Prueba Renault Talisman Sport Tourer: mitad berlina, mitad familiar

El nuevo break de Renault llega a la lucha del segmento de los familiares con buenas armas: tecnología puntera, equipamiento pensado al detalle, comportamiento dinámico, diseño atractivo, calidad de materiales, y un precio muy equilibrado desde la versión de acceso a gama. Nosotros hemos tenido la oportunidad de comprobarlo.

Prueba Renault Talisman Sport Tourer

El Renault Talisman Sport Tourer es un gran aliado para la marca en su “retorno” al segmento D en España, donde se estrenó con el radical R12 en los años 60. Pese a la moda SUV actual, este segmento desde hace ya cinco años cada vez está más consolidado. En el 2015, se vendieron en Europa más breaks que berlinas (630.000 frente a 555.000). En España, la carrocería break, con 22.977 ventas en 2015, ocupa un 25% del segmento.

Prueba Renault Talisman Sport Tourer

Pero hay otros mercados como Italia o Alemania donde este porcentaje asciende al 33% o al 50% respectivamente. La tendencia claramente va en aumento. Los “user choosers” de este tipo de coches, tienen unas características principales que se repiten a lo largo de la historia: suelen ser varones, con más de dos hijos, con un nivel más bien alto de renta, con un buen nivel de estudios y con más de un -en ocasiones dos- coches en casa.

La clave para que este tipo de coche tenga éxito es que debe ser práctico, ir bien equipado, debe ser espacioso, versátil, cómodo para viajar y además, atractivo. En Renault lo saben, y por esto el Talisman Sport Tourer tiene una buena carta de presentación: volumen de carga máximo de 1 700 dm3, gran placer de conducción gracias a la tecnología MULTI-SENSE, al sistema de 4 ruedas directrices 4 Control y a la amortiguación pilotada, eficientes motorizaciones gasolina y diésel, un equipamiento completo y tecnologías útiles para el conductor y ocupantes sin olvidar la seguridad…. Mejor iremos por partes.

Prueba Renault Talisman Sport Tourer

Diseño exterior: prolongación natural de la berlina

El Talisman Sport Tourer aúna las ventajas de la berlina y la practicidad de un break. No se trata de un familiar con una estética anticuada, en Renault han usado su savoir faire para crear un vehículo original y verdaderamente llamativo: no aumenta simplemente su parte trasera respecto a la berlina para ganar en maletero, sino que las proporciones son más equilibradas. Lleva voladizos cortos, que además de ser más estéticos son funcionales, puesto que aportan aplomo al coche. Es prácticamente un Talisman normal, pero ligeramente más grande.

En palabras de su laureado diseñador, Laurens van den Acker, el “Talisman Sport Tourer es la prolongación natural de la berlina, de la que recoge las proporciones dinámicas, el perfil afilado y la cintura de carrocería alta. Del modelo se desprende una impresión de longitud y anchura. Se distingue por una parte trasera recortada y por una línea de techo que se prolonga con un alerón y se subraya por barras de techo. Talisman Sport Tourer expresa el dinamismo y la funcionalidad, tan importantes para un break.»

Prueba Renault Talisman Sport Tourer

Concretamente, el Sport Tourer mide apenas un cm más que el Talisman normal. Así llega a los 4,86 m de largo, a los 1,87 m de ancho y una altura de 1,46 m. La gran distancia entre ejes, de 2,81 metros, libera mucho espacio para los ocupantes y su equipaje. El ancho de vías de 1,61 m asienta visualmente la presencia del vehículo.

Comparte con otros modelos actuales de la marca elementos que Van den Acker ha incorporado en los últimos tiempos para aportar frescura y dinamismo, como el rombo vertical, que destaca sobre una calandra cromada, el largo capó y sus nervaduras, las luces de día de LED en forma de «C» invertida o los faros LED Pure Vision (cruce y carretera). También presenta una proporción de 2/3 de superficie de chapa con respecto a 1/3 de superficie acristalada, flancos laterales esculpidos con una incrustación cromada en la parte delantera, barras de techo de aluminio pulido que destacan la línea del techo prolongada por un largo alerón, junquillos cromados en el contorno de los cristales laterales, pasos de rueda bien marcados, llantas de gran tamaño, superficie trasera ancha y robusta, y luces traseras con encendido permanente y guías luminosas con profundidad visual 3D que dibujan una firma luminosa identificable de inmediato.

