Prueba: Jaguar F-PACE 3.0 TDV6 S, un SUV deportivo y familiar

Probamos la versión más equilibrada de la gama F-PACE, el V6 turbodiésel de 300 CV, en este caso con el acabado deportivo S.

Jaguar F-PACE 3.0 TDV6 S

Probamos el Jaguar F-PACE más equilibrado de la gama, el equipado con el motor 3.0 TDV6 turbodiésel de 300 CV y con el acabado deportivo S. Un SUV que cumple como coche de representación y como vehículo familiar para vacaciones y para el tiempo libre por su versatilidad, y que no tiene problemas para medirse en con el mismísimo Porsche Macan cuando se trata de demostrar que un SUV también puede ser deportivo.

 

Jaguar F-PACE 3.0 TDV6 S

Lo contamos con motivo de la toma de contacto de la gama F-PACE que realizamos en Montenegro durante la presentación internacional:  de todas las versiones de la gama nos quedamos con el TDV6. No descartes el 2.0 i4D de cuatro cilindros con 180 CV, si has puesto tus ojos en un F-PACE y tu presupuesto tiene los 50.000 euros como límite, es un “mínimo” más que razonable. Lo analizaremos más a fondo en una prueba. Ahora toca hablar de este F-PACE V6 y de lo que dan de sí sus 300 CV.

Prestaciones y consumos: un V6 potente y suave

Empezamos por tanto con el motor. Seguro que has hecho la misma cuenta que nosotros, y lo primero que te planteas es si se justifican los 10.000 euros de diferencia que hay entre el 2.0 y el V6 turbodiesel, cuando ya hemos dicho que el motor de 180 CV da para moverse incluso con cierto dinamismo. Pero si te lo puedes permitir la diferencia merece la pena… y un coche como el F-PACE se merece un motor como el TDV6. Sobre todo teniendo en cuenta que no hay más opciones entre los 180 CV del motor de entrada y los 300 CV del V6 de tres litros.

 

Jaguar F-PACE 3.0 TDV6 S

Vale que el TDV6 no acelera tanto como el poderoso V6 de gasolina (el mismo que lleva el F-TYPE), pero está más cerca de este último que del 2.0 turbodiésel, con una relación entre prestaciones y consumo que no tiene igual en la gama. Eso… y su suavidad de marcha y refinamiento, junto a un sonido agradable, tirando a deportivo, colocan a esta versión “en el punto de mira”. La caja de cambios automática de 8 velocidades es muy suave y suficientemente rápida si eliges el  programa sport y el modo de conducción más dinámico. Eso sí, no hay palanca, y en modo manual se maneja únicamente a través las levas en el volante.

 

Jaguar F-PACE 3.0 TDV6 S

Y es que los 300 CV del motor V6 diésel cunden mucho  también en el F-PACE: con más de 240 km/h de punta, corre y acelera prácticamente igual que un Jaguar XF con este mismo motor, sin que el consumo se dispare: es posible quedarse en torno a 7,5 l/100 km, que es una cifra muy buena para un coche de este tamaño y con estas prestaciones. Por cierto, ¿sabes la diferencia de precio que hay entre un Jaguar XF y un F-PACE? Unos 800 euros más en el F-PACE, si comparamos versiones TDV6 con acabo Prestige. No es que quiera quitarte la idea de la berlina, pero te aconsejo que sigas leyendo…

Comportamiento en carretera: SUV de asfalto

Que el F-PACE es un SUV claramente orientado al asfalto queda claro nada más ver su aspecto deportivo, y es algo que confirmas a los pocos kilómetros de conducirlo. El chasis se siente rígido y las suspensiones son firmes, con una dirección precisa que transmite aplomo. No es necesario tirar de opciones y montar la suspensión Adaptive Dynamics con amortiguación variable: el F-PACE es de esos coches que lo llevas por donde quieres, con ayudas electrónicas que funciona muy bien.

 

Jaguar F-PACE 3.0 TDV6 S

No es tan ágil como el mencionado Porsche Macan si se trata de conducir con guantes y la carretera se retuerce mucho, pero está entre los SUV más deportivos de su clase y pese a la firmeza de la suspensión mantiene un confort razonable para viajar o para uso diario. A este respecto un apunte importante: esas preciosas llantas opcionales de 22 pulgadas que llevaba nuestra unidad de pruebas quedan preciosas, pero sin duda alguna perjudican el equilibrio dinámico que tiene el coche. Podemos decir en este sentido que las llantas de 20 pulgadas y el calzado que lleva de serie la versión “S” ya están en el límite.

