Probamos el nuevo Ford Kuga 2013

Ford Kuga 2013 Ya está a la venta la segunda generación del Ford Kuga, con un precio de promoción de 19.995 euros, que incluye unos 5.000 euros de descuento sobre el precio de tarifa si te acoges al Plan Prever. Lo hemos probado en Valencia, donde el Ford Kuga se fabrica en la planta de Almussafes, y nos ha gustado mucho. Te contamos por qué.

El Ford Kuga es uno de los modelos más importantes para la marca del óvalo. En primer lugar porque compite en el único segmento del mercado que no está en “crisis”. En segundo lugar, porque se fabrica en la factoría española de Almussafes. Y en tercer lugar, porque el primer Kuga es un coche “de conquista” para Ford: más del 80 por ciento de los compradores del Kuga de primera generación eran clientes nuevos para la marca.

La apuesta de Ford entre los SUV cobra una nueva dimensión con un Kuga que, como veremos, deja a un lado su orientación deportiva y por confort y espacio interior se convierte en un auténtico SUV familiar. Y es que había que hacerle hueco al nuevo Ford Ecosport, que llegará el año que viene –lo veremos en su configuración para Europa en el Salón de Ginebra– y se colocará en la gama por debajo del Kuga. Y más adelante habrá otro SUV en la parte alta de la gama, el nuevo Ford Edge.

Ford Kuga 2013

Al principio no parece tan deportivo como el anterior Kuga, pero el nuevo SUV de Ford no le hace ascos a las carreteras de curvas

No mucho más grande, sí más habitable

El nuevo Ford Kuga parece mucho más grande que el Kuga de primera generación, pero esa sensación se difumina a volante… y cuando comparas sus dimensiones. Crece 8 centímetros en longitud, y apenas cambia medio centímetro en anchura o altura. Con sus 4,52 metros de largo, se coloca por tanto ligeramente por debajo de un Honda CR-V (4,57 m), un Mazda CX-5 (4,55) o un Nissan Qashqai +2 (4,54).

Como el anterior Kuga, sólo se ofrece con cinco plazas, y mantiene la misma distancia entre ejes.  Pero el interior está mucho mejor aprovechado, sobre todo en lo que se refiere al espacio para las piernas en las plazas traseras, el punto débil del anterior Kuga, que pasa a ser ahora  uno de los mejores de la categoría. Con la anchura no sucede lo mismo, pues no sobran centímetros, y la banqueta es algo estrecha.  Aun así, con un túnel central que no molesta, y con la posibilidad de una cierta regulación de la inclinación de los respaldos, el Kuga tiene unas plazas traseras muy cómodas para afrontar largos desplazamientos.

El maletero gana casi 50 litros de capacidad, y alcanza los 456 litros, que pueden aumentar colocando los respaldos de los asientos traseros en una posición casi vertical. También se abaten de forma muy sencilla en sectores asimétricos con un solo movimiento y sin desmontar los reposacabezas, dejando una superficie plana. Bajo el piso, se puede optar por llevar un kit antipinchazos, o una rueda de repuesto de emergencia.

Una novedad en el Kuga es la posibilidad de montar un sistema de apertura y cierre del portón trasero con asistencia eléctrica, que incluye una función “manos libres” al pasar el pie por debajo del paragolpes –lógicamente, es necesario llevar la llave en el bolsillo–. Funciona bien, pero es la única opción de las muchas que ofrece Ford que me parece pasada de precio: 600 euros.

Ford Kuga 2013

Parece mucho más grande, pero en realidad el nuevo Kuga apenas crece 8 centímetros en longitud. La anchura apenas varía 4 mm, y también es 8 mm más bajo.

Al volante del nuevo Ford Kuga

Una vez acomodados en el puesto de conducción del nuevo Ford Kuga, no hay sorpresas. Se respira el mismo aire y encontramos el mismo diseño que en los últimos modelos de la marca, con asientos que sujetan muy bien el cuerpo, buena visibilidad en todas direcciones, una amplia gama de posibilidades de regulación y huecos útiles para vaciarte los bolsillos, aunque particularmente me molestaba un poco el reposabrazos central a la hora de cambiar de marcha. Y como en otros Ford, sólo veo claramente mejorable la pantalla del navegador, que en su versión más completa es de sólo 5 pulgadas y queda un poco alejada.

La presentación es correcta, sin puntos débiles a la vista. No es el Kuga la referencia en cuanto a calidad de acabado, pero tampoco tiene fallos criticables. Y lo mejor de todo es que nada más ponerte en marcha se nota cómo ha mejorado Ford la suavidad. No es sólo una cuestión de amortiguación, que mantiene el punto de dureza necesario para que, ayudado por la nueva dirección eléctrica de tacto exquisito, el Kuga siga siendo una delicia en carreteras de curvas. Anclajes de suspensión, elementos insonorizantes, ventanillas con cristales más gruesos…  El nuevo Kuga aísla mucho mejor de los baches, y el ruido de rodadura y del motor está claramente más filtrado. Respecto al anterior Kuga, también se ha conseguido aumentar la velocidad a la que el ruido aerodinámico empieza a sentirse en el habitáculo.

Ford Kuga Ecoboost: gasolina al poder

Para esta primera presentación sólo estaba disponible el motor 2.0 TDCi, y únicamente con tracción 4x4. Lo he probado con cambio manual y con el muy recomendable cambio automático Powershift de doble embrague –lástima que sólo se asocie a las versiones más potentes y sólo con tracción total–, y es un motor más que suficiente para mover con agilidad y al Kuga incluso aprovechando su capacidad de carga. Habrá que ver más adelante, si finalmente se ofrece una versión de este 2.0 TDCi “rebajada” de potencia con unos 110-115 CV.

