Prueba: Abarth 595 Turismo, el punto intermedio

Abarth 595 Turismo

A la espera de que llegue al mercado el Abarth 695 Biposto, la gama del pequeño deportivo italiano se escalona en tres niveles de potencia. El acceso lo marcan los 135 CV del Abarth 500 "normal" (140 CV cuando lleva la caja de cambios automática-secuencial), y el tope los 180 CV de la versión 50 Aniversario. Entre medias queda la versión de nuestra prueba, con 160 CV, en la que hemos escogido el acabado Turismo.

Elementos de diseño del Abarth 595 Turismo

Podemos decir sin equivocarnos que el Abarth 595 Turismo sube un nivel más en la escala de la deportividad que inicia el Abarth 500, aunque las únicas diferencias exteriores que encontrarás son la posibilidad de escoger pinturas bitono, faros de xenón, unas llantas de 17 pulgadas de doble radio y el tapón del depósito de combustible en acero inoxidable.

Abarth 595 Turismo

El resto las deberemos buscar en su interior, empezando por unos amortiguadores firmados por Koni (detrás) y FSD (delante) que mejoran la conducción deportiva –aunque penalizarán a tu espalda en trayectos con el firme bacheado– y discos de frenos perforados (los delanteros además son autoventilados).

Los asientos tienen una tapicería de cuero en dos tonos y sujetan muy bien el cuerpo cuando nos toca movernos en carreteras de curvas. La única reseña que se les podía poner, es que en su posición más baja quizás quedan demasiado elevados, teniendo en cuenta que nos encontramos montados en un deportivo. Otros detalles "racing" en el interior son los pedales y reposapiés en Alutex (plástico gris que imita el acero) y unas alfombrillas específicas para esta versión.

Abarth 595 Turismo

A los mandos del Abarth 595 Turismo

Tras abrir la gran puerta del Abarth 595 Turismo nos encontramos ante un puesto de conducción pequeño pero en ningún momento incómodo. Por el habitáculo se combinan elementos en cuero como los asientos, el pomo del freno de mano y la parte de arriba del panel de instrumentación. Quedarían en plástico los recubrimientos de las puertas, los pedales y el tubo donde va colocado el pomo del cambio.

El volante de cuero es bastante grueso, viene ligeramente achatado en su parte inferior imitando a los de competición y sólo dispone de ajuste en altura. Quizás su tamaño nos impida ver a veces el indicador de la presión del turbo y la recomendación de marcha a seleccionar en el cambio, que se encuentra a la izquierda justo detrás, aunque pienso que este indicador sólo se mirará al principio, luego no acabas prestándole atención.

Abarth 595 Turismo

Como todavía no ha llegado el cuadro de mandos que estrenó hace poco el Fiat 500, el Abarth 595 Turismo cuenta con la posibilidad de montar un navegador Tom Tom (451 €) colocado en la parte alta del salpicadero, que nos dará las indicaciones oportunas. El resto de botones son suaves y conviven al lado de la caja de cambios, que tiene un gran pomo redondo y unos recorridos largos.

Abarth 595 Turismo

Es curioso comprobar que la guantera no dispone de ninguna tapa, dejando los artículos colocados en ella a la vista de cualquier amigo de lo ajeno. Tampoco deberemos buscar mucho espacio en las plazas traseras, ya que a poco que echemos hacía atrás los asientos no dejaremos mucho hueco para las piernas (aunque esto creo que lo mirarán poco los compradores de este coche). Si necesitas más espacio en el maletero, la banqueta trasera se reclina hacia delante de forma independiente.

Abarth 595 Turismo

Como último detalle a reseñar, es probable que al parar la marcha y buscar el freno de mano sin mirar cojas sin querer la palanca de ajuste del asiento. Lo normal es que estas piezas se encuentren a la izquierda de la banqueta pero en el Abarth 595 Turismo no hay espacio físico.

¿Turismo o Competizione?

