carplay y Android Auto) sea inalámbrica y no por cable, dado que esta solución ya la hemos visto en coches de categoría y precio inferior. 

Lexus LC 500 cabrio

Pese a este pequeño detalle, el nivel de sofisticación, confort y cuidado al detalle es sobresaliente. Por algo un Lexus normal sale de fábrica cada 40 segundos y en el caso de este coche, es necesaria una hora: el nivel de artesanía y cuidado al detalle es muy superior. 

Aunque quizá lo que más me gusta de este coche es que no necesita ser radical u ostentoso para ser un auténtico objeto de deseo y un icono en cuanto a lujo. Dentro del mundo 'luxury' es un coche discreto, elegante y refinado. Para los que busquen grandes prestaciones y exclusividad pero huyan de marcas de perfil más excéntrico.

Motor: una maravilla de la ingeniería

Lexus LC 500 cabrio

 

Quizá esta sea la mejor parte de este coche. En los tiempos de la electrificación y la ecología, Lexus va y se saca de la chistera un motor V8 de 477 CV de potencia. Y esto es una rara avis en los tiempos que corren. 

Se combina con una caja de cambios automática de nueve velocidades que puede manejarse de forma manual mediante levas o utilizando la palanca a modo secuencial. Y esto es muy positivo, ya que si a eso le sumamos sus múltiples modos de conducción (eco, confort, Sport S y Sport S +), el Lexus LC 500 cabrio se adapta a cada situación y estilo de conducción.

Lexus LC 500 cabrio

Se trata de un coche con el que hay que tener sumo cuidado, si no se es hábil, con la segunda marcha: tras una curva cerrada, hay que aplicar gas de forma suave si no queremos que las ruedas patinen, ya que su tremendo par hace que las ruedas giren más rápido de lo que muchos conductores pueden manejar… aunque la electrónica ahí entra al paso para evitar el derrape. Y mira que es difícil, ya que este Lexus LC 500 cabrio pesa casi dos toneladas. Un 10 a su electrónica.

La aceleración de este coche es endiablada en cualquiera de sus modos (0 a 100 km/h en 5 segundos) y no deja de empujar, por lo que no es un coche apto para adictos al acelerador: en autovía, supera las velocidades legales con una facilidad pasmosa. Y esto algo que obliga al autocontrol, ya que para ser cabrio y tener una posición de conducción tan cercana al suelo, la sensación de velocidad es muy baja, lo que hace que sea muy confortable... aunque haya que mirar al velocímetro con asiduidad.

Lexus LC 500 cabrio

También destaco de este Lexus LC 500 cabrio el tacto del freno y la facilidad para detener un coche de dos toneladas. La frenada es intensa y muy progresiva, de modo que resulta sencillo detener el coche hasta en las circunstancias más complejas. 

Comportamiento: sobre raíles

Lexus LC 500 cabrio

Dinámicamente, se trata de un coche que sorprende por la agilidad que transmite. Es cierto que las dos toneladas se notan a la hora de cambiar de apoyos en las curvas, pero también lo es que la electrónica resuelve cualquier tipo de situación con suma facilidad. 

El Lexus LC 500 cabrio consiente absolutamente todo. Hasta el conductor menos avispado podría llevarlo con relativa soltura. Aunque entendemos que se trata de un coche pensado para amantes de las grandes prestaciones y elevados niveles de lujo, por lo que en su mayoría, serán manos experimentadas quienes lo conduzcan. 

Lexus LC 500 cabrio

Las aceleraciones bruscas, los giros excesivos de volante e incluso tratar de forzar un derrape es consentible por este coche, que permanece impasible en su carril, aunque ofreciendo todas sus prestaciones y sonido inigualable. Esto se debe al gran trabajo de los ingenieros de Lexus a la hora de diseñar su rigidez torsional, muy elevada, lo que nos permite tener más aplomo de lo normal en un cabrio.

¿Sus consumos? Elevados, por supuesto. Bajar de los 16 l/100 km es una quimera. Pero su depósito, de 82 litros, nos ha permitido conducir desde Sevilla a Málaga durante cinco horas y por carreteras secundarias sin agotar más de medio depósito. Jamás temerás, a bordo de este coche, quedarte sin gasolina. 

Lexus LC 500 cabrio

En cuanto a sus suspensiones, me he quedado sorprendido. Pese a la necesidad de crear un juego duro para que contrarreste el peso del vehículo en curva, en Lexus han logrado ese efecto sin renunciar a un paso por badenes cómodo, dentro de las características del coche.

Un funcionamiento que no tiene precio, si eres de esas personas que se lo pueden permitir: tiene una enorme capacidad para sacarte una sonrisa en cada acelerón o paso por curva.

Equipamiento y precios

Lexus LC 500 cabrio

Las ayudas a la seguridad, como no podría ser de otra manera en un coche del Grupo Toyota, son muchas y muy interesantes. Aunque quizá destacaría dos cosas: las dos barras antivuelco que se esconden justo detrás de las puertas para evitar daños al conductor en caso de vuelque y los airbags, más grandes de lo habitual para proteger al conductor por encima de su cabeza. Una combinación que en carrocerías cabrio puede salvar muchas vidas.

Pero antes de que puedas tener cualquier accidente, el coche hará todo lo posible para evitar que lo tengas. Para ello lleva todos los asistentes a la conducción disponibles en el catálogo de Lexus: faros Full LED con intercambio automático entre luces largas y cortas, detector de peatones, avisador de salida de carril, detector de señales,…

Lexus LC 500 cabrio

Esto quizá no sea lo más destacable, ya que no es un coche pensado para llevar mil gadgets. Es, simplemente, un coche nacido para hacerte disfrutar. En mi caso, ha logrado evadirme hasta tal punto que he olvidado la existencia del coronavirus, las restricciones o el incómodo uso constante de la mascarilla. Lexus calcula que habrá 20 afortunados que tengan este coche en su garaje en España (entre las versiones coupé y cabrio). Su precio es obstáculo para la mayoría de los mortales. Pero ha sido un lujo sentirse como ese pequeño grupo de privilegiados que pueden disfrutar de una obra maestra de la ingeniera como este LC 500 cabrio. Enhorabuena, Lexus.

Modelo

Precio

LC 500 Cabrio Luxury

155.000 euros (coupé, desde 120.000 euros)

LC 500 Cabrio Regatta Edition

165.000 euros

Fotos Prueba del nuevo Lexus LC 500 cabrio: diseño, interior, motor V8, precio, opinión,...

Comentarios Prueba del nuevo Lexus LC 500 cabrio: diseño, interior, motor V8, precio, opinión,...

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"