Prueba Renault Megane Sport Tourer ¿Qué motor y equipamiento es mejor?

Con siete motores y seis equipamientos, configurar al familiar francés puede convertirse en una odisea. Te aconsejamos qué versiones se adaptan mejor a ti y elegimos a nuestro modelo ideal.

Renault Megane Sport Tourer

Si uno analiza el mercado, no existen tantos compactos familiares. Y eso que hoy en día representan una alternativa más que aceptable frente a las berlinas por su maletero y su precio. Hoy vamos a analizar a uno de los últimos en llegar, el Renault Megane Sport Tourer para tratar de conseguir una configuración ideal para cada conductor.

¿Qué cambia frente a la berlina?

Como te adelantamos durante la presentación del Renault Megane Sport Tourer en Madrid, el mayor cambio con el que contaba la carrocería familiar frente a la berlina es que se había aumentado la batalla 4 cm. Te pueden parecer pocos, pero una vez sentado en las plazas traseras notarás mucha más amplitud. También ayuda que el piso del coche sea bajo, con el que se consigue una mayor altura al suelo. La única pega sería que el asiento del medio, si van a viajar cinco personas, es algo duro.

Renault Megane Sport Tourer

El otro es el más evidente, la transformación de la carrocería en su parte trasera. Con su nueva imagen la longitud aumenta en 27 cm, lo que permite pasar de un maletero de 384 litros hasta los 521 litros. Leída la cifra parece más que considerable, pero como veremos más adelante está superada por alguno de sus rivales directos. En este apartado hay dos soluciones muy prácticas para el familiar. Para empezar tiene la boca de carga más baja que el cinco puertas y a esto hay que sumar que su maletero está divido en dos bandejas para que puedas adaptarla según la cantidad de carga que lleves en ese momento.

Sin duda todo facilidades para la carga, pero es que todavía hay más. Los asientos traseros tienen una configuración 60:40 y se pueden abatir fácilmente con unos tiradores mecánicos colocados en las paredes laterales del maletero. De esta manera aumentamos la capacidad hasta los 1.504 litros.

Renault Megane Sport Tourer

Y ahora nos hemos ido tan atrás que se nos ha olvidado hablar de las plazas delanteras. Aquí el espacio es bueno para ambos pasajeros, con grandes huecos para colocar objetos entre los que destaca la voluminosa guantera. Los plásticos han mejorado respecto a la generación anterior, siendo muy homogéneos en su calidad y con unos ajustes bastante buenos. Nada nuevo ni diferente si el punto de comparación es la berlina de 5 puertas, pues del pilar central hacia delante el Renault Megane berlina y el familiar Sport Tourer son idénticos.

¿Qué motor es el mejor?

A falta de que se ponga a la venta la versión “hibrida”, el Renault Megane Sport Tourer cuenta con cuatro variantes diésel y tres gasolina, además de cajas de cambios manuales o las automáticas EDC de doble embrague como la que equipaba nuestra unidad de pruebas. Por tanto vamos a ir desgranando por partes:

  • Quiero motor gasolina: es normal que hayas podido pensar primero en los bloques TCe ya que son notablemente más económicos. Por ejemplo la diferencia entre los dos bloques de 130 CV es de 3.500 euros. Por tanto estos motores son ideales si no vas a realizar más de 20.000 km al año –incluso diría que un poco más para amortizar la inversión–. De los tres, y teniendo en cuenta el tipo de carrocería, descartaría el de 100 CV ya que se puede quedar algo corto de potencia con el coche cargado. En el lado contrario estaría el de 205 CV, demasiado potente y sólo asociado al equipamiento GT y el cambio automático. El ganador final es el de 130 CV por su equilibrio entre prestaciones y consumos. Además podrás asociarlo con el cambio manual o automático y en los equipamientos Tech Road, Zen, Bose y GT Line (puedes leer la prueba con su carrocería de cinco puertas aquí).
Renault Megane Sport Tourer
  • Quiero motor diésel: como te decía en el apartado anterior, en el Renault Megane ST los diésel compensan si vas a realizar muchos kilómetros al año. De nuevo dejaríamos a un lado el menos (90 CV) y el más (165 CV) potente, por los mismos argumentos. Con los otros dos la duda es más que razonable. El dCi 110 empuja muy bien (aquí puedes leer una prueba con la berlina) y además puede ser automático, cosa que el dCi 130 no. Pero por 1.200 euros quizás si me decantaría por el último, sobre todo si al final has elegido esta carrocería porque vas a aprovechar su versatilidad y capacidad de carga.  
  • Quiero cambio automático: siguiendo con la estela de lo escrito anteriormente, en principio descartaría los más potentes dCi 165 y TCe 205 que solo se ofrecen con el acabado GT, ideales si lo que buscas es un familiar con cierto espíritu GTI. Entonces nos quedan el dCi 110 y TCe 130. A igualdad de equipamientos el gasolina es 2.200 euros más barato y tiene más potencia, por tanto se impone.
Renault Megane Sport Tourer

