¿Qué capota escoger? Ventajas e inconvenientes

De lona, rígidas, manuales, mecánicas, de cortina,… los descapotables son todo un mundo por descubrir y por eso, te contamos las ventajas y desventajas de cada cual.

Coches cabrios

 

Conducir a cielo abierto es una de las mayores sensaciones de libertad que uno puede sentir en el mundo, además de ser coches de un atractivo impresionante. Ahora bien, ¿qué capota es mejor? O, mejor dicho: ¿Qué capota se adapta mejor a tus necesidades? Pues esto es un tema que da para un largo debate, ya que todos tienen sus pros y sus contras. Por eso aquí vamos a darte las bases para que puedas debatir con otros amantes del mundo del motor. ¿De lona o rígida? ¿Acción mecánica o manual? ¡Vamos con ello!

Lo primero que debes saber es que lo más práctico e ideal es una capota de acción manual. Esto se debe a que no dependes de las limitaciones de velocidad del coche para ponerla o quitarla en un momento determinado.Con un Mazda MX-5 soft-top o un Fiat 124 Spider, si comienza a llover podrás poner la capota en menos de cinco segundos sin que la velocidad de marcha sea muy relevante. Y esta ventaja no te la da ninguna capota eléctrica.

Coches cabrios

Eso sí, este tipo de capotas son, todas ellas, de tela. Cierto es que estéticamente quedan mejor por su toque retro, pero tienen ciertos inconvenientes que debes tener en cuenta antes de decantarte por esta opción. La primera de ellas es que la cabina estará peor insonorizada y la segunda es que si piensas dejar el coche en la calle, la tela sufrirá un gran deterioro con las inclemencias temporales. Piensa que llevas un coche “con toldo”. También ten en cuenta, en este caso, que con una simple navaja para cortar pan te pueden armar un estropicio bastante grande.

También hay capotas de lona de acción mecánica (la gran mayoría son así), que suman una serie de inconvenientes que debes tener en cuenta. La primera de ellas, que para abrirlas o cerrarlas tienes que ir a una velocidad muy baja. En caso de que comience a llover, tendrás que parar. Y como te pille en un lugar donde no sea posible, te vas a mojar. ¿Ejemplos? El Ford Mustang necesita circular por debajo de 5 km/h para abrir o cerrar la capota. ¡Y no se te ocurra hacerlo en un atasco! Como te toque arrancar, o te mueves con la capota en posición vela de barco o te expones a una buena pitada.

 

Coches cabrios

 

A esto se suma que las capotas de acción mecánica sean de lona o rígidascuentan con un sistema eléctrico para (des)plegar la capota. Esto siempre es un riesgo, ya que la probabilidad de avería es muy superior. Aunque para evitar eso, no hay nada como mimar el coche.

Ahora, vayamos a las capotas durasEstas resuelven los dos principales problemas de las de lona: por un lado, la insonorización al cerrarse es mucho mayor y por otro, no sufren más desgaste que cualquier otra parte de la carrocería. Eso sí, le resta el atractivo del clásico cabrio, ya que con la capota puesta parece un vehículo convencional. Y por lo general, el accionamiento mecánico es más robusto y, por tanto, caro, por lo que en caso de avería, la factura a pagar será más alta. Esto también supone un aumento del peso del coche.

Coches cabrios

¿La opción restante? Las capotas de cortina. Las podemos ver en coches como el Fiat 500C o el Smart Fortwo.Estas capotas son más sencillas, ya que siguen unos rieles impulsados por electricidad que desplazan la lona hacia la parte trasera del vehículo. En este caso la lona queda amontonada en el pilar C y esto ocasiona que la visibilidad trasera sea peor. Además, al mantener los tres pilares en su sitio, la sensación que ofrecen es más la de contar con un techo panorámico grande que la de conducir un cabrio. A ello se suma que estos coches suelen tener más turbulencias en el habitáculo, debido a la ausencia de un deflector trasero que guíe el viento por encima de nuestras cabezas.

La sensación de no ir tan descapotados como uno querría también se sufre, aunque no tanto, con las carrocerías targa. Estas se asocian a coches tan deportivos y pasionales que, en el fondo, no termina de importar. ¿Ejemplos? Porsche 911 Targa, Alfa Romeo 4C o Mazda MX-5 RF.

Coches cabrios

Como véis, todas las capotas tienen sus ventajas e inconvenientes. Y aunque por lo general, un descapotable es menos práctico que un coche convencional, todo ello queda compensado con el placer que provoca conducir un coche a cielo abierto. Pero tenemos que dar un veredicto. ¿Con qué capota nos quedamos? Con la del coche que te guste. Porque salvo el Mazda MX-5, los descapotables que hay en el mercado solo te ofrecen una opción de capota.

 

Fotos ¿Qué capota escoger? Ventajas e inconvenientes

Comentarios ¿Qué capota escoger? Ventajas e inconvenientes

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"