Prueba de la gama deportiva Nissan Nismo

Rodar en un circuito es siempre una gozada, pero hacerlo con toda la gama de deportivos de Nissan, los modelos Nismo, es una experiencia única. Nissan ha lanzado en Europa una serie de modelos muy deportivos preparados especialmente por los hombres de su brazo deportivo Nismo (nombre que sale de juntar Nissan y Motorsport). A partir de ahora Nismo no sólo creará piezas especiales y kits de preparación para el superdeportivo Nissan GT-R, además creará versiones radicales de los modelos de calle, como el Nissan Juke Nismo y el Nissan 370 Z Nismo.

El evento al que nos invitó Nissan España se realizó en el Circuito Ricardo Tormo en Valencia. Pudimos probar en pista, en tandas de dos vueltas, el ya lanzado Juke Nismo de 200 CV; el novedoso Nissan 370Z Nismo, que es una versión radical del 370 Z normal –también a nuestra disposición en Valencia-; el Nissan GT-R en la versión mejorada de 2013, y el Nissan GT-R de 2012 con el Track Pack, paquete de preparación especial para circuito.

El motor del Juke más deportivo recibe un aumento de 10 CV, pero el cambio más importante está en el chasis puesto a punto por Nismo.

Nissan Juke Nismo

El Nissan Juke cuenta desde principios de año con una versión Nismo. El Juke Nismo no es un coche de estilo deportivo, sino un auténtico compacto radical con un potente motor 1.6 Turbo de 200 CV, un par motor de 250 Nm y con una entrega poderosa aderezada por un sonido de escape de coche “muy gordo”. Pero lo que le diferencia no es sólo cómo acelera por la recta de Cheste, sino también su puesta a punto de chasis. A pesar de partir del crossover Juke, no cuenta con tracción total y creemos que es un acierto, pues así es más ligero. Se ha conseguido un chasis muy bueno que consigue poner en el suelo la potencia sin muchos problemas y evitar el subviraje. En las curvas amplias de Valencia el coche aguanta la trazada fielmente, pero es en los “codos” más cerrados donde se aprecia el trabajo de Nismo en el chasis. Si juzgas bien la velocidad de entrada notas como entra el morro y, de pronto, crees que conduces un coche más bajo y pegado al suelo. Otra característica es la buena relación entre la absorción de baches y el control del balanceo. El Juke Nismo va rígido, pero no es incómodo, lo que es síntoma de usar elementos de calidad en la amortiguación.

El Nissan Juke Nismo cuesta 26.480 €, ya que es un coche especial con mucho trabajo de puesta a punto, un motor de altas prestaciones, y un interior cuidado con tapicería de Alcantara. Podría unirse al grupo de deportivos pequeños especiales hechos con mimo como el MINI John Cooper Works o el Renault Clio R.S.. Con un crono en la mano tal vez no es tan efectivo como el Clio R.S., pero para disfrutar en carretera que es lo que importa, puede rivalizar con ellos sin problemas.

El nuevo Nissan 370Z Nismo está profundamente preparado para ofrecer una experiencia más deportiva.

Nissan 370Z Nismo

Desde que apareció el anterior Nissan 350Z los más aficionados se preguntaban cómo sería este coupé de propulsión y motor V6 radicalizado al máximo. Ahora, en la generación 370Z tenemos por fin el 370Z Nismo, con el motor, las suspensiones y la aerodinámica preparados por el departamento de competición de Nissan. Se pone a la venta en Europa en breve a un precio de unos 60.000 euros.

Cuenta con 344 CV (18 más que el modelo base) y un par de 371 Nm. Con ello acelera de 0 a 100 km/h en sólo 5,2 segundos y con el bramido del V6 aún más grave y fuerte. Las prestaciones mejoran respecto al 370Z normal que también nos dejaron en Valencia, pero lo que más cambia es la actitud. Desde las primeras curvas se nota más adherencia, más rigidez y una mayor capacidad para transmitir la potencia al suelo a la salida de las curvas. La explicación está en sus vías ensanchadas, sus neumáticos más grandes, su menor altura al suelo y su suspensión más rígida. Es una transformación total que cambia el coupé divertido y utilizable de serie, por un coche racing muy serio. Eso sí, no es un coche discreto ni fácil para el día a día.

Lo que gusta del 370Z Nismo es que hay que conducirlo de verdad, es uno de esos coches que te hace trabajarte cada frenada, cada curva, utilizando los dos pies, cambiando las marchas con una palanca dura y con recorridos cortos, con una dirección algo pesada pero que te informa de lo que ocurre y su potencia te obliga a administrar con el acelerador. No es un deportivo sencillo y sensato, es ruidoso, algo tosco y te pide concentración para ir realmente rápido, pero a su vez te recompensa con sensaciones de las de antes de la era de la PlayStation. ¡No me quería bajar!