Prueba Renault Talisman Sport Tourer

Quizá precisamente la trasera sea lo que más nos ha llamado la atención. En cuanto a los colores disponibles, se estrenan el “marrón visón” y el elegante “rojo carmín”, pero en total hay diez disponibles. En cuanto a las llantas, hay cinco tipos distintos.

Interior: materiales de calidad, diseño práctico y acogedor

Cuando te acercas al Talisman Sport Tourer, gracias a la detección de la tarjeta manos libres, las luces de día y las traseras se encienden, el plafón y el suelo delante de la puerta se ilumina, los retrovisores exteriores se despliegan, el ambiente luminoso se activa y los intermitentes señalan que el coche se está abriendo. Al abrir la puerta, el panel de instrumentos cobra vida y la pantalla R-Link muestra una animación de bienvenida acompañada de una secuencia sonora (como en el Mègane). Además, los asientos del conductor y copiloto se alejan 50 mm – en el caso de asientos eléctricos- para facilitar el acceso, antes de volver a su posición.

Prueba Renault Talisman Sport Tourer

En cuanto a habitabilidad, el Sport Tourer presenta unas medidas confortables. En la parte delantera hay una distancia al techo de 902 mm y una anchura de codos de 1512 mm que no varían respecto a la berlina; y en la trasera de 886 mm (30 más que en el caso de la berlina). Destacable también el espacio para las rodillas en la parte trasera de 262 mm, gracias a los cuales ningún pasajero pasará estrecheces, aunque sea de una altura superior a la media.

Y si los 8 litros de capacidad de la guantera no te parecen suficientes, en las puertas delanteras posees un volumen de 4,6 litros y en las traseras de 2. Pero eso no es todo. Un break no es un verdadero break si no tiene un buen maletero… Y el del Talisman Sport Tourer es muy bueno. Además de tener un acceso ideal gracias a una altura del umbral de carga de 571 mm y a la amplia apertura de 1 075 mm, el portón cuenta con sistema de apertura manos libres que se activa con un movimiento del pie debajo del paragolpes y que llega hasta los 1,07 metros. Aquellos que tengan un techo de garaje bajo agradecerán que pueda parase en cualquier momento. Es más, si el botón se aprieta durante más de tres segundos, el coche nunca más se abrirá superando esa altura deseada, a no ser que la modifiquemos nosotros.

Prueba Renault Talisman Sport Tourer

La banqueta trasera posee una funcionalidad 1/3 / 2/3 y la modularidad Easy Break permite un abatido sencillo desde el propio maletero mediante dos palancas (además, está equipada de una trampilla para esquís). El volumen de carga mínimo es de 572 dm3 bajo la bandeja cubreequipajes, que puede llegar a los casi 1.700 dm3. Así, la longitud normal es de 1.116 mm, pero con los asientos abatidos es de 2.011 mm. ¿Un armario grande del Ikea? Sin problemas. Eso sí, aunque no lo vas a necesitar, debes saber que el asiento delantero no se abate. El suelo del maletero es modulable, por lo que si necesitamos abatir los asientos para cargar un gran mueble (por ejemplo) podemos conseguir en dos segundos una superficie lisa y más cómoda, a modo de “pequeña rampa”.

Otros detalles pensados para la comodidad de los ocupantes del coche tanto en su día a día como en sus viajes más largos es la refrigeración del compartimiento debajo del reposabrazos central, en los vehículos con caja EDC, que tiene capacidad para guardar una botella de medio litro y una lata de 33 cl. Además, incluye dos portavasos.

Prueba Renault Talisman Sport Tourer

Motorizaciones eficientes, para todos los gustos

La versión Sport Tourer del Renault Talisman acoge la oferta de motorizaciones de gasolina y diésel de la berlina, asociable a las cajas automáticas de doble embrague. La versión de acceso a gama es el diésel Energy dCi 110, con 110 CV y 260 Nm de par disponible desde 1.750 r.p.m y un consumo homologado en ciclo mixto digno de híbrido: 3,7 l / 100 km. (emisiones de 98 g/km CO2 en ciclo NEDC). Está disponible con la caja manual de 6 velocidades.

