Monovolumen o SUV, qué interesa más

Hoy se tienen en cuenta dos tipos de vehículo principalmente para transportar a la familia: los monovolúmenes y los SUV de corte familiar. En realidad son coches muy diferentes entre sí ofreciendo beneficios y compromisos que hay que tener en cuenta.

Gerardo Jiménez ( Autoconsultorio )

Las familias de hoy, cuando buscan un coche que les permitan viajar con comodidad tienen varios tipos de coche a su disposición. Las berlinas familiares, que son un coche normal pero con un gran maletero, tienen sus adeptos, pero en España las familias prefieren elegir entre la gran selección de espaciosos monovolúmenes o entre los SUV de corte familiar, que ofrecen más diseño y en algunos casos buen maletero e incluso capacidad para siete pasajeros. ¿Cuál es mejor elección?

rLa capacidad de un monovolumen para transporta una familia y sus bultos es incuestionable.

El monovolumen, familiar por excelencia

Hasta que en 1996 Renault crease el Scénic, los monovolumen eran grandes vehículos, poco manejables, costosos y caros de mantener en el día a día. El Scénic creó el monovolumen compacto, otras marcas le siguieron y de pronto cientos de miles de familias europeas dejaron a un lado los coches convencionales para viajar en espaciosos vehículos con techo alto y con interiores modulares. Hoy todas las marcas generalistas ofrecen un monovolumen de tamaño medio, entre 4,5 y 4,7 metros, con precios asequibles, consumos aceptables y en ocasiones hasta siete plazas.

Nadie puede discutir la funcionalidad de un monovolumen. Tienen el techo elevado, una postura de conducción dominante sobre la carretera e interiores espaciosos que pueden transportar personas o cargar un armario de IKEA si es necesario. Sus asientos elevados permiten subir y bajar del coche con facilidad a los ocupantes y meter a los bebes y niños más pequeños en sus sillas sin dejarse los riñones.

Los SUV o todocaminos, gustan por la imagen que dan a sus conductores de persona activa y ociosa.

El SUV y su imagen atractiva

La aparición de los SUV compactos, también llamados todocaminos, ha dinamizado aún más el sector de los vehículos familiares. Se han convertido en los coches de moda por su aspecto de vehículo con posibilidades camperas y carrocerías más llamativas. Su aparición ha perjudicado las ventas de berlinas convencionales. De hecho, ahora podemos decir que los compradores de coches familiares buscan modelos funcionales y prácticos como los monovolumen, o llamativos y con presencia como los SUV.

Virtudes de ambos

Las virtudes de los monovolúmenes son claras. Sus amplios maleteros permiten con más facilidad cargar coches de bebés y todo tipo de bultos que una familia necesita transportar. En su interior espacioso suele haber soluciones prácticas para las familias como mesitas tras los respaldos delanteros, multitud de huecos para objetos, asientos plegables por partes, etc. Además su postura de conducción algo elevada prima la visión dominante de la carretera que ofrece sensación de seguridad al conductor. Y esta cabina algo elevada es muy útil a la hora de subir y bajar a los más pequeños de sus asientos. En realidad parece no haber mejor vehículo que un monovolumen para una familia.

Los SUV también cuentan con una postura algo elevada de conducción ofreciendo los mismos beneficios que en los monovolúmenes en este apartado. Aunque la mayoría de las ventas se centran en los modelos de tracción 4x2, tienen la posibilidad de montar tracción total lo que da un plus de seguridad en situaciones de baja adherencia, como el suelo mojado o con hielo, así como la posibilidad de rodar por pistas no asfaltadas transitables, siempre que no sean muy complicadas. Pero la razón de compra principal es que ofrecen todo esto junto a una sensación de vehículo deportivo y ocioso que otorga a su conductor una imagen de persona activa y joven.

Desventajas y compromisos


Las desventajas de un monovolumen son pocas y plenamente aceptables si las enfrentamos a sus virtudes. La principal sería el peso más elevado frente a una berlina, lo que afectaría en el consumo y en la agilidad, sin embargo los monovolumen compactos de hoy como el Dacia Lodgy, Citroën C4 Picasso u Opel Zafira, ofrecen consumos muy ajustados en versiones diesel a pesar de sus carrocerías menos aerodinámicas, y sus comportamientos en carretera son cada vez más parecidos a los de una berlina normal.

Las carrocerías voluminosas de los monovolumen pueden ser algo más difíciles para hacerlas maniobrar y aparcar, por lo que es muy recomendable montar ayudas al aparcamiento como sensores de proximidad o incluso cámaras de visión trasera. La última principal desventaja puede ser su aspecto de coche muy familiar que emociona menos y que da una imagen a su conductor de padre de familia menos activo que otros tipos de vehículo.

En los SUV las desventajas sí se pueden interponer en la compra mirándolo desde el punto de vista más sensato y práctico. La primera sería el mayor peso frente a una berlina normal sin ofrecer una ganancia de espacio como la que ofrece un monovolumen. Con tracción total el consumo se resiente notablemente, por el mayor esfuerzo mecánico y el aumento de peso, por lo que hay que pensar siempre si la tracción total va a ser realmente necesaria en nuestra conducción diaria. Si elegimos tracción 4x2, estamos comprando el coche sólo por su aspecto diferenciador, lo que se escapa de la lógica.

Comprar un todocamino por su aspecto nos obliga a aceptar algunos compromisos.

También hay que tener en cuenta que los neumáticos mixtos, para ser capaces de rodar fuera del asfalto, pierden algo de eficacia dentro de él. Además suelen ser grandes y más caros, más aún en los modernos SUV con llantas de 17, 18 o más pulgadas de diámetro. Al cambiar de neumático lo notaremos mucho en el bolsillo.

¿Qué deberíamos elegir?

Desde el punto de vista funcional está claro que el monovolumen será siempre más práctico para una familia por su interior mejor adaptado y diseñado especialmente para ella. Si se tienen niños pequeños o una familia de cuatro o más miembros es la compra más lógica. Además, los consumos cada vez son más parejos a los de una berlina sencilla, y tienen una actitud en carretera muy parecida a ésta al estar casi siempre basados en la misma plataforma en el caso de los monovolumen compactos y últimamente sus diseños exteriores están más logrados, dejando a un lado ese aspecto de “familia sin ocio” por una imagen más atractiva.

Si hay niños pequeños en la familia, el monovolumen parece la mejor opción.

Los SUV pueden ser atractivos para familias de pocos miembros que viajen más ligeras de equipamiento y necesiten la mayor adherencia de la tracción total. Pero si se compra un SUV de tracción 4x2 sólo por su aspecto más llamativo, hay que tener en cuenta que se estará aceptando su precio, tamaño, consumo y el resto de particularidades por una cuestión meramente estética.

Fotos Monovolumen o SUV, qué interesa más

Comentarios Monovolumen o SUV, qué interesa más

  •  
    Avatar de Tomasito.
    Tomasito 22/12/2013 12:31:55

    No veas con Infocoches; lleva una semanita "buscando los articulos en el baul de los recuerdos

  •  
    Avatar de STPL.
    STPL 23/12/2013 10:10:05

    Totalmente de acuerdo con el artículo, hay una fiebre de SUV completamente irracional e ilogica

  •  
    Avatar de gerardojimenez.
    gerardojimenez, 23/12/2013 11:54:37

    Hola Tomasito, creo que el artículo es plenamente vigente hoy. Incluso podríamos decir que es más actual incluso, ya que las ventas de los SUV como coches familiares siguen aumentando.
    Saludos.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"