Prueba Mitsubishi Space Star: en la ciudad, “menos es más”

Mitsubishi Space Star

Mitsubishi acaba de presentar el nuevo Space Star, que nada tiene que ver con el monovolumen compacto que desde 1998 a 2005 comercializaba la marca con este mismo nombre. El Space Star es un coche urbano que mide sólo 3,71 metros de longitud y que por su calidad prestaciones y equipamiento se sitúa a caballo entre el segmento A (donde encontrará competidores como el Seat Mii, el Toyota Aygo, el Citroën C1 o el Nissan Micra, etc)  y el B (Ford Fiesta, Toyota Yaris entre otros muchos).

Sólo motores de gasolina

El nuevo Mitsubishi Space Star está ya disponible con dos motores de tres cilindros MIVEC (Mitsubishi Innovative Valve Timing Electronic Control, o en otras palabras, distribución variable con control de alzado de las válvulas) de 1,0 y 1,2 litros. El moderno y ligero motor 100 MPI de 1,0 litros con 71 CV de potencia consigue una eficiencia de combustible de 4,0 litros/100 km, mientras que el motor más potente, el 120 MPI de 1,2 litros ofrece una potencia máxima de 80 CV a 6.000 rpm y un par máximo de 106 Nm a 4.000 rpm. Según datos de la marca el motor 1,0 acelera de 0 a 100 km/h en 13,6, mientras que su velocidad máxima es de 172 km/h. Respecto a la versión más potente, aprovecha muy bien los 80 CV de potencia, ya que pasa de 0 a 100 km/h en 11,7 segundos, mientras que la velocidad punta alcanza los 180 km/h. Quedan descartados motores diesel, al menos por el momento.  

En la toma de contacto pudimos probar en un recorrido de unos 20 kilómetros en ciudad la versión de 1.2 litros y 80 CV de potencia, que de las dos disponibles es de la que Mitsubishi espera tendrá más éxito en nuestro país: hasta un 90 por ciento para esta versión apuntan las previsiones, pues la versión de acceso a la gama, el Space Star 100 MPI Challenge está más dirigida a los 'rent a car' y flotas de empresas.

Mitsubishi Space Star

Cinco puertas y tamaño compacto

Por fuera, en el diseño del nuevo Space Star, disponible sólo con carrocería de cinco puertas, se combinan fluidas líneas aerodinámicas con trazos enérgicos. El resultado es un coche que sólo pesa 845 kilogramos en vacío (gracias también al empleo de acero de alta resistencia) y un coeficiente Cx de 0,27. Destacan el paragolpes delantero con luces diurnas, el spoiler trasero con luz de freno LED integrada, los faldones laterales y los retrovisores exteriores con intermitentes integrados. Es un coche moderno y juvenil, con un punto de deportividad que da la impresión de robustez pese a su reducido tamaño. 

Nada más ponernos al volante percibimos la calidad de los materiales, no muy habitual en coches de este segmento. El volante multifunción de cuero de esta versión 120 MPI, que se combina con el acabado Motion, es regulable en altura y te permite manejar el equipo de sonido y el sistema Bluetooth integrado. Mediante órdenes de voz podrás mantener conversaciones telefónicas,  o controlar el sistema de velocidad de crucero, mientras tus manos están sobre el volante,  proporcionando una conducción más relajada en viajes más largos que los habituales en el día a día en ciudad. El sistema se desactiva al pisar el pedal del embrague o del freno.

Llama la atención uno de los indicadores en el cuadro de mandos con el nombre “Eco”, que indica mediante tres niveles y dos colores (naranja o verde) si estamos siendo eficientes en nuestra forma de conducir.  No es difícil llevar el coche al máximo de su eficiencia y tener así una conducción relajada con una respuesta justa en el momento que se precisa. Si estamos haciendo las cosas bien, aparecerán tres líneas de color verde en el indicador.

Mitsubishi Space Star

En las plazas traseras, hay espacio suficiente y más que razonable para adultos de cualquier altura teniendo en cuenta el tamaño del coche y los asientos son abatibles asimétricamente, en configuración 60:40, para satisfacer diferentes necesidades de pasajeros y carga (el coche está homologado para cinco personas). Con todos los asientos disponibles, la capacidad del maletero es de 235 litros.

En cuanto al equipamiento, el nuevo urbano de Mitsubishi en su versión más recomendable por relación entre precio, prestaciones, consumo  y equipamiento, el 120 MPI Motion, cuenta entre otras cosas con sistema AS&G (Auto Stop & Go), control de tracción y estabilidad activo (ASTC), sistema de monitorización de la presión de los neumáticos (TPMS), pretensores de seguridad en los cinturones, y seis airbags, que incluyen airbag SRS delanteros, laterales y de cortina. Además, equipa sistema de aviso de cambio de carril, función de apagado automático de luces, sensor de lluvia, alarma de puertas abiertas, y sistema de acceso y apertura sin llave. Sin duda, es un equipamiento muy completo, por encima del que habitualmente ofrecen los coches en esta categoría. Opcionalmente, sólo se ofrece la pintura metalizada y por un precio de 300 euros.

Mitsubishi Space Star

Pensado para la ciudad

Las sensaciones al volante son agradables. El coche no hace mucho ruido en ciudad, se mueve con fluidez, el motor aporta la fuerza necesaria en los momentos en que se demanda y la palanca de cambios es cómoda y está situada en buen lugar, pese a que a veces parezca que los desarrollos son algo largos. El radio de giro, de 4,6 metros es realmente bueno para este tipo de coches, lo que facilita las maniobras, sobre todo de aparcamiento, con mandos todos muy suaves, incluso la dirección. A la buena maniobrabilidad ayudan los neumáticos de 175/55 R15. Durante parte de la prueba llevamos pasajeros detrás de estatura media, que afirmaban ir cómodos por espacio y por postura. Los cristales traseros están ligeramente ahumados y protegen del sol. En el maletero en lugar de rueda de repuesto encontramos un kit antipinchazos, y espacio suficiente para el equipaje, teniendo en cuenta que es un coche urbano.

Mitsubishi Space Star

El Mitsubishi Space Star, que se fabrica en Thailandia, es un coche global (pero en otros mercados adoptará el nombre de “Mirage”). Además de la eficiencia y los bajos consumos, su carta de presentación tiene mucho que ver con el precio. Contando con los descuentos promocionales y aprovechando el Plan PIVE 6, el nivel de acceso a la gama, el 1.0 100 MPI CHALLENGE, se vende por 8.600 euros, mientras que el 1.2 MPI MOTION, está disponible por 9.500 euros. Con este precio se configura así como una buena alternativa frente a su competencia, teniendo en cuenta la calidad de los materiales ofrecidos y del equipamiento de serie tan completo. 

Fotos Prueba Mitsubishi Space Star: en la ciudad, “menos es más”

Comentarios Prueba Mitsubishi Space Star: en la ciudad, “menos es más”

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"