Probamos el Lexus NX 300h, un SUV híbrido, compacto y premium

Lexus llega al segmento de los SUV premium compactos con el Lexus NX 300h, un coche híbrido, que combina a la perfección lo que más destaca en sus rivales más directos. A saber: diseño rompedor como en el Range Rover Evoque, el confort y la versatilidad de uso de un BMW X3, y la calidad y tecnología de un Audi Q5, que dicho sea de paso también se ofrece en versión híbrida.

El precio de partida es de 38.300 euros para la versión NX 300h Eco 4x2, y el tope de gama se va a los 64.500 euros del NX 300h Luxury 4x4. En todos los casos, la relación entre precio y equipamiento es muy buena respecto a sus rivales, aunque como veremos más adelante, este Lexus se quede ligeramente por detrás en prestaciones. Pero no te engañes, que corra menos que la competencia con motores turbodiesel o de gasolina de potencia similar no quiere decir que el Lexus NX 300h no corra lo suficiente.

SUV, compacto y premium: una apuesta segura

Vamos por partes. Lexus sabe un rato de esto de fabricar SUV con tecnología híbrida. Ahí están las sucesivas generaciones del magnífico Lexus RX, y ahora la marca japonesa entra en la categoría de los SUV compactos con un coche de diseño muy atrevido y tecnología avanzada, que puede mirar cara a cara a cualquiera de sus rivales e incluso superarlos en algunos aspectos.

Vale, no tiene motores turbodiésel, y este NX 300h no es precisamente un prodigio en prestaciones. Pero tiene muchos atractivos que compensan la falta de una mayor oferta mecánica, y el primero es su diseño. En los últimos tiempos sólo el Range Rover Evoque había hecho girar tantas cabezas, y el Lexus NX está siento todo un éxito.

Sus líneas angulosas y su aspecto deportivo causan sensación, y no será difícil para Lexus conseguir su objetivo de una tasa de conquista de nada menos que un 80 por ciento. Claro que cuando la competencia se llama BMW X3, Audi Q5, Volvo XC60 o Range Rover Evoque esto no es nada fácil. Pero los primeros datos son clarificadores: ya hay 500 pedidos en nuestro mercado sólo en el momento de la preventa, y Lexus pensaba comercializar 400 unidades de aquí a finales de año. Así que, si quieres uno, ya sabes, a esperar tocan...

Interior del Lexus NX 300h: calidad y espacio

Una vez accedes al interior, materiales, tacto y ajuste son los que esperas de un coche Premium, con un diseño, disposición y tacto de los mandos hace que te apetezca sentarte al volante y ponerte a conducir cada día. Pero el diseño, o el hecho de ser un coche híbrido con todo lo que ello conlleva –baterías, y en este caso un motor eléctrico trasero adicional en las versiones 4x4–  no está reñido con la funcionalidad.

Estamos ante uno de los coches más amplios de su categoría, con unas magníficas plazas traseras. Y el maletero tiene unos buenos 555 litros de capacidad, aunque realmente habría que hablar de 455 de formas regulares y muy aprovechables, y de un hueco adicional ya no tan regular de otros 100 litros bajo el piso, junto al kit antipinchazos y el gato. En las versiones más altas el portón puede tener asistencia eléctrica, y también los respaldos de los asientos traseros, que se abaten fácilmente desde un botón en el maletero.

Equipamiento del Lexus NX

Por posibilidades de equipamiento, el Lexus NX está a la última. No busques ningún dispositivo de seguridad, confort o multimedia de última generación que lleven sus rivales y no pueda tener este Lexus: cámara panorámica 360 grados que ofrece una vista cenital y permite ver "más allá de las esquinas" al salir de un garaje –y lo hemos comprobado–, un magnífico sistema Head up display de información proyectada en el parabrisas de 6,2 pulgadas, faros LED o Bi-LED, suspensión pilotada, control de crucero adaptativo, alerta por cambio involuntario de carril, detector de presencia en ángulo muerto, sistema precolisión, posibilidad de crear un acceso Wifi mediante una tarjeta SIM para conectar hasta 5 dispositivos...

Incluso innova en algunos aspectos como la incorporación de un cargador inalámbrico para móviles que funciona por inducción;  sólo hay que dejar el móvil en una bandeja bajo el reposabrazos central, utilizando una carcasa o adaptador según el tipo de teléfono. O un fenomenal equipo de sonido Mark Levinson que estrena una tecnología que recupera la pérdida de calidad que se produce al reproducir archivos de música previamente comprimidos, que es lo que sucede con la música en streaming o con los mp3. También tiene un pequeño panel táctil o "touch-pad" para interactuar con la pantalla multimedia, pero resulta menos cómodo de manejar que un mando convencional giratorio. 

El problema viene a la hora de elegir o configurar tu coche a medida. Aunque el equipamiento de serie incluye lo imprescindible desde la versión básica, salvo el navegador o el techo panorámico no hay posibilidad de completar el equipamiento a tu gusto a base de opciones que pueden ser muy interesantes en los acabados más básicos, lo que obliga a irte a las versiones topes de gama, que ya incluyen de todo, hasta la tracción 4x4.

En cualquier caso, y si comparamos con sus rivales igualando en la medida de lo posible equipamiento, potencia o precio, el Lexus NX 300h casi siempre sale ganando, o por precio... o por estar más equipado.

Híbrido... o híbrido.

