Nuevo Mazda MX-5 2015, prueba y opinión

Hemos podido probar el nuevo Mazda MX-5, la cuarta generación del roadster más vendido del mercado. Mazda sigue fiel a sus fans y ofrece un deportivo divertido, utilizable todos los días y accesible.

Mazda MX-5 2015

El mito del Mazda MX-5 sigue vivo en una nueva generación, la cuarta desde 1989, y, para ser sincero, creo que es la mejor de todas. El nuevo Mazda MX-5 vuelve a los orígenes de la reconocida primera generación “NA”, que significan un roadster de dos plazas, de propulsión trasera, asequible, muy ligero, con un tamaño muy compacto y con la máxima atención al puro y sencillo arte de conducir. Todo ello con un coche más moderno, seguro y hasta eficiente comprado con otros deportivos.

Las claves del nuevo Mazda MX-5

  • Nueva generación
  • Más pequeño y más ligero que el anterior
  • Chasis, carrocería y motores Skyactiv
  •  Comportamiento mejorado
  • Capota de lona manual exclusivamente
  • Dos opciones: 1.5 de 131 CV y 2.0 de 160 CV
  • Sólo cambio manual
  • Desde 22.387 € con descuento incluido
  • Dos acabados, más paquetes de opciones
Mazda MX-5 2015

Más ligero y pequeño

La reducción de peso ha sido uno de los pilares a la hora de diseñar el nuevo Mazda MX-5, ya que favorece un mejor comportamiento y la necesaria hoy en día mejor eficiencia. Para reducir el peso lo primero que se ha hecho es reducir el tamaño. Ahora mide 3,91 metros de largo, es más bajo con 1,22 metros en total. Se han reducido los voladizos y el peso, además de ser menor, está más bajo y centrado. Se ha colocado el motor 2 cm más bajo que en el anterior modelo y los ocupantes van 1,5 cm más cerca entre sí. Todos los elementos del coche se han rediseñado para alcanzar esa mayor ligereza (motor, suspensiones, faros, materiales de carrocería y chasis…). En la versión de entrada la reducción llega a más de 100 kg de diferencia comparada con la de la anterior generación. La versión con motor 1.5 pesa desde 975 kg y la versión 2.0 desde 1.090 kg.

Dos motores, los dos interesantes

El nuevo Mazda MX-5 se fabrica con dos motores de gasolina, ambos atmosféricos. El más sencillo es el 1.5 Skyactiv visto en el utilitario Mazda 2, pero con muchos cambios en el calado de la distribución e incluso en el cigüeñal para poder llevar la potencia máxima de 131 CV a 7.000 rpm, con el corte a 7.500 rpm. Son 16 CV más con una actitud más radical a altas revoluciones y con un par de 150 Nm. Este motor ha homologado 6,0 litros/100 km de consumo, con unas emisiones de CO2 de 139 g/km.

La otra versión cuenta con el motor 2,0 litros Skyactiv, con configuración de 160 CV, lo que son 5 CV menos que en el SUV Mazda CX-5, pero en el MX-5 está especialmente ajustado para ofrecer mucho empuje desde bajas y medias revoluciones, con un máximo de 200 Nm de par a 4.600 rpm. Ofrece la potencia máxima a 6.000 rpm. Al volante, el empuje disponible en todo momento suple el no subir más allá de las 6.750 rpm y ofrece muy buenas sensaciones, además con un sonido alto y deportivo. El consumo conseguido ha sido de 6,9 l/100 km, o de 6,6 l/100 km cuando lleva sistema de parada automática de motor i-Stop y acumulador de energía i-ELOOP (versiones Luxury en España), con emisiones de 161 y 154 g/km, respectivamente.

Ambos motores cuentan con un cambio de 6 velocidades rápido y eficaz, mientras que las versiones de dos litros llevan también diferencial autoblocante de serie y en España también las llantas de 17 pulgadas.

Mazda MX-5 2015

Sensaciones de conducción

Podemos seguir hablando de la técnica, pero lo más importante del Mazda MX-5 es el placer de conducir y la conexión entre conductor y vehículo. Eso que Mazda llama “Jimba-Ittai” (expresión japonesa). He podido conducir el primer MX-5 (NA) y el último (NC), sólo me ha faltado el segundo (NB). Aún así me atrevo a decir que el nuevo (ND) es el mejor que se ha hecho hasta ahora. Supera con creces al abureguesado anterior modelo, con una actitud más directa, pero más suave y menos seca. El nuevo MX-5 fluye por la carretera con más serenidad sin ser rígido, con un ligero grado de movimiento de carrocería en las curvas, pero que no reduce la eficacia del tren delantero, ni la rapidez en los cambios de dirección. Es el tren trasero el que inclina un poco para asentar la parte trasera en la curva y asegurar la tracción. Si has conducido coches potentes modernos, normalmente muy firmes, chocan al principio esos tímidos balanceos, pero cuando te sumerges en la conducción rápida por un puerto de montaña enrevesado se te olvidan y comienzas a confiar plenamente en el MX-5 y conducir de forma intuitiva y conectado a los mandos.

