Jaguar XE 2015, prueba de gama

Probamos el nuevo Jaguar XE en la presentación internacional, conduciendo cuatro versiones distintas. Éstas son las primeras impresiones y todas la novedades que trae la nueva berlina de Jaguar

Aquí está el nuevo Jaguar XE, el coche que debe poner a Jaguar en los primeros puestos de venta de berlinas Premium en el mundo y lo hemos podido probar semanas antes de su llegada a los concesionarios españoles. Se trata de una berlina mediana de carácter exclusivo, con mucha gama de motores y acabados y que rivalizará en el difícil sector del deseable BMW Serie 3, el exitoso Audi A4 y el  sensato y clínico Volkswagen Passat. Jaguar sabe que para ganar debe desmarcarse y por ello arriesga con un chasis completamente de aluminio, de propulsión trasera, con la cabina retrasada y un tacto de conducción deportivo.

Jaguar quiere con el nuevo XE bajar a los ejecutivos, representantes y comerciales senior de sus coches alemanes o japoneses y animarles a entrar en Jaguar. Por ello se ha preocupado de contar con versiones diésel con emisiones homologadas muy bajas (desde 99 g CO2/km) y bajo consumo anunciado (desde 3,8 l/100 km). Los precios comienzan desde 37.000 euros. No obstante, habrá siete versiones de motor y cambio y hasta 94 combinaciones de colores y acabados.

Tamaño y diseño

Se ha partido completamente de cero y se ha utilizado la tecnología de los F-Type y los Range Rover para crear una carrocería de un 75% de aluminio y un 25% de acero. El resultado es un chasis ligero (251 kg) y rígido que forma una buena base para esta berlina mediana, para el próximo SUV Jaguar F-Pace, que se presentará en otoño, y para la berlina de representación Jaguar XF que cambia de generación a finales de año. La configuración de propulsión trasera crea un reparto de pesos y una disposición mecánica que mejora el comportamiento dinámico y la posibilidad de montar motores muy potentes, respecto a sus rivales de tracción delantera (Passat, Mazda6…). Pero suele perjudicar el espacio interior, pero Jaguar lo compensa con una distancia entre ejes muy larga de 2,83 metros. La longitud total es de 4,67 metros y mide de alto 1,41 metros.

El diseño del nuevo XE tiene la nueva cara de Jaguar que veremos en los próximos modelos, con la parrilla un poco elevada y los faros profundos y rasgados. Tiene líneas de carrocería suaves y desde algunos ángulos su imagen es poco llamativo. Ésta falta de líneas muy marcadas es intencionada, ya que tiene que gustar también mercados como China, donde prefieren estas berlinas con imagen más convencional. Para que resalte su imagen necesita el acabado deportivo y las llantas grandes, opciones que seguro tendrán éxito en Europa.

Motor diésel Ingenium y opciones de gasolina

La gama es muy amplia con siete versiones diferentes entre motores y cambios. La gran novedad es el nuevo motor Ingenium, diseñado por Jaguar Land Rover y que ofrece un funcionamiento bajo en fricciones, suave y con bajas emisiones. Es un 2,0 litros disponible en versión ecológica de 163 CV (99 g/km) y en versión normal de 180 CV, por el mismo precio, así que es normal que el más potente acabe siendo el más vendido, ya que anuncia también un consumo bajo de 4,2 l/100 km. Este motor lo hemos probado con cambio manual y automático de 8 velocidades. Nos gustó mucho con cambio automático, es un motor suave y bajo en sonido para ser un 4 cilindros diésel, siendo a la vez potente y rápido de respuesta a bajas revoluciones. Es una gran opción y no tiene nada que envidiar a los motores alemanes por tacto de conducción.

En gasolina hay tres escalones. Se comienza con un 2,0 turbo de 200 CV, que no estaba disponible en la presentación. Sobre el papel parece una opción muy sensata para quien no hace muchos kilómetros al año. Este mismo motor se ofrece con 240 CV y es el mismo motor que ya usa el XF e incluso el Evoque. Viene de serie con cambio automático de 8 velocidades. En el aerodinámico y ligero XE ofrece una respuesta muy agradable y muchas prestaciones. Los consumos serán brillantes realmente sólo en conducción mantenida en autopista, pero tampoco tiene un gasto desorbitado para las prestaciones que ofrece.