Con una potencia de 160 CV existen dos posibles acabados para el Abarth 595, el Turismo o el Competizione. Lo que añade el último al modelo que estamos analizando en esta prueba son unos asientos llamados “Corsa” y firmados por Sabelt, un escape “Record Monza” con un sonido más deportivo si cabe, pedales y reposapiés de aluminio, cantonera de carbono, unas alfombrillas específicas y el tapón de la gasolina en acero inoxidable.

Abarth 595 Turismo

El resto del coche se podría decir que es idéntico, por lo cual, creo que por 1.850 euros más que cuesta el Competizione frente al Turismo no merece mucho la pena, a menos que no tengas problemas de presupuesto.

Kit opcionales para Abarth 595

Además de la propia venta de coches y de la preparación para competición, Abarth cuenta con una red de talleres en la Península y las islas para poder montar una serie de kits extra a tu 595 Turismo. En el caso del modelo que protagoniza este artículo son los siguientes:

--- Kit Frenos Abarth Brembo (1.800 €): Se introduce en el sistema de frenado un disco flotante y se sobredimensiona la pinza (que cuenta con la ventaja de realinear la pastilla con la banda de frenado del disco).

--- Escape Record Monza (1.200 €): es la salida de escape que monta de serie la versión Competizione, con un sonido más fuerte que el que viene de serie.

Abarth 595 Turismo

Prueba dinámica del Abarth 595 Turismo

Con el Abarth 595 Turismo no vas a pasar desapercibido en ningún lugar. La gente está muy acostumbrada a ver el Fiat 500 y cuando apareces con este modelo “tuneado” miran para comprobar si se trata del mismo coche angelical que, por lo general, suelen conducir... mujeres.

Pues de angelical no tiene nada de nada. Nos encontramos ante todo un deportivo de bolsillo con dos modos de conducción para según en qué situación nos encontremos. Esta característica ya es muy común en muchos coches, pero en el Abarth 595 Turismo es en el coche que más he notado la diferencia entre una y otra.

Abarth 595 Turismo

Cuando ponemos el modo “normal” al Abarth 595 Turismo le cuesta hasta salir de parado y puede que en alguna cuesta se te quede el coche si pretendes conducir en marchas largas; la sensación es casi como si perdiera la mitad de la potencia o más. Lo bueno es que en carretera, mimando mucho el acelerador y si puedes mantener un ritmo de marcha estable, podrías conseguir consumos entre 5 y 6 l/100 km.

Ahora bien, cuando cambiamos a modo Sport es cuando de verdad descubres lo que llevas entre manos. El coche tiende a cabecear un poco de la parte delantera si el firme no está muy liso y conduces rápido, y los frenos que lleva de serie aguantan bien el trabajo duro en carreteras de curvas encadenadas. Lo único que las suspensiones no te perdonarán cuando cojas un bache, irá directo a tu espalda: es duro de suspensión, y no lo oculta.

Abarth 595 Turismo

Una vez parado, miramos los consumos y vemos que con el modo Sport y en conducción "ligera" éste sube hasta los 8,5 litros, por lo que tendríamos una autonomía de unos 500 kilómetros con el depósito lleno.

El rival: Mini Cooper S

Si te pones a buscar en la lista de coches nuevos no encontrarás un rival directo para el Abarth 595 Turismo, debido a su relación tamaño/potencia. Puedes encontrar coches deportivos como el Seat Ibiza Cupra, pero todos son más grandes que el deportivo italiano.

Abarth 595 Turismo

La marca del escorpión le compara sobre todo con el Mini Cooper S. Frente al modelo inglés también pierde en tamaño, en potencia (192 frente a 160 CV), pero le gana en una conducción deportiva más radical. Por precio también gana el Abarth, 22.800 €, frente a los 25.950 € del Mini.

Abarth 595 Turismo

En Auto10 || Prueba gama Abarth, deportividad a buen precio

Comentarios Prueba: Abarth 595 Turismo, el punto intermedio

  •  
    Avatar de Roberto.
    Roberto 01/05/2014 18:42:34

    Muy buena prueba, enhorabuena. Me gusta mucho el Abarth, la verdad, pero el 595 es especial, muy exclusivo. Un pedazo de capricho!

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"