Sensaciones de la mecánica

El Mazda MX-5 nunca ha querido ser el deportivo más potente ni el más rápido, tan sólo busca ofrecer una gran diversión y conexión con el conductor a velocidades manejables. Ahora la versión de entrada con motor 1.5 es más potente que antes y más ligera. Además, se siente más poderosa a medio régimen y más rabiosa a altas revoluciones. El 0 a 100 km/h lo hace en 8,3 segundos y alcanza los 204 km/h. Es un coche que divierte llevar con el motor alto de revoluciones, pero que acepta una conducción rápida a medio régimen sin sentirse flojo. Ofrece sensaciones deportivas manejables por cualquier conductor. Si tomas una carretera de montaña, a mitad de camino se te olvida que es la versión de entrada y al acabar piensas en lo innecesario que es tener más potencia cuando el coche es ligero y divertido. Gana terreno haciendo valer su ligereza en las curvas pasando rápido donde otros tienen que frenar.

Claro, que si pruebas el motor de 2.0 litros después, agradeces la mayor potencia para esos momentos críticos adelantando o también en conducción tranquila a medio gas. Es más poderoso desde el principio y le han dado un sonido de escape más fuerte. Si se aprovechan las marchas con el pie a fondo, se aprecian las mayores prestaciones y hay que aumentar la concentración. Tarda 7,3 segundos en coger los 100 km/h y sube hasta los 214 km/h. La potencia disponible no es como para ir deslizando el tren trasero en todas las curvas, para que sobrevire por potencia hay que provocarle. Esto da confianza a los menos expertos que además cuentan con el control de tracción. Es más deportivo, corre más y hace más ruido, pero no sube tanto de vueltas.

Mazda MX-5 2015

El lado práctico

El MX-5 nunca ha sido un coche práctico ni lo pretende ser. Ahí radica su encanto para muchos clientes, que lo usan a diario para desmarcarse de entre todas las berlinas, monovolumen o SUVs. Es estrecho, bajo y tiene poco maletero, 130 litros en concreto. No obstante, está muy bien construido, gasta poco conduciendo tranquilo, tiene una guantera entre los dos asientos a la altura del hombro considerable y un montón de comodidades y sistemas de conectividad en opción. El maletero acepta dos maletas pequeñas –comprobado- y aún hay sitio para un par de bolsas o mochilas pequeñas. La capota es manual exclusivamente, lo que facilita la ligereza y se sube sin necesidad de salir del coche con sencillez. Se conduce con una gran facilidad por el tráfico y no es incómodo de suspensión. Si puedes permitírtelo, el Mazda MX-5 puede ser tu coche para todo sin que acabes odiándolo, todo lo contrario, tendrás la sonrisa más grande en cada semáforo.

Equipamiento y versión recomendada

Ya está a la venta y la gama en España se compone de dos acabados, Style y Luxury, ambos disponibles con ambos motores. El Style ya viene muy equipado con faros de LED, pantalla multifunción, con Bluetooth y mandos en el volante. En el 1.5, para conseguir el climatizador automático o los sensores de lluvia y luces hay que añadir un Pack Style+ que cuesta 1.600 euros (de serie en el 2.0). El acabado Luxury trae el navegador, un equipo de audio Bose con 9 altavoces, control de luces largas, sensores de aparcamiento y acceso inteligente sin llave en el 1.5, y en el 2.0 añade la suspensión Bilstein, y los sistemas i-Stop e i-ELOOP. Además, hay un pack Sport que añade los asientos Recaro y ayudas como el control de ángulo muerto.

Como recomendación básica, el MX-5 1.5 y su buen precio se aprovechan mejor con el acabado Style con el navegador (400€) como mucho. Son 25.400, que se quedan en 22.787 con todos los descuentos de lanzamiento y financiación. El MX-5 con motor 2.0 sin embargo, es muy atractivo con el acabado Luxury, con el que te llevas la suspensión Bilstein, navegador y el equipo BOSE por 1.200 €. Todo ello por 27.000 € contando con los 2.000 de descuento de lanzamiento.

FICHA TÉCNICA

 

MX-5 1.5

MX-5 2.0

Motor

4 Cil. 1.496 cm3

4 Cil. 1.998 cm3

Potencia máxima

131 CV a 7.000 rpm

160 CV a 6.000 rpm

Par máximo

150 Nm a 4.800 rpm

200 Nm a 4.600 rpm

Frenos del/tras

Discos ventilados 258 mm / discos 250

Discos ventilados 280 mm / discos 280

Neumáticos de serie

195/50 R16

205/45 R17

Dimensiones exteriores

3,91 / 1,73 / 1,22 m

3,91 / 1,73 / 1,22 m

Peso

975 kg

1.000 kg (1.015 kg con i-ELOOP)

Cap. depósito

combustible

45 l

45 l

Cap. del maletero

130 l

130 l

Velocidad máxima

204 km/h

214 km/h

Acel. 0-100 km/h

8,3 s

7,3 s

Consumo mixto

6,0 l/100 km

6,9 l/100 km (6,6 l con i-ELOOP)

Emisiones de CO2

139 g/km

161 g/km (154 g/km con i-LOOP)

 

PRECIOS

Modelo

Potencia

Consumo

Precio

MX-5 1.5 Style

131 CV

6,0 l

25.000 €

MX-5 1.5 Style+

131 CV

6,0 l

26.600 €

MX-5 1.5 Luxury

131 CV

6,0 l

27.800 €

MX-5 2.0 Style+

160 CV

6,9 l

27.800 €

MX-5 2.0 Luxury

160 CV

6,6 l

29.000 €

MX-5 3.0 Luxury Pack Sport

160 CV

6,6 l

30.600 €

Descuento de lanzamiento: 2.000 euros

Opciones:

  • Navegador 400 €
  • Pintura metalizada 400 €
  • Pintura Soul Red 550 €

Fotos Nuevo Mazda MX-5 2015, prueba y opinión

Comentarios Nuevo Mazda MX-5 2015, prueba y opinión

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"