No hemos podido conducir el 1.6 Ecoboost de gasolina, disponible en versiones e 150 y 180 CV. Pero conociendo el rendimiento de este motor en el Focus, el 1.6 Ecoboost de 150 CV puede ser una magnífica alternativa no sólo al Kuga 2.0 TDCi de 140 CV, que cuesta 2.000 euros más, también a otros SUV de la competencia que en este precio ofrecen motores turbodiésel de menos de 115 CV. Moverá al Kuga con más agilidad incluso que el 2.0 TDCi, y puede llegar a gastar muy poco –sobre todo para su nivel de prestaciones–, aunque es cierto que requiere una conducción mucho más pendiente del acelerador que en el turbodiésel para que el consumo no se dispare; a su favor, el 1.6 Ecoboost lleva start-stop de serie, sistema que no se ofrece en los Diesel.

Equipamiento del Ford Kuga

Ford Kuga 2013

El cambio Powershift sólo se ofrece con el gasolina más potente y con el motor 2.0 TDCi siempre en versiones 4x4 y con el acabado superior. El manejo manual/secuencial se realiza desde el botón situado en el lateral de la palanca.

Hay dos niveles de acabado, Trend y Titanium. El primero ya cuenta con todo lo imprescindible, aunque a poco que pienses completar el equipamiento, puede interesar pagar los 1.750 euros más del acabado superior, que añade opciones por un valor que llega a los 3.000 euros. Como suele ser habitual en Ford, las opciones tienen un precio muy asequible, sobre todo si optas por los paquetes preconfigurados.

Entre los elementos que no llevaba el anterior Kuga, y que ya ofrece Ford en otros modelos como los Focus y C-Max, el nuevo Kuga incorpora una completa batería de sistemas de ayuda a la conducción, como la tracción total inteligente con distribución selectiva de par en los 4x4, sistema de alerta por cambio involuntario de carril (de los que además, ayudan a mantener la trayectoria interviniendo sobre la dirección), sistema de alerta por colisión a baja velocidad o detección de presencia de otros vehículos en el ángulo muerto.

Sobre los precios y ofertas del Ford Kuga

Ford Kuga 2013

Una consideración importante sobre los precios del Ford Kuga: ojo a los descuentos. El precio de tarifa es elevado, pero hay descuentos que llegan hasta los 3.000 euros, y pueden ser más de 5.000 euros si tienes un coche para entregar y te acoges al Plan PIVE. Así, Ford anuncia un Kuga 1.6 Ecoboost con acabado Trend y con 150 CV desde 19.995 euros, toda una tentación.

Consulta en el concesionario, porque los descuentos no son lineales para todas las versiones, y dependen de si financias o no el coche con la financiera de Ford. Además, en la promoción de lanzamiento se añade –esto sí es independiente de si financias o no la compra– el Pack Trend en los Kuga con acabado Trend, que incluye barras en el techo, cristales privacidad, llantas de 17 pulgadas y sistema SYNC más radio CD/MP3, valorado en 1.150 euros. Por su parte, la promoción en los Kuga Titanium añade sin sobreprecio el Pack Titanium, con un valor similar, y que añade las barras en el techo, los cristales privacidad, faros de xenón y luces diurnas LED.

GAMA y PRECIOS FORD KUGA

-Kuga 1.6 Ecoboost Trend 4x2 150 CV:               25.150 €
-Kuga 2.0 TDCi Trend 4x2 140 CV:                    27.150 €
-Kuga  2.0 TDCi Trend 4x4 140 CV:                   29.150 €
-Kuga 1.6 Ecoboost Titanium 4x4 150 CV:           26.900 €
-Kuga 2.0 TDCi Titanium 4x2 140 CV:                28.900 €
-Kuga 2.0 TDCi Titanium 4x4 140 CV:                30.900 €
-Kuga 1.6 Ecoboost Titanim 4x4 Aut. 180 CV:      31.400 €
-Kuga 2.0 TDCi Titanium 4x4 Aut. 140 CV:         32.400 €
-Kuga  2.0 TDCi Titanium 4x4 Aut. 163 CV:         33.400 €

 DESCUENTOS: Hasta 5.000 euros adicionales con Plan PIVE y financiando con Ford Credit, y hasta 3.000 euros sin PIVE

EQUIPAMIENTO DE SERIE

Trend

-Siete airbags (incluye de rodilla para el conductor)
-Ayuda al arranque en pendiente
-Faros antiniebla
-Retrovisores calefactados
-Control de velocidad de crucero
-Cierre centralizado con mando remoto
-Aire acondicionado
-Cuatro elevalunas eléctricos
-Start-stop (sólo en 1.6 Ecoboost)
-Volante y pomo de la palanca forrados en piel
-Asientos deportivos
-Radio con CD

 Titanium (añade al Trend)

-Retrovisor interior antideslumbramiento
-Climatizador
-Luces largas automáticas
-Conexión Bluetooth + USB
-Tapicería cuero parcial
-Llantas de aleación de 17”
-Sensor de lluvia y luces

 PRINCIPALES OPCIONES

-SYNC+pantalla 3,5”:                             Trend: 260 € / Titanium: 350 €
-Navegador+SYNC con pantalla 5”:            Trend: 910 € / Titanium: 650 €
-Climatizador:                                       400 € (Trend)
-Control crucero adaptativo:                     900 € (sólo Titanium)                      
-Alarma                                               300 € (sólo Titanium)
-Llantas aleación 18”                              350 € (sólo Titanium)
-Retrovisores plegables eléct.                   150 €
-Llave inteligente Ford Key Free:               300 €
-Portón trasero automático:                      600 €
-Techo panorámico:                                1.000 €    
-Control presión neumáticos:                     50 €

Comentarios Probamos el nuevo Ford Kuga 2013

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"