Prueba smart fortwo 90 CV passion: un capricho de ciudad

No pensábamos quedarnos con las ganas de probar el motor más potente de gasolina disponible para el Smart Fortwo. Pero si además, es la edición “passion” con el paquete estético BRABUS, mucho mejor.

Smart Fortwo

En cuanto llegó al mercado, tuvimos la oportunidad de probar el pequeño Smart ForTwo en ciudad, entorno donde se movía como pez en el agua. En aquella ocasión probamos el Smart Fortwo con motor gasolina de 71 CV y asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades. Pero necesitábamos comparar con la versión tope de gama con caja de cambios de doble embrague twinamic y saber qué versión es la que merece más la pena. ¿Y si además lleva el paquete estético BRABUS? Diversión asegurada.

Smart Fortwo

No vamos a contarte ninguna novedad si te decimos que el Smart Fortwo es el coche más pequeño (no sólo de su segmento). Con su carrocería de 2,70 metros de longitud es aún más corto que el Toyota Aygo (75 centímetros concretamente). Es cierto que el ForTwo es más caro que sus principales rivales, pero ¿por qué? el Hyundai i10, el Volkswagen up! o el Fiat 500 ofrecen también practicidad en ciudad, personalización… pero Daimler sigue liderando en exclusividad, calidad de materiales y equipamiento de última generación. Será porque, como “pionero” del concepto que encarna el Smart sigue siendo un adelantado a su tiempo.

Smart Fortwo

Diseño inconfundible por fuera y sorprendente por dentro

El Smart siempre ha sido “un coche muy pintón” en cualquiera de sus versiones, no solo el Fortwo. Aunque nuestra unidad de pruebas, gracias al paquete estético BRABUS era más llamativa de lo normal. Si de por sí las formas del Smart ForTwo causan sensación, vestidas de color gris mate oscuro en contraste con gris más claro y con elementos como el spoiler delantero, mucho más.  También hay elementos distintivos de esta versión en el interior, como el pomo de la palanca de cambios o el freno de mano. Eso sí, debes saber que el paquete es opcional y su precio ronda los dos mil euros.

Smart Fortwo

De frente llaman la atención los grandes grupos ópticos (en esta ocasión son opcionales de LED tanto en la parte delantera como en la trasera, aunque de serie son faros halógenos) y la altura del capó, más elevada que en generaciones anteriores y con el logo de mayor tamaño presidiendo la calandra. Como el motor va en posición trasera, bajo el capó se encuentran elementos como la batería o los depósitos de agua, de líquido refrigerante y frenos.

Smart Fortwo

De lado se aprecian verdaderamente las dimensiones compactas del ForTwo, con voladizos muy cortos tanto en la parte delantera como en la trasera. Prácticamente se puede aparcar en cualquier hueco cosa que, si de por sí no fuera fácil, en esta versión es cosa de niños gracias a la cámara de visión trasera. Esto sumado a una visibilidad superior y a un ángulo de giro óptimo, hacen que el coche sea uno de los mejores urbanitas del mercado. En esta versión llaman poderosamente la atención las llantas de 16 pulgadas en el eje delantero y 17 pulgadas en el trasero, con neumáticos 185/50 R16 y 205/40 R17, respectivamente.

Smart Fortwo

Por detrás, una vez más el coche sorprende entre otras cosas, por el portón trasero de dos secciones que facilita la carga del maletero (que soporta aproximadamente, 100 kilogramos de peso). Posee 350 litros de capacidad hasta el techo en el maletero, que lleva una cortinilla cubreequipajes y un práctico compartimento en la sección inferior del portón para objetos pequeños.  

Pese al reducido tamaño de la carrocería y gracias a que el motor va situado en posición trasera, el habitáculo del ForTwo da la sensación de amplitud para dos ocupantes de estatura media.  Pese a estar emparentado con el Renault Twingo y la gran cantidad de piezas que comparten, los materiales empleados en el Smart, en su mayoría, son de una calidad superior.

Smart Fortwo

Si además, añadimos el paquete confort tendremos un tapizado más atractivo y cómodo, un cuentarrevoluciones en la parte izquierda superior del volante o elementos que nos harán los kilómetros más llevaderos, como el asiento del conductor regulable o los espejos exteriores eléctricos. Si lo necesitamos, el asiento del copiloto se puede abatir.

Impresiones al volante: divertido y práctico

Tras unos días con el Smart ForTwo con motor tricilíndrico 0.9 de 90 CV y turboalimentado, moviéndonos tanto por ciudad como fuera (y comparando con la versión de 71 CV con la que ya convivimos hace un tiempo y que mencionábamos al principio del post), podemos decir que el extra de potencia se aprecia, pero no es determinante a la hora de moverse sólo por ciudad.

Smart Fortwo

Es decir -por añadir un poco de “picante”- personalmente y pensando en que por necesidad habitualmente me muevo tanto por ciudad como fuera, escogería el motor más potente por ser menos ruidoso y tener una respuesta algo más ágil que su hermano pequeño pues su par máximo es de 135 Nm a 2.500 rpm. Si dudas entre uno y otro y te mueves eminentemente por ciudad (o por ejemplo posees un segundo coche para viajar), lo cierto es que con la versión de 71 CV tendrás más que de sobra. El extra de potencia de esta versión de pruebas se nota en autovías o autopistas si bien hemos de aclarar que las carreteras de curvas no son precisamente su hábitat natural.

Smart Fortwo

En comparación con la versión manual menos potente, hemos de decir que, el cambio automático de doble embrague de seis velocidades twinamic definitivamente es una maravilla. Lo nunca visto en su segmento, es mucho más cómodo que el manual para ciudad y tiene un funcionamiento rápido y preciso; pero además ayuda a una contención del consumo, que en total se quedó alrededor de los 6l/100 km realizando una conducción normal por vías de todo tipo. El único pero que se podría objetar es que esta caja afecta a la aceleración, ralentizándola un poco (concretamente de 10,4 a 11,3 segundos en el 0 a 100 km/h).

Smart Fortwo

En nuestra versión, con acabado passion, el cuadro de instrumentos incluye de serie una pantalla TFT en color de siete pulgadas que nos resultó bastante práctica e incluye sistema de navegación y conectividad rápida e intuitiva. También dignos de mención son los botones multifunción del volante que contribuyen a la comodidad del día al día. ¿Es un coche de capricho? Pues concretamente esta versión podríamos decir que sí, quizá porque pese a que parte de los 13.380 euros, por la larga lista de opcionales además del paquete exterior BRABUS hace que nos plantemos entre los 20.000 o 21.000 euros (sin contar con posibles descuentos de la marca o del concesionario en cuestión). 

Comentarios Prueba smart fortwo 90 CV passion: un capricho de ciudad

  •  
    Avatar de Gerhard.
    Gerhard 17/11/2017 09:38:10

    Hola Irene. Gracias por tu completo análisis del Smart Fortwo que pienso comprarme, (con las reticencias de todos mis conocidos). En la vida hay que ser práctico. En mi ciudad, como en la mayoría, el problema del aparcamiento es cada vez mayor. Vivo en una isla, por ello, mis desplazamientos no son muy grandes. Por otra parte mis hijos ya tienen sus coches y con un Smart Fortwo, tengo más que suficiente. Tus apreciaciones sobre ésta versión me han hecho decidirme por la opción de 90 cv. Has hecho, en mi opinión, un análisis perfecto que ha solventado las escasas dudas que tenía sobre éste modelo. Gracias.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"