Primera prueba del Honda CR-V Hybrid, el más ecológico

Con mejor aceleración y consumos que el gasolina, llega la versión híbrida que sustituye al diésel. Cuenta con cuatro equipamientos, dos tipos de tracción y un precio de partida de 34.200 euros. Las primeras unidades llegarán en febrero.

Cuando Honda presentó la quinta generación del CR-V anunció que sustituiría las mecánicas diésel por una híbrida, manteniendo un gasolina. Este último lo probamos ya en Austria hace unos meses y ahora hemos podido hacer lo mismo con la versión más ecológica en tierras andaluzas. Esta versión marcará un punto de inflexión, ya que a partir de ahora todos los lanzamientos del fabricante nipón siempre tendrán algún tipo de electrificación en su gama.

 

 

Lo primero que debes saber es que no existe diferencia de diseño entre las dos variantes del Honda CR-V, por lo que en el enlace anterior puedes encontrar todo lo relacionado con el nuevo diseño de esta generación, sus tecnologías y sus equipamientos.

Prueba Honda CR-V Hybrid

Por tanto, este Honda CR-V Hybrid tiene un logo más en el portón del maletero indicando su naturaleza, cambia a una caja de cambios de botones que no cuenta con palanca, se añaden nuevas pantallas al panel de instrumentación digital y la incorporación de la batería sobre el eje trasero ha provocado que la capacidad del maletero disminuya desde los 561 hasta los 497 litros de nuestro protagonista (casi calcado al Mitsubishi Outlander PHEV y lejos de los 580 que anuncia el nuevo Toyota RAV4). Con lo que no cuenta es con la posibilidad de equipar lo siete asientos.

El sistema propulsor del Honda CR-V Hybrid

Más allá de estos pequeños detalles, lo que de verdad importa en este Honda CR-V Hybrid es su unidad de potencia. La marca japonesa lo ha lanzado con una tecnología cuyo nombre comercial es i-MMD (Intelligent Multi-Mode Drive) que a diferencia de otros modelos de su competencia, como podía ser el próximo Toyota RAV4, tiene un motor de combustión que no siempre va conectado a las ruedas y que es menos potente que el eléctrico. Vamos por partes.

Prueba Honda CR-V Hybrid

Para empezar, este Honda CR-V Hybrid cuenta con un propulsor con ciclo Atkinson i-VTEC de 2 litros con una potencia de 145 CV. Su función principal es suministrar energía a un generador eléctrico. Este a su vez lo que hace es abastecer de electricidad a la batería del SUV y por último se manda de ésta al propulsor eléctrico de 135 kW (184 CV) para que mueva el eje delantero o los dos según la versión adquirida.

Pero si te has fijado bien dos párrafos más arriba he puesto que el motor de combustión “no siempre va conectado a las ruedas”. Solo pasa este supuesto cuando circulamos a velocidades altas, donde el eléctrico consumiría más energía, activando un bloqueo del embrague. E incluso así, si tiene batería suficiente, puede volver a desconectarle del eje.

Prueba Honda CR-V Hybrid

Para gobernar todo este sistema híbrido, desde Honda han decidido utilizar una transmisión fija que tiene una conexión directa con los componentes móviles. De esta manera se obtiene una transferencia del par mucho más suave y un cambio entre las diferentes fuentes de propulsión no perceptible para el conductor.

Modos de conducción del Honda CR-V Hybrid

Todos los componentes mencionados anteriormente funcionan de forma automática entre los diferentes modos con los que cuenta el Honda CR-V Hybrid. Del trío, es el único que puede ser activado por el conductor mediante un botón es el “EV Drive” (completamente eléctrico), que teniendo en cuenta la capacidad de la batería permite al modelo japonés circular sin emisiones durante 2 kilómetros. Es por ello que cuenta con la pegatina ECO.

Prueba Honda CR-V Hybrid

Lo normal cuando arranquemos es que esté activo el “EV Drive”, aunque también lo puede hacer con el “Hybrid Drive”. En este, como explicaba anteriormente, el motor de combustión rellena la batería a través de un generador y dicha energía la utiliza el propulsor eléctrico para mover el coche.

El tercero en discordia es el “Engine Drive”. Para que se ponga en funcionamiento necesitaremos pegar un gran acelerón o circular a velocidades altas (más o menos por encima de los 100 km/h), aunque volverá al “Hybrid Drive” en cuanto mantengamos una velocidad constante o la batería se rellene lo suficiente para hacer funcionar el motor eléctrico.

Prueba Honda CR-V Hybrid

Como el propulsor eléctrico es el que tiene una mayor potencia, el Honda CR-V Hybrid obtiene sus mejores prestaciones cuando circulamos en el modo “Hydrid Drive”. Con él alcanza los 180 km/h de velocidad máxima y un 0-100 km/h en 8,8 segundos (9,2 segundos en el caso del tracción total). Por tanto, tiene menos punta que el gasolina, pero le saca 4 décimas al llegar a los 100 km/h.

A mayores de estos tres modos están los botones “Sport” y “Econ”. El primero de ellos modifica la sensibilidad del acelerador para poder conseguir una mejor aceleración, mientras que el segundo hace el efecto contrario, reteniendo un poco el coche para poder obtener unos consumos más eficientes.

Prueba Honda CR-V Hybrid

En marcha con el Honda CR-V Hybrid

Explicada toda la teoría, toca pasar a la práctica. Para ello nuestros compañeros de Honda nos prepararon unas rutas generosas en kilómetros que combinaban recorridos urbanos, carreteras secundarias y algunos pequeños tramos por autovías por las provincias de Sevilla y Huelva.

