El estrés, un enemigo fatal de la conducción: el coronavirus lo aumenta

Las habituales causas de estrés siguen existiendo, a lo que hay que añadir la actual situación sanitaria: el coronavirus asusta y muestra el lado más vulnerable de las personas, acentuando este estrés.

estres

El estrés es un problema frecuente en la sociedad actual, pero en la situación de estado de alarma por coronavirus, se magnifica. La pandemia ha mostrado el lado más frágil de las personas, con sentimientos como el miedo, la incertidumbre o la vulnerabilidad a flor de piel. Esto genera angustia, malestar y desasosiego. Y todo esto se relaciona, normalmente, con un 20% de los accidentes de tráfico en España.

Es ahora cuando conduces a diario a tu puesto de trabajo que el estrés está más presente. La exposición al contagio y el temor al coronavirus alteran el sistema nervioso y ahora, más que nunca, debes controlar estos síntomas para no sufrir un accidente en el coche. ¿Qué puedes hacer ante el estrés o una crisis de ansiedad al volante? Te lo contamos gracias a un informe de Fesvial.

El estrés surge cuando una alta demanda o exigencia no tiene una respuesta clara y contudente. Es en ese momento cuando el cuerpo se pone en estado de emergencia general. Y más en estas fechas: ¿y si hay infectados donde trabajo? ¿Y si un cliente me toca y me contagia? Estas dudas generan estrés y eso es, hasta cierto punto, bueno: es un sistema de supervivencia humana. Cierto nivel de estrés es necesario para superar situaciones… pero hay veces que el estrés te supera.

¿Qué situaciones generan estrés y por tanto, riesgo al volante?

estres
  • La sobrecarga de trabajo, especialmente si este es de precisión o exige mucha concentración o presión de tiempo.
  • Los cambios bruscos o frecuentes en el estilo de vida o en el trabajo: cambios de domicilio, matrimonio, nacimiento de un hijo, separación o divorcio, un despido,…
  • La autoexigencia, marcarse metas excesivamente elevadas, mantener un ritmo de vida acelerado, la excesiva competitividad en el ambiente o situaciones frustrantes.
  • La estimulación ambiental excesiva o molesta, como, por ejemplo, las situaciones de la elevada densidad de tráfico, los ambientes muy bulliciosos, el ruido, etc.
  • Situaciones en las que peligre la integridad o la seguridad de la persona, como los incidentes o numerosos eventos del tráfico.

Si a estas situaciones cotidianas le añadimos el temor a una enfermedad que tiene confinada a la mayoría de la población, se genera un estrés social añadido nada bueno. El estrés, como hemos dicho, es bueno par aciertas situaciones pero no si te supera o se alarga demasiado. De ahí que haya tres fases.

estres
  1. Alarma: el organismo detecta la demanda y mueve una gran cantidad de energía tanto a nivel físico como mental.
  2. Resistencia: como todavía no hemos resuelto la situación de estrés el organismo debe compaginar las demandas del estrés con el resto de funciones vitales.
  3. Agotamiento: es la fase en la que caemos cuando el estrés se alarga en el tiempo y es donde se manifiestan con contundencia los problemas de salud.

Y durante estas fases, es habitual tener comportamientos, aunque de forma inconsciente, poco compatibles con la conducción. Destaca la agresividad, la hostilidad, la baja tolerancia a la frustración y un agotamiento que trastorna el sistema digestivo, muscular y digestivo, entre otros. De modo que lo más importante es saber qué está ocurriendo en nuestro cuerpo y en caso extremo, evitar coger el coche aunque sea necesario.

¿Cómo se evita el estrés o se reduce durante el estado de alarma por coronavirus?

estres
  • Procura dormir las horas necesarias, siguiendo las recomendaciones de una higiene de sueño adecuada.
  • Intenta de vez en cuando no dedicar mucho tiempo a pensamientos catastrofistas
  • Evita el consumo de alcohol y no te automediques
  • No te pongas metas inalcanzables y prioriza lo importante
  • Si encuentras un hueco, haz algo que te entretenga y relaje
  • Si estas conduciendo escucha música que te guste, no estés continuamente pendiente de la información sobre la pandemia
  • Intenta mantener una dieta saludable y beber mucha agua
  • Reduce el consumo de café y otros estimulantes
  • Si estas conduciendo y tienes un ataque de ansiedad o pánico (falta de aire, palpitaciones, sensación de ahogo y desbordamiento), lo más recomendable es que detengas tu vehículo en una zona segura lo más rápidamente posible y solicita ayuda comunicándolo en el trabajo, familiares, etc.

De esta manera evitarás el estrés y en caso de no poder hacerlo, evitarás un accidente de tráfico que ponga en riesgo tu vida y la de otros conductores de la vía.

Fotos El estrés, un enemigo fatal de la conducción: el coronavirus lo aumenta

Comentarios El estrés, un enemigo fatal de la conducción: el coronavirus lo aumenta

  •  
    Avatar de Aridane.
    Aridane 05/04/2020 14:59:00

    Pues tienen razón, yo que por necesidades tengo que salir al trabajo porque estoy en un sector de los que es necesario su actividad como es el transporte; si normalmente se ven en la carretera acciones incivicas, desde el estado de alarma,una de dos: o ha aumentado en nivel de idiotas o solo salen a trabajar los "gilipollas"

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"