Volkswagen Golf GTE Sport: un Golf híbrido para circuitos

El Golf GTE Sport es un prototipo híbrido enchufable con 400 CV de potencia que Volkswagen presenta en el Wörthersee 2015.

El bombazo de Volkswagen en el Wörthersee 2015 no es el Golf GTI Clubsport, anticipo del Golf GTI para 2016, sino el Volkswagen Golf GTE Sport, un prototipo híbrido enchufable que no desentonaría para nada en la parrilla de salida de un circuito.

 

Híbrido, enchufable y 400 CV

 

Volkswagen Golf GTE Sport

 

Con un chasis realizado en fibra de carbono, su deportivo aspecto concuerda con lo que encierra bajo la carrocería: un sistema de propulsión híbrido con 400 CV de potencia, gracias a una versión adaptada del motor 1.6 TSI derivado del que utiliza el Polo WRC, con 299 CV, y a dos motores eléctricos de 115 CV cada uno, el primero en la parte delantera alojado en el cambio DSG de doble embrague con 6 marchas, y el segundo en las ruedas traseras.

Con esta configuración, el Golf GTE Sport puede funcionar sólo con el motor de combustión o con el motor de combustión y el primer motor eléctrico para suministrar más empuje –tracción delantera–, o con los tres motores a la vez, en cuyo caso también tiene tracción a las ruedas posteriores

 

Volkswagen Golf GTE Sport

 

El par máximo de sistema es de 670 Nm, puede recorrer hasta 50 km únicamente funcionando con electricidad, y cuando funciona en “modo GTE” y los tres motores trabajan juntos, la velocidad máxima es de 280 km/h, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos. El consumo medio es de 2 l/100 km.

 

Volkswagen Golf GTE Sport

 

Como en otros coches híbridos, también existe un modo para mantener la carga eléctrica constante y reservarla para su uso en determinadas condiciones –por ejemplo al llegar a la ciudad–, o un modo de recarga durante la marcha que utiliza la energía del motor de combustión para generar electricidad que se almacena en las baterías.

Carretera y circuito

Bajo su aspecto de coche de competición, Volkswagen ha configurado el Golf GTE Sport para ser utilizado también en carretera: ergonomía, suspensiones, equipamiento… Eso sí, se trata de un biplaza, con una configuración muy especial al contar con puertas de apertura vertical, similares a las que utiliza el Volkswagen XL1, y que dan acceso a un interior en el que conductor y acompañante van separados por una especie de viga central.

Volkswagen Golf GTE Sport

La fibra de carbono domina en el habitáculo, con un puesto de conducción que recuerda al de un cockpit de un avión de combate. Los asientos baquet tienen cinturones de arnés con cinco puntos de anclaje, y la instrumentación en tres niveles se realiza mediante pantallas TFT de alta resolución.

 

Volkswagen Golf GTE Sport

Exteriormente, el Golf GTE Sport, cuya silueta recuerda más a la de un Volkswagen Scirocco que a la de un Golf, también se distingue por gran cantidad de elementos aerodinámicos para generar más apoyo y mejorar la refrigeración. Las espectaculares llantas de 20 pulgadas equipan neumáticos en medida 235/35 en el eje delantero, y 275/30 en el eje trasero, y tienen un diseño tipo turbina para favorecer la aerodinámica y la entrada de aire hacia los frenos.

Fotos Volkswagen Golf GTE Sport: un Golf híbrido para circuitos

Comentarios Volkswagen Golf GTE Sport: un Golf híbrido para circuitos

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"