La siguiente versión diésel es el Energy dCi 130: 130 CV y 320 Nm de par, disponible con caja manual de 6 relaciones o la caja EDC de 6 relaciones. Consumo homologado en ciclo mixto de 4,0 l /100 km y emisiones de 106 g/km CO2. El tope de gama diésel es el Energy dCi 160 EDC Twin Turbo: 160 CV y 380 Nm de par disponible a 1750 r.p.m, siempre asociado a la caja automática EDC de 6 relaciones. Prestaciones destacables, pues acelera de 80-120 km/h en 6ª en tan sólo 8,7 s, con un consumo mixto de 4,5 l / 100 km y emisiones de 117 g/km CO2.

Prueba Renault Talisman Sport Tourer

En cuanto a los gasolina, comienzan con el Energy TCe 150 EDC: 150 CV y 220 Nm de par disponible desde 2500 r.p.m, asociado a la caja EDC 7 velocidades, este motor permite alcanzar el 0 a 100 km/h en 9,9 s y una velocidad punta de 209 km/h (en circuito). Su consumo en ciclo NEDC es de 5,8 l/100 km y 132 g/km de CO2. Y el tope de gama, el Energy TCe 200 EDC: 200 CV y 260 Nm de par disponible desde 2500 r.p.m. también asociado a la caja automática EDC de 7 relaciones, ofrece un 0 a 100 km/h en tan 7,9 s. El consumo y las emisiones de CO2, ascienden respectivamente a 5,8 l/100 km y 132 g/km  según datos de la marca. Por el momento, no se contemplan versiones híbridas, pero habrá que esperar para saber si podremos optar por un diésel más potente que el actual tope de gama.

En cuanto a equipamiento, hay cuatro niveles disponibles: life, intens, zen e Initiale Paris. Este último, está orientado a ofrecer una mayor sensación de lujo y calidad para conductor y ocupantes, por los materiales… y por la estética.

Al volante del Renault Talisman Sport Tourer: sensación «business class»

En la presentación nacional del modelo, acudimos a Asturias para conocer el Talisman Sport Tourer, donde tuvimos la oportunidad de realizar una primera toma de contacto con dos motorizaciones distintas: el dCi 160 Twin Turbo EDC 6 en diésel y el también tope de gama – en gasolina-, el Energy TCe 200 EDC. Ambas, con la versión de acabado Initiale París, la más especial, a la vez que la más completa. Así pues, he de puntualizar que en las siguientes líneas, haré referencia a algunos elementos de equipamiento que hemos podido probar en ambas motorizaciones, pero que en otras versiones que probaremos más adelante, o no están disponibles o están disponibles como opción. 

Prueba Renault Talisman Sport Tourer

Al igual que en la berlina, los asientos delanteros proponen la tecnología bautizada Cover Carving Technology, con carcasa semi-rígida, resistente, flexible y ligera (1 kg menos con respecto a las carcasas tradicionales de plástico). Poseen un máximo de 10 vías de reglaje (8 eléctricas y 2 manuales), incluida la longitud del cojín del asiento, un reglaje lumbar eléctrico de 4 vías (altura y profundidad) y funciones de calefacción del asiento y del respaldo, o ventilación. Se agradece especialmente la función de masaje regulable tanto para conductor como para copiloto (tipo e intensidad, con 2 programas y 5 secuencias), de reglajes memorizables según 6 perfiles individuales.

En nuestras unidades de pruebas, con acabado Initiale Paris, la tablet conectada R-LINK 2 es el centro de control del Talisman Sport Tourer. Se trata de la pantalla más grande de su categoría, con 8,7”, con un funcionamiento rápido e intuitivo. Además de las funciones habituales de infoentretenimiento, el R-LINK 2 pilota la tecnología MULTI-SENSE y las ayudas a la conducción. Los botones de acceso directo, la rueda de la consola central y los mandos adicionales en el volante completan la pantalla táctil y proporcionan una manipulación del sistema totalmente segura. El R-LINK 2 Se encarga del reconocimiento de voz (navegación, teléfono) y de la lectura de los emails, entre otras cosas. Se pueden memorizar seis perfiles distintos e incluso privatizarlo si lo deseamos. Esta opción resulta útil, por ejemplo, en el caso de tener que compartir el volante con otros usuarios.