El Nissan GT-R 2013 es el superdeportivo que lo hace todo fácil. Su potencia y su tecnología te permite rodar a velocidades increíbles con total control.

Nissan GT-R 2013

Bueno, en realidad sí quería bajarme del 370Z Nismo porque iba a probar por primera vez el Nissan GT-R, el cuál hasta ahora se me había escapado. Era la versión 2013 mejorada en muchos apartados, aunque yo no tenía referencias para comparar. Me sorprendió la posición del asiento ligeramente más alta de lo que esperaba –más que en el 370Z-, y es que el GT-R es un coupé de grandes dimensiones. Nada más salir de boxes impresiona la brutal aceleración y el sonido cuando sube de vueltas, menos melódico en el 370Z, pero más salvaje.

El cambio es automático de doble embrague robotizado y muy rápido. Incluso en modo totalmente automático, dejando al cambio que busque la marcha idónea en cada momento funciona perfectamente, aunque para conseguir una vuelta fluida hay que utilizar las levas que están fijas en la columna de dirección, estas podrían ser ligeramente más grandes.

La experiencia es muy diferente al 370Z Nismo. Con este último tienes que moverte y “trabajar” para utilizar el cambio, pero en el GT-R todos los movimientos que realizas en el volante, levas o pedales son más finos, más quirúrgicos. La velocidad es espectacular entre curvas, pero ofrece una confianza inmensa, ¡este coche es un madre! Forzando las entradas en las curvas se comprueba que no sólo es un pesado coupé de tracción total, sino que está dispuesto a “bailar sobre la pista” y descolgarse de atrás para ayudar a tomar el giro. En todo momento notas que la electrónica está ahí analizando y procesando todas tus órdenes en el cambio, el freno, la dirección o el acelerador. La electrónica está ahí, pero en vez de reprimir tus excesos, te ayuda a sacar el máximo al coche en cada momento, a liberar toda su fuerza en cuanto es posible y a hacerte ir cada vez más rápido.

La sensación final es de un coche que hace accesible a cualquier conductor, con un mínimo sentido común, unas prestaciones brutales, haciéndole sentirse un piloto profesional. Lo más cercano al GT-R que haya probado es el 911 Turbo con cambio PDK, pero cuesta 70.000 euros más. En la barrera de los 100.000 euros, no hay otro subidón de adrenalina sobre ruedas mayor.

Fotos Prueba de la gama deportiva Nissan Nismo

Comentarios Prueba de la gama deportiva Nissan Nismo

  •  
    Avatar de aridane.
    aridane, 01/05/2013 21:30:54

    De vez en cuando Nissan dá a conocer su potencial, cuando dejan a los autenticos creadores de la marca en Japón trabajar, por lástima aquí, gracias a su alianza con Renault, y las normativas europeas, no podemos disfrutar de verdaderos coches con carácter, tanto de Nissan, como Honda, Toyota, Chevrolet etc...
    Por otra parte el GT-R es bestial, un V10 y noa caja de cambios únicos en cada unidad. Una cosa Gerardo, en un reportaje de los locos de "Top Gear" que hicieron en Japón con un GT-R, al parecer hay una opoción que cambias en su ordenador de abordo para ponerlo en modo circuito y éste cambia la configuración, mas radical aún ¿la unidad Nissmo que probaste tambien pudiste configurarlo así? la sensación seria brutal.
    Si no lo han visto, búsquen el video, que incluso al presentador sufre una luxacion en el cuello.
    un saludo.

  •  
    Avatar de landrover.
    landrover, 03/05/2013 08:51:34

    Hola Aridane. El Nissan GT-R tiene tres botones para modificar la respuesta de la suspensión, el reparto de tracción y las ayudas electrónicas. Nos permitieron ajustar los dos primeros, por si acaso. Yo salí a pista con ambos en modo "R" y la verdad, en las dos vueltas que di con el GT-R 2013 y las otras dos con el GT-R 2012 Track Pack, no preocupé de comprobar como era el modo "Comfort". Lo que sí te puedo decir es que el Track Pack es una opción muy cara, pero definitiva si se va a rodar mucho en circuito.

    Te recomiendo que veas este vídeo de los ingenieros explicando cómo funciona en la nieve: https://www.youtube.com/watch?v=PGD9WhZbKDE

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"