Suzuki Across, el Jimny comercial y otras tácticas para eludir las multas de la UE

A finales de año, la Unión Europea comenzará a imponer multas por emisiones. La media de vehículos comercializados deben estar por debajo de los 95 g/km, por lo que algunos fabricantes han tomado medidas.

Suzuki Across

A finales de este año, llegarán las primeras multas por emisiones de la Unión Europea. Y entre los fabricantes, hay algunos que desde hace tiempo veíamos que tenían bastantes papeletas para tener que pagar. Una de ellas es Suzuki, que ha hecho en el último año un esfuerzo titánico para cambiar toda su gama y adaptarla a las nuevas exigencias de la normativa europea.

De hecho, en este 2020, el 60% de los coches vendidos por Suzuki son híbridos, debido a que el fabricante japonés ha realizado una hibridación suave a todo su catálogo salvo al Suzuki Jimny, que retiró del mercado para volver, hace unas semanas, en forma de vehículo comercial. Una auténtica lástima que afectara tanto a las emisiones de la marca, porque este todoterreno estaba siendo un tremendo éxito a nivel de ventas.

Suzuki Swace

Con el Jimny como vehículo comercial, que se basa en otros estándares normativos, Suzuki logró quitarle un buen pellizco a su tasa de emisiones. Al comercializarlo por otro canal, no contabiliza como turismo y esto ha ayudado a Suzuki a acercarse a las cifras de emisiones exigidas por la Unión Europea.

Pese al gran trabajo de la marca para microhibridar todo su catálogo, Suzuki ha llegado a un acuerdo con Toyota para seguir rebajando sus emisiones. Y fruto de esa negociación, surgen los nuevos Across y Swace, dos coches basados en el Toyota RAV4 híbrido enchufable y en el Corolla híbrido.

Suzuki Ignis

Sobre este acuerdo surgen dos teorías: la primera, que Suzuki necesitaba esta colaboración para evitar la multa. La otra, que Suzuki está preparando el regreso del Jimny a su catálogo de turismos. Pero en definitiva, toca alabar el trabajo del fabricante japonés, que ha pasado de tener todas las papeletas para pagar multa a lograr el objetivo de emisiones.

Otros trucos de los fabricantes para evitar la multa

El Grupo FCA (Fiat-Chrysler Automobiles) llegó a un acuerdo con Tesla para incluir sus coches en su cómputo general de emisiones. La marca de Elon Musk solo produce vehículos eléctricos, por lo que FCA ha logado registrar muchos coche cero emisiones como ventas propias. ¿Qué coste ha tenido esto? 1.800 millones de euros. Es decir, que el grupo italoamericano está pagando la fábrica de la Gigafactory 4, que ya ha comenzado a construirse en Berlín.

Kia, por su parte, paralizó la entrega de vehículos híbridos y eléctricos a finales de 2019 con el objetivo de hacerlo en 2020 y así lograr que todas esas ventas contasen para el año en curso. Y otra práctica general son las matriculaciones tácticas: operaciones kilómetro cero, exportaciones, flotas de uso interno para la marca o automatriculaciones. Con estos movimientos, los fabricantes de automóviles pretenden lograr el objetivo y librarse así de las sanciones de la Unión Europea.

Fotos Suzuki Across, el Jimny comercial y otras tácticas para eludir las multas de la UE

Comentarios Suzuki Across, el Jimny comercial y otras tácticas para eludir las multas de la UE

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"