Aquí es donde el NX 300h va más limitado frente a la competencia. Lexus abandonó los motores Diesel, y hasta que en febrero llegue el NX 200t con motor 2 litros turbo de 238 CV, si quieres un Lexus NX tendrá que ser el 300h, con el sistema híbrido de Lexus, que en este caso utiliza un motor de gasolina de 2,5 litros y 155 CV en el eje delantero, acoplado a un motor eléctrico de 143 CV, para totalizar una potencia máxima de sistema de 197 CV.

En las versiones 4x4 –Lexus las denomina e-Four– se añade un segundo motor eléctrico de 68 CV en el eje posterior que manda su fuerza a las ruedas traseras cuando se produce una pérdida de adherencia. Este motor no suma su fuerza de impulsión al sistema híbrido principal, por lo que apenas hay más diferencia en prestaciones y consumo entre un Lexus NX 300h 4x2 y un 4x4 que la debida al aumento de peso de este segundo motor eléctrico y del sistema de palieres que lo conecta con las ruedas traseras, que según los datos oficiales totalizarían unos 70 kg.

Las sensaciones al volante del NX 300h dependen mucho del trazado y, sobre todo, del estilo de conducción. Me explico. El sistema híbrido hace que el Lexus NX 300h arranque siempre en modo eléctrico –si no demandas de golpe toda la potencia y queda energía en las baterías– hasta que se superan los 65 km/h de velocidad, momento en el que entra en juego el motor de combustión. Existen diferentes modos de conducción, ECO, Normal o Sport (en las versiones con suspensión adaptativa también un modo Sport+), y se puede forzar el modo EV en zonas urbanas.

En ciudad, a baja velocidad o cuando se circula a velocidad constante todo funciona muy suave, y consigue unos consumos casi de diésel. Nunca verás los 5 l/100 km que anuncia de media, pero siendo muy cuidadosos con el pie derecho es posible quedarte en 6,5 l/100 km de media. En relación a su tamaño, peso y prestaciones, creo que está mucho más logrado el sistema híbrido del Lexus RX 450h.

En carretera es otra cosa. Mientras te muevas a velocidad constante todo perfecto, máximo refinamiento y suavidad de marcha, y consumos bajos. Pero si hay que acelerar para ganar velocidad con rapidez el Lexus NX 300h  no responde con la contundencia que esperas de un coche con esta potencia. Esto hace que tengas que acelerar más, con un resultado ya conocido en otros híbridos de Lexus y de Toyota con la misma transmisión de engranajes planetarios: el motor se revoluciona por encima de las 5.500 rpm y se quede girando alto de vueltas mientras se gana velocidad, lo que produce un ruido que llega a ser molesto, resta algo de refinamiento y hace que el consumo se aleje mucho de las cifras homologadas.

En otras palabras, y siempre con la competencia como referencia: este Lexus NX 300h es más lento que rivales equivalentes con motores turbodiesel de entre 180 y 200 CV –y mucho mas lento que el Audi Q5 Hybrid–, a los que tampoco puede igualar en consumo en carretera. A cambio, resulta suavísimo en conducción tranquila o en uso urbano. Pero ojo, que esto no quiere decir que sus prestaciones no sean suficientes para el uso que de este tipo de coches hace la mayoría de sus compradores.

Más confortable que deportivo

A pesar de su diseño, en marcha el Lexus NX 300h es un coche más confortable que deportivo. Y lo es no sólo porque no sobresalga en prestaciones, sino porque incluso la programación de los controles de estabilidad y tracción está pensada para intervenir a las primeras de cambio, y no permitir muchas alegrías.

Las suspensiones filtran muy bien incluso en versiones con llantas de 18 pulgadas y neumáticos de perfil bajo, y el habitáculo está muy bien aislado. Frena muy bien, aunque con ese tacto característico de los coches híbridos que requiere acostumbrarse a que en los primeros milímetros de recorrido del pedal la deceleración sólo se produce al invertir el funcionamiento del motor eléctrico para regenerar energía, y es necesario superar ese punto para que también entre en juego el sistema hidráulico. Los movimientos de la carrocería están bien contenidos, pero siguiendo con ese carácter más bien burgués, a la dirección le falta rapidez y algo de precisión cuando hay que enlazar curvas.

No he podido probar la versión F-Sport, que seguramente invierta un poco las tornas. Además de un paquete estético para la carrocería con una parrilla específica y un interior con asientos deportivos que sujetan mejor el cuerpo, los Lexus NX 300h F-Sport añaden, entre otras cosas, una suspensión con amortiguadores de dureza variable electrónicamente (también de serie en el Luxury) y un sistema de sonido activo para acentuar el ruido del motor, además de contar con un programa Sport+ enfocado a una conducción más dinámica.

Nos centraremos en esta versión cuando nos toque probarlo más a fondo, aunque por su relación entre equipamiento y precio, las versiones Executive 4WD serán probablemente las más demandadas.

 Gama y precios Lexus NX

 

Versión

Potencia (CV)

Consumo medio

l/100 km

Precio

NX 300h ECO 2WD

197

5,0

38.300 €

NX 300h Corporate 2WD

197

5,1

40.200 €

NX 300h Executive 4WD

197

5,1

46.700 €

NX 300h F Sport 4WD

197

5,3

55.900 €

NX 300h Luxury 4WD

197

5,2

64.500 €

Fotos Probamos el Lexus NX 300h, un SUV híbrido, compacto y premium

Comentarios Probamos el Lexus NX 300h, un SUV híbrido, compacto y premium

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"