Prueba del Citroën C5 Aircross: ¿lo compro diésel?

Los motores BlueHDi se adaptan muy bien a la filosofía de viaje en familia que transmite el Citroën C5 Aircross. Probamos sus dos niveles de potencia.


Hasta ahora todas las veces que habíamos podido probar el Citroën C5 Aircross siempre había sido con alguna de sus motorizaciones gasolina PureTech. Prometo que no había sido a conciencia, pero en mi tercera oportunidad a los mandos del SUV francés me decanté por los diésel BlueHDi. ¿Son más recomendables? Pues vamos a analizarlo.

Nuestras pruebas del Citroën C5 Aircross

Prueba 10 del Citroën C5 Aircross

Primera toma de contacto con el Citroën C5 Aircross

Se acabó la fobia al diésel

Parece, y lo dejo todavía un poco en duda, que los gobiernos, ya sean europeos o nacionales, se han dado cuenta que su política de demonización del diésel ha hecho un flaco favor a los fabricantes de automóviles. Por tanto, en un escenario en el que su combustible sigue siendo más barato y consumen menos, incluso presumen de menos emisiones contaminantes, este tipo de motorizaciones siguen siendo muy recomendables para personas que hagan al menos 15.000 kilómetros al año, sobre todo en carretera.

Prueba Citroën C5 Aircross

En el caso de nuestro protagonista, se puede decir que los BlueHDi le vienen como anillo al dedo al Citroën C5 Aircross, un vehículo que por sus características invita a viajar mucho con toda la familia. Como los PureTech tienen dos niveles de potencia, 130 y 177 CV, con la posibilidad de elegir entre cambio manual o automático en el menos potente y siempre automático en el otro. ¿Cuál me ha gustado más? Te invito a seguir leyendo.

Prueba del Citroën C5 Aircross BlueHDI 130

Después de probar los motores diésel de este Citroën C5 Aircross pregunté a uno de los responsables de la marca qué motor se vendía más y su respuesta fue: “los dos propulsores de 130 CV”. Sin duda fue una reafirmación de lo que yo había sentido a los mandos del SUV francés, ya que creo que esta es la opción más recomendable, incluso por delante de los PureTech (cumpliendo la premisa de los kilómetros).

Prueba Citroën C5 Aircross

Cuenta con una potencia que mueve con suficiencia al Citroën C5 Aircross, incluso cuando el coche vaya cargado hasta arriba con personas y su equipaje. Sus consumos homologados son de 5,4 litros, aunque yo me acerqué más a los 6 litros, pero hay que remarcar que en mi trayecto recorrí muchas zonas urbanas.

Otra de sus ventajas es que se puede escoger tanto con caja de cambios manual como con la automática. Como ya comenté en las pruebas en profundidad anteriores, me gusta más la EAT8 por su suavidad y la posibilidad de manejarla con las levas. La transmisión manual tiene recorridos largos y el pedal del embrague se ha colocado demasiado cerca del reposapiés.

Prueba Citroën C5 Aircross

Además cuenta con tres de los cuatro equipamientos disponibles en el Citroën C5 Aircross. Mi ideal sería cogerlo con el acabado Feel, que saldría por 29.800 euros (con el cambio automático incluido) sin ofertas promocionales.

Prueba Citroën C5 Aircross: ¿y el BlueHDI 180?

Lo primero que hay que señalar es que la diferencia a igualdad de equipamiento entre el motor BlueHDi 130 y el BlueHDi 180 es siempre de 2.100 euros. Teniendo en cuenta el incremento de potencia entre uno y el otro, no me parece excesivo el coste a mayores a desembolsar. Y solo está disponible con los acabados Feel y el Shine.

Prueba Citroën C5 Aircross

En marcha hay que decir, que al igual que el otro bloque, se deja notar algo el sonido del motor BlueHDi en el interior, sobre todo en aceleraciones. Asociado siempre al cambio automático, es palpable como cambia su naturaleza cuando ponemos el modo ECO, que retiene bastante, a cuando activamos el Sport, que vuelve el acelerador muy sensible y muestra todas sus prestaciones. Sus consumos en casi los mismos recorridos se quedaron entre medio y un litro por encima del BlueHDI 130.

Comentarios Prueba del Citroën C5 Aircross: ¿lo compro diésel?

  •  
    Avatar de JAVIER.
    JAVIER 12/10/2019 11:23:00

    Solo un comentario, he tenido la suerte de que desde el 2cv y hasta el anterior C5, todos los citroen han pasado por mis manos o he sido propietario de ellos y he de decir que este es un coche muy feo y creo que no tiene ninguna de las peculiaridades de sus antecesores lo cual para mi, lo devalúa mucho.

    Un saludo

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"