Prueba Renault Talisman Sport Tourer

Pero además, el Head Up Display (que podemos adaptar a la perfección a la altura de nuestros ojos) refleja tanto las indicaciones del navegador, como la velocidad a la que estamos circulando, la máxima de la vía y la presencia de un radar fijo cercano si lo hay. En este caso, el sistema también está dotado de una alerta sonora. Nota: En la versión de acceso en cuanto a acabado, la pantalla es normal de 4,2 pulgadas y no es táctil; pero desde el segundo nivel de acabado, encontraremos una pantalla de formato horizontal táctil y 7 pulgadas.

También en ambas unidades de pruebas, disponíamos de múltiples posibilidades de conexión (toma 12V, toma jack de 3,5 mm, puertos USB), tanto en la parte trasera como delantera. Y por supuesto, hemos de destacar el sonido BOSE Surround "a medida" tanto en la parte delantera como en la trasera gracias a sus 13 altavoces. A la calidad innegable del sistema, ayuda que los cristales sean laminados en los laterales, aportando un plus de aislamiento.  

Prueba Renault Talisman Sport Tourer

El Sport Tourer comparte los sistemas de seguridad de la berlina: asistente de frenada de emergencia, programador de velocidad activo, detección de objetos en el ángulo muerto de los retrovisores, advertencia por cambio involuntario del carril (que no corrige la trayectoria), cámara trasera o asistente de aparcamiento. 

Prueba: Talisman Sport Tourer dCi 160 Twin Turbo EDC 6 Initiale Paris

Este motor, el tope de gama en cuanto a potencia en diésel, tiene realmente un comportamiento excelente. De hecho, si no nos dicen que estamos ante un diésel en nuestras primeras impresiones no lo habríamos notado. Rumorosidad contenida, recuperación muy correcta y una agilidad impropia de un coche tan grande son las impresiones generales que podrían resumir nuestra prueba, realizada por carreteras asturianas de todo tipo y bajo un nivel de exigencia variable. Incluso, llegamos a circular por un tramo del rallye Princesa de Asturias, con el desafío que implicaba meter un coche de estas características por un firme en un estado mejorable y carriles más que estrechos.

Gracias a la amortiguación pilotada que lee la carretera hasta 100 veces por segundo y se adapta a cada situación real, y al sistema 4 Control – cuatro ruedas directrices-, las sensaciones al volante son muy agradables, y la estabilidad es destacable al igual que el aplomo. Entre modos distintos de conducción, algunas diferencias: en el Eco, la respuesta del motor es menor, al igual que el consumo y las recuperaciones se hacen algo más lentas que en otros modos como el Confort, donde automáticamente se activa el masaje del conductor y amortiguación y dirección se vuelven menos blandas. En modo sport, el volante necesita del mínimo esfuerzo para trabajar, la respuesta del motor es más ágil, y el ambiente en el interior se vuelve rojo pasión. Además, escuchamos un sonido del motor algo más ronco, aunque artificial.

Prueba Renault Talisman Sport Tourer

Por debajo del umbral de 50 km/h en modo confort (60 km/h en modo neutro y 80 km/h en modo sport), el modo 4 Control hace que las ruedas traseras giren en la dirección opuesta a las ruedas delanteras, con una amplitud máxima de 3,5 grados. La sensación es de mayor agilidad por ejemplo, a la hora de maniobrar. Por encima de este umbral, las ruedas traseras giran en el mismo sentido que las ruedas delanteras en beneficio del placer de conducción, de la estabilidad y de la sensación de seguridad.