Probando el Megane Sport Tourer TCe 130

Como has podido ver en el apartado anterior, el motor TCe 130 se impone en las dos categorías que se engloba y por ello fue la unidad elegida para hacer la prueba. En nuestro caso está equipada con la caja de cambios automática de doble embrague EDC y su equipamiento es el Bose.

Lo primero que me sorprende al sentarme en el Renault Megane Sport Tourer es lo bajo que puede ir el asiento, casi como en los deportivos. La pantalla del R-Link 2 ha provocado que el salpicadero se haya vuelto minimalista, con un cierto toque elegante. Incluso llega a abrumar comparando el número de botones del volante frente al resto de lo que ves desde tu asiento. Pero de nuevo los coches de la marca francesa vuelven a fallar en la colocación del activador del control de crucero (en el túnel central), muy lejos de su ajuste que está en el lado izquierdo del volante.

Renault Megane Sport Tourer

Arrancamos nuestro Renault Megane Sport Tourer y lo primero que notas es un empuje casi excesivo del motor. Si no estás acostumbrado puede llegar a ser brusco, nada que con el tiempo no se pueda llegar a controlar. Esta configuración del propulsor provoca que sea difícil acercarse a las cifras de consumo homologadas, rodando habitualmente en unos 7,5 litros, aunque siempre muy sensible al trato que le demos al acelerador.

Las suspensiones, así como también los asientos, están pensadas para realizar muchos kilómetros de una forma cómoda y placentera, pero sin llegar a ser blandas. La dirección tiene un tacto algo “esponjoso”, y puede transmitir la sensación de que no llega a ser precisa en algunos momentos, pero es algo que pude corregir colocando el modo Sport en el MultiSense (también se podría configurar en el modo “Perso”). La pena es que no está disponible en todos los equipamientos.

Renault Megane Sport Tourer

Sobre la potencia podemos decir que los 130 CV del motor TCe deberían ser más que suficientes para la mayoría de los conductores, pero quizás si le puede faltar algo de empuje con el coche cargado que se nota algo menos en los diésel. En cuanto al cambio, el EDC es muy suave en su funcionamiento y si lo usas de forma secuencial, responde con rapidez a las órdenes que le damos.

Por último podríamos hablar de ciertas cosillas que podían ser mejorables en este Renault Megane Sport Tourer. Según vas conduciendo, sobre todo en ciudad, te darás cuenta que la ventanilla trasera es pequeña y no permite un gran campo de visión. En esta zona se podría resaltar también que el portón es algo pesado.

Renault Megane Sport Tourer

¿Qué equipamiento es el mejor?

Quizás este Renault Megane Sport Tourer sea de los coches más difíciles de configurar ya que actualmente cuenta con hasta seis equipamientos diferentes para poder elegir. De primeras se podría quitar el acabado Life, ya que es una versión muy “pelada” y que está destinada a los coches de alquiler.

El siguiente nivel lo marca el Tech Road que es un buen punto de partida. Cuenta con climatizador automático en dos zonas, llantas de 16 pulgadas, arranque sin llave, pantalla táctil de 7 pulgadas, encendido automático de luces y de los limpiaparabrisas, ayuda al aparcamiento trasero, control de velocidad y ayudas a la frenada de emergencia y para el arranque en pendiente. Sus motores disponibles son los TCe 100 y 130 y los dCi 90 y 110.