La tercera opción de gasolina es la versión más deportiva –por el momento-, que se llama Jaguar XE S, con el motor 3.0 V6 Supercharged que ya mueve al F-Type. Tiene 340 CV y un par de 450 Nm. Tiene un acabado de serie especial con frenos más grandes y suspensión adaptativa –opcional con otros motores-. Tiene un comportamiento formidable, muy deportivo cuando se conecta el modo dinámico y se le exige, pero puede ser una berlina confortable cuando se baja el ritmo. Lo probamos en carretera y en circuito donde entra en las curvas y muestra un equilibrio y control del movimiento muy deportivo, con mucha tracción a la salida de las curvas. Este coche tendrá seguro versiones más potentes ya que puede con mucho más. El XE S es un rival durísimo del BMW 335i.

Acabados y gama

Como ya ocurre en otros modelos de Jaguar y a diferencia de lo que hacen las marcas alemanas, el XE se ofrece con cuatro acabados distintos llamados Pure, Prestige, Portfolio y R-Sport, yendo de equipación sencilla a más lujosa los tres primeros y el R-Sport con un acabado deportivo en el interior y exterior junto a una suspensión más firme (ojo, muy firme y rebotona en carreteras poco cuidadas). Adicionalmente se pueden mejorar los acabados con una larga lista de opciones donde destacamos el sistema de conectividad con teléfonos InControl a partir de 850 €, con aplicaciones y control de aspectos del coche desde remoto. También destacamos la suspensión adaptativa para los conductores más exigentes y si se elige el acabado R-Sport. Hay otras opciones prácticas como los asientos traseros con abatimiento en formato 40:20:40.

Interior y maletero

El interior tiene un diseño no muy recargado de diseño, sobre todo en la zona de la consola central y el sistema multimedia. La instrumentación es de relojes analógicos deportivos con pantalla TFT a color. El toque de diseño más llamativo es la línea que abarca todo el salpicadero de lado a lado desde las puertas. Lo mejor es la gran sensación de integridad y buen acabado, junto a la calidad e tacto de los materiales. Se aprecia que es un coche de marca premium bien hecho. Detrás hay más sitio de lo que parece al ver la cabina tan retrasada y el morro tan largo. El único aspecto justo es el espacio para los pies detrás debajo de los asientos delanteros. Cuatro adultos viajarán cómodos, pero la quinta plaza es justa, dura y sin espacio para los pies debido al túnel de transmisión. El maletero es de 450 litros con rueda de emergencia, o 455 sin ella. No es una cifra brillante, sólo correcta. Frente a los rivales de propulsión trasera es el que menos tiene junto al híbrido Lexus IS.

Tecnologías

Entre las tecnologías que estrena el Jaguar XE destaca el All Surface Progress Control, de serie con el cambio automático y que básicamente es un limitador de velocidad para situaciones de baja adherencia a muy baja velocidad, como la nieve, la hierba, el barro o la gravilla. También es útil en rampas inclinadas. Usa el sistema de frenado y el control de tracción para limitar la velocidad y mejorar la tracción al máximo. Ha sido desarrollado junto a Land Rover y el conductor sólo tiene que preocuparse de la dirección. Por mucho que se acelere o que el coche quiera ganar velocidad por la inclinación, la velocidad es siempre constante.

También se ofrece un sistema de Head-Up Display con la novedad de que funciona por láser dando una calidad de visión extra. El sistema de frenada autónoma de emergencia y el control de velocidad de crucero adaptativo se realizan a través de un sistema de cámaras estéreo que ofrece una visión del entorno en 3D, lo que mejora la rapidez y eficacia.

Precios

 

Modelo

Acabados

Potencia

Consumo 100km

Precio

XE 2.0 d E-Performance

Pure y Prestige

163 CV

3,8 l

37.000 a 39.288 €

XE 2.0 d

Pure, Prestige, Portfolio y R-Sport

180 CV

 

4,2 – 4,3 l

37.000 a 42.592 €

XE 2.0 d Auto.

Pure, Prestige, Portfolio y R-Sport

180 CV

 

4,2 – 4,3 l

39.500 a 45.092 €

XE 2.0 Turbo Auto.

Pure, Prestige, Portfolio y R-Sport

200 CV

7,5 l

39.000 a 45.043 €

XE 2.0 Turbo Auto

Pure, Prestige, Portfolio y R-Sport

240 CV

7,5 l

44.000 a 50.043 €

XE 3.0 V6 S/C

S

340 CV

8,1 l

60.919 €

Comentarios Jaguar XE 2015, prueba de gama

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"