Nuestra prueba empezó con el Honda CR-V Hybrid con tracción delantera (2WD). Como indiqué en su día en la prueba del gasolina, me gusta cómo han resuelto los diseñadores el puesto de mando, con buen acceso a los botones, visibilidad trabajada con pilares pequeños y unos materiales con muy buenos ajustes. Además, al no contar con pomo de cambio, se pueden manipular los botones que quedan más bajos sin interferencias.

Prueba Honda CR-V Hybrid

Al apretar el botón de encendido el ruido brilla por su ausencia, como suele pasar en los híbridos o eléctricos, y el coche empieza a moverse de una forma suave pero nunca perezosa. La potencia disponible en todos los casos es suficiente para mover a este SUV, aunque no esperes unas grandes aceleraciones, todo es muy progresivo.

Cuando empezamos a coger velocidad, sobre todo si no eres muy sensible con el acelerador, notarás como “ruge” el motor de combustión, dejándose notar en el habitáculo. Lo bueno es que con este sistema híbrido cuando se consigue suficiente energía en la batería, el bloque de gasolina se desactiva volviendo de nuevo al silencio inicial. Por ello es normal que circulando a una velocidad constante de 120 km/h tengas fases de silencio del propulsor, cosa que no pasa con un Toyota RAV4 Hybrid por ejemplo.

Prueba Honda CR-V Hybrid

Respecto a la dinámica, teniendo en cuenta que el peso total del Honda CR-V Hybrid aumenta en algo más de 100 kg respecto al gasolina, no he notado una gran diferencia. Su dirección es precisa y el conjunto del chasis no permite balanceos molestos cuando afrontamos varias curvas seguidas.

Otro punto que a modificar en nuestro Honda CR-V Hybrid, más allá de los modos, es la frenada regenerativa. Mediante unas levas que encontramos detrás del volante podemos aumentarla o disminuirla según lo que necesitemos. Lo que me pareció curioso es que el “+” reduce su potencia, mientras que el “-” la aumenta, dándome la sensación que está al revés.

Prueba Honda CR-V Hybrid

Después me tocó el turno de coger la versión de tracción total o 4WD del Honda CR-V Hybrid. Ésta te proporcionará un plus de seguridad si vives en zonas donde las lluvias o la nieve aparecen con frecuencia, además de circular con un poco más de altura respecto al suelo. Gracias al diagrama que hay en el panel de instrumentación podrás comprobar que el 4x4 se mantiene mientras aceleramos, pero en cuanto mantienes la velocidad se convierte en un tracción delantera para mejorar los consumos. Llegado a este apartado, al terminar la primera ruta el ordenador de a bordo marcaba una media de 6 litros (ha homologado 5,3 litros), mientras que en la segunda fue de 6,4 litros. Más o menos es como un litro menos que los datos conseguidos con el 1.5 VTEC.

Gama y precios del Honda CR-V Hybrid

En la gama del Honda CR-V Hybrid existen cuatro posibilidades de equipamientos. El Comfort, Elegance y Lifestyle están disponibles para el tracción delantera, mientras que el 4WD comparte los Elegance y Lifestyle, añadiendo a mayores el Executive. Sus elementos más significativos son los siguientes:

Comfort

  • Asistente a la frenada
  • Sistema de ayuda de arranque en pendiente
  • Agile Handling Assist
  • Avisador de colisión frontal
  • Sistema de mantenimiento de carril
  • Avisador de cambio involuntario de carril
  • Limitador de velocidad inteligente
  • Control de crucero inteligente
  • Reconocimiento de señales
  • Tapicería de tela
  • Panel de instrumentación digital
  • Freno de mano eléctrico
  • Climatizador automático
  • Sensor de luces
  • Asientos delanteros calefactables
  • Pantalla multimedia 5 pulgadas con Bluetooth
  • Llantas de 18 pulgadas
Prueba Honda CR-V Hybrid

Elegance (suma a Comfort)

  • Volante en piel
  • Climatizador automático dual
  • Sensor de lluvia
  • Sensores de aparcamiento delanteros y traseros
  • Cámara de visión trasera
  • Pantalla multimedia 7 pulgadas con navegador Garmin

Lifestyle (suma a Elegance)

  • Aviso de ángulo muerto con sistema de alerta de tráfico cruzado
  • Tapicería de piel
  • Raíles en el techo
  • Cristales tintados
  • Luces de giro activas

Executive (suma a Lifestyle)

  • Volante calefactado
  • Head up Display
  • Portón trasero eléctrico
  • Asiento conductor de ajuste eléctrico y memoria
  • Asientos traseros calefactables
  • Techo solar

 

Prueba Honda CR-V Hybrid

Actualmente en Honda ya aceptan pedidos para su CR-V Hybrid, aunque las primeras unidades no llegarán a los concesionarios hasta febrero del próximo año. No cuenta con descuentos por lo que su precio de partida es de 34.200 euros con el equipamiento Comfort y tracción delantera, siempre incluyendo cinco años de garantía.

Precios del Honda CR-V Hybrid

Tracción

Equipamiento

Precio

2WD

Comfort

34.200 €

Elegance

36.850 €

Lifestyle

40.000 €

4WD

Elegance

40.200 €

Lifestyle

43.350 €

Executive

46.850 €

 

Si lo comparamos a igualdad de equipamiento y tracción, el Honda CR-V Hybrid es casi 3.000 euros más caro que el que equipa el motor de gasolina.

Comentarios Primera prueba del Honda CR-V Hybrid, el más ecológico

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"