Renault Megane Sport Tourer

Pero yo preferiría antes el acabado Zen, en el que tienes ya disponibles los dos motores de 130 CV tanto gasolina como diésel que recomendábamos en el punto de los propulsores y que además, a igualdad de motorización, sólo cuesta 1.300 euros más que el Tech Road. Por ese sobre coste tendrás una tapicería mejor, llantas de 17 pulgadas, el navegador incluido en el sistema multimedia, el MultiSense, el freno de mano eléctrico, reconocimiento de señales de tráfico y la alerta por cambio involuntario de carril. El otro motor disponible en este equipamiento es el dCi 110 y a partir de este acabado es cuando se pueden escoger las versiones con cambio automático.

Respecto al Bose, que es el que puedes ver en las fotos, es unos 1.000 euros más caro que el Zen y además del equipo de sonido de la marca de altavoces, se incluyen como elementos destacados el R-Link 2 en pantalla de 8,7 pulgadas y la cámara de visión trasera con ayuda de aparcamiento delantera y trasera. De estos tres, sólo se podría poner como opcional la pantalla grande (311 €) en el acabado anterior y teniendo en cuenta el diferencial de precio quizás si merezca la pena elegir este equipamiento como el ideal. La gama de motores es la misma que en el Zen, pero quitando el TCe 130 con cambio manual.

Renault Megane Sport Tourer

Por último nos quedarían los acabados más deportivos GT Line y GT. El primero tiene el mismo precio que el Bose añadiendo elementos estéticos (volante, paragolpes…) y quitando alguna tecnología por lo que no te lo recomendaría. Sobre el segundo, sólo está asociado a los motores más potentes, por lo que sólo habría que cogerlo si quieres el TCe 205 o el dCi 165 si o si.

Los rivales del Renault Megane Sport Tourer

Aunque existen más rivales para la carrocería de cinco puertas del Renault Megane, podemos citar hasta ocho competidores en el segmento de los compactos familiares. De los más veteranos del mercado, pero no por ello menos recomendables, tenemos el Kia Cee’d Sportswagon y el Ford Focus Sportbreak, ambos con unas cotas más pequeñas que nuestro protagonista.

Renault Megane Sport Tourer

Por tanto sus grandes rivales son el Seat León ST, el Peugeot 308 SW y el Opel Astra Sports Tourer, con unos precios y variantes de motores parecidas al modelo francés, aunque todos ellos con un maletero mucho más capaz.

Tampoco deberías olvidar dentro de este segmento a los Volkswagen Golf Variant, siempre un poco más caro que las marcas generalistas, el Fiat Tipo SW, en el polo opuesto que el modelo alemán pero con algo menos de equipamiento que el Renault Megane Sports Tourer, o el Toyota Auris Touring Sports, el único con una variante híbrida.

Renault Megane Sport Tourer

No me gustaría acabar este apartado sin citar otros dos modelos. Por un lado el nuevo Hyundai i30 CW, que probaremos a finales de este mes o el Honda Civic Tourer, que pese a estar ya en liquidación por cambio de generación se mantiene como el compacto familiar con más maletero con sus 624 litros.

Te puede interesar

Prueba: nuevo Kia cee’d Sportswagon, la familia crece

Prueba: Seat León ST 2.0 TDI DSG, el mejor compacto para viajar

Nuevo Peugeot 308 SW, buscando la popularidad de los familiares

Nuevo Opel Astra Sports Tourer: quiero más

Prueba: Volkswagen Golf Variant, compacto familiar

Prueba del Fiat Tipo Station Wagon

Prueba: Toyota Auris Touring Sports y Auris Hybrid Touring Sports

Prueba: Nuestra opinión sobre el Honda Civic Tourer

Fotos Prueba Renault Megane Sport Tourer ¿Qué motor y equipamiento es mejor?

Comentarios Prueba Renault Megane Sport Tourer ¿Qué motor y equipamiento es mejor?

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"