 

Jaguar F-PACE 3.0 TDV6 S

Las ayudas a la conducción y los sistemas de asistencia redondean un panorama ideal para que los kilómetros no pasen factura. El F-PACE estrena una cámara estereoscópica capaz de detectar vehículos y peatones, activando la frenada de emergencia si fuera necesario. Si dejas el ajuste de distancia en el modo más restrictivo tendrás avisos indeseados (cuando te aproximes a un coche para adelantar, por ejemplo), pero funciona muy bien, al igual que el control de crucero activo o el asistente de mantenimiento en el carril (también basados en la cámara estereoscópica), aunque para el precio de esta versión creo que deberían formar parte del equipamiento de serie, que sí incluye por ejemplo los faros LED, con un potente haz de luz blanca y un sistema adaptativo que hará las delicias de los que viajen mucho por la noche.

 

Jaguar F-PACE 3.0 TDV6 S

Y ya que hablamos de equipamiento, un apunte. Existen cinco niveles, Pure, Prestige, R-Sport, Portfolio y S. Aunque no todos están disponibles para todos los motores –el deportivo S por ejemplo sólo se ofrece con el V6 turbodiésel y el V6 de gasolina más potente– hay que fijarse bien a la hora de elegir, pues las diferencias de precio entre acabados son grandes, al incluir además de elementos de equipamiento muchos detalles de personalización. Mejor echar bien las cuentas y completar un acabado más “básico” con los interesantes paquetes que agrupan distintas opciones.

El Jaguar F-PACE fuera del asfalto

Difícilmente el comprador de un F-PACE lo hará por sus cualidades off-road. Pero aun así, conviene que sepas que estamos ante un coche capaz de llevarte mucho más allá de lo que imaginas si se termina el asfalto… siempre y cuando elijas bien las ruedas, claro está. Con las de 20 pulgadas de serie del F-PACE V6 S, y no te digo ya con las de 22 opcionales de nuestra unidad de pruebas, calzada con neumáticos de superdeportivo, no hay mucho de que hablar.

 

Jaguar F-PACE 3.0 TDV6 S

Pero hemos probado el F-PACE también con otros neumáticos más “camperos” y como tiene una buena altura libre al suelo (más de 120 cm) y unos ángulos de carrocería razonables para no dejarse los paragolpes a las primeras de cambio, además de contar con una completa dotación de sistemas de ayuda a la conducción, el F-PACE sorprende. Lo mejor es que no hay que ser muy experto, sólo tener fe: el sistema All Surface Control Progress permite programar la  velocidad a la que quieres avanzar –entre 4 y 30 km/h– y preocuparte sólo del volante, mientras que la tracción total AWD con la tecnología Adaptive Surface Response reconoce el tipo de superficie y se adapta en consecuencia. Además, también cuenta con control de descenso de pendientes, que permite bajar por rampas muy inclinadas casi –y sin el casi– como lo harías con una reductora.

Habitabilidad y puesto de conducción

Hemos dejado para el final lo referido al interior, donde no nos detendremos tanto. Sólo unos apuntes: en el F-PACE vas sentado menos alto que en otros SUV de este tipo, con una posición al volante que se asemeja mucho a la que tendrías en las berlinas de la marca. Tiene la calidad que esperas de un Jaguar y lo último en sistemas de conectividad y multimedia , destacando el sistema In Control Touch Pro con pantalla de 10,2 pulgadas, disco duro SSD, posibilidad de establecer Wifi hasta a bordo, navegador 3D y compatibilidad con dispositivos iOS y Android. Y también funciona muy bien y aporta un plus muy “tecno” la instrumentación TFT configurable con pantalla de 12,3 pulgadas.

 

Jaguar F-PACE 3.0 TDV6 S

En cuanto a los pasajeros, notable alto para el espacio interior, con una banqueta que por anchura y por diseño incluso permitiría utilizar la plaza central trasera sin que los desplazamientos cortos y medios lleguen a ser un sufrimiento. Aquí, los  pasajeros, además de poder contar con climatización individual también pueden reclinar los respaldos ligeramente para viajar más cómodos.

 

Jaguar F-PACE 3.0 TDV6 S

¿Y las maletas? Pues quédate con un dato: no hay otro coche de su categoría y sus dimensiones con un maletero tan grande y tan aprovechable como el del F-PACE. Con 650 litros de capacidad, es capaz de alojar bajo el piso una rueda del mismo tamaño que el resto… ¡aunque elijas la opción de llanta de 22 pulgadas! 

Video del Jaguar F-PACE TDV6 S

Fotos Prueba: Jaguar F-PACE 3.0 TDV6 S, un SUV deportivo y familiar

Comentarios Prueba: Jaguar F-PACE 3.0 TDV6 S, un SUV deportivo y familiar

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"