En cuanto al diseño exterior, sabemos que estamos ante un Initiale por sus elementos exclusivos más allá del color metalizado Negro Amatista (disponible sólo para este acabado), las llantas de 19 pulgadas de diseño específico, los logos, el embellecedor lateral específico en la aleta delantera, o la tapicería de cuero Nappa (y volante), los reposacabezas «relax» envolventes en la parte delantera, el cuadro de instrumentos con revestimiento pespunteado, o los acabados del salpicadero. Las prestaciones son más que suficientes para los 1.615 kilos que pesa el coche. Es muy progresivo y aunque no tenga un nervio excesivo (recordemos que estamos ante un break), responde perfectamente bajo demanda. El consumo real se quedó en los 5 l/100 km.  

Prueba Renault Talisman Sport Tourer

Prueba: Talisman Sport Tourer TCe 200 EDC 7 Initiale Paris

A los mandos de la versión más potente de gasolina las sensaciones se intensifican gracias al nervio “extra” respecto a la versión diésel que probamos. La caja de cambios en modo semi-automático responde de forma ágil, aunque no es la más rápida de las existentes en el mercado o la más suave, es muy correcta. La respuesta del acelerador es más rápida así como la de la dirección si lo comparamos con el anterior motor probado.

Los que buscan una dosis extra de deportividad quizá habrían esperado unas levas en el volante, pero no será posible, puesto que en Renault tienen muy presente que aunque sea un coche muy deportivo para ser un break, no se trata de un coche para “hacer carreras”. El paso por curva es realmente sorprendente y verdaderamente el coche tiene un aplomo reseñable.

Prueba Renault Talisman Sport Tourer

El consumo en este caso se quedó en 6,1 litros/100 km. Probablemente, y pese a las virtudes del motor gasolina, si tuviera que elegir, diría que el más equilibrado de los dos en cuanto a precio/prestaciones/comportamiento sea la versión de 160 CV diésel.

Precios de la gama al completo del Renault Talisman Sport Tourer

A igualdad de motor y nivel de equipamiento, la diferencia de precio que hay entre berlina y Sport Tourer en el caso del Talisman oscila entre los 1.400 y los 2.000 euros. El Talisman Sport Tourer dCi 110 CV cuesta 25.400 euros con nivel de equipamiento de acceso, En cuanto a la versión menos potente de gasolina, cuesta a partir de 32.000 euros. Estos precios llevan aplicados ya 1.500 euros de descuento de la marca, pero no otras promociones posibles como por ejemplo el Plan PIVE. Los diésel:   

- Talisman Sport Tourer dCi 110 Life: 25.400 euros.

- Talisman Sport Tourer dCi 110 Intens: 27.600 euros.

- Talisman Sport Tourer dCi 130 Intens: 29.200 euros.

- Talisman Sport Tourer dCi 130 Zen: 31.800 euros.

- Talisman Sport Tourer dCi 130 EC6 Intens: 30.800 euros.

- Talisman Sport Tourer dCi 130 EC6 Zen: 33.400 euros.  

- Talisman Sport Tourer dCi 160 Twin Turbo EDC 6 Zen: 34.600 euros.

- Talisman Sport Tourer dCi 160 Twin Turbo EDC 6 Initiale Paris: 41.000 euros.

Prueba Renault Talisman Sport Tourer

Los precios de los motores gasolina:

- Talisman Sport Tourer TCe 150 EDC 7 Intens: 32.000 euros.

- Talisman Sport Tourer TCe 150 EDC 7 Zen: 34.600 euros.

- Talisman Sport Tourer TCe 200 EDC 7 Zen: 36.600 euros.

- Talisman Sport Tourer TCe 200 EDC 7 Initiale Paris: 43.000 euros.

Hay tres packs de equipamiento adicional disponible (multimedia para el acabado Life – 694 euros-, Business para el Intens -165 euros- y Visio System también para el Intens – 454 euros). Además próximamente, como opción también habrá la posibilidad de equipar techo panorámico por un sobrecoste de 900 euros.

Comentarios Prueba Renault Talisman Sport Tourer: mitad berlina, mitad familiar

  •  
    Avatar de De Nardi mario Angerl.
    De Nardi mario Angerl 14/06/2016 15:27:14

    Desde siempre me han gustado los modelos break, e pasado por varios modelos desde el R6, R12, R18, Laguna, Megane, hoy cambie por un sedan Fluence con caja ACV, la pregunta cuando llegara al a Argentina.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"