Prueba BMW X6 xDrive30d, un tipo duro

La presencia poderosa va por delante de aspectos prácticos y funcionales. En su segunda generación es grande e intimidante, pero debajo de ese look de chico malo hay un coche realmente capaz, confortable y lujoso.

BMW X6

La primera generación del BMW X6 supuso una revolución y un caso de éxito instantáneo. Su imagen de tanque deportivo que intimida al verle acercarse por el retrovisor llenó los concesionarios de gente que nunca se había planteado un SUV. Pero el efecto se fue apagando debido a la llegada de nuevos competidores más llamativos. Por eso la nueva generación es aún más agresiva, con faros y parrilla más grandes y líneas de carrocería más marcadas. Menos belleza, más cara de duro.

En la nueva gama del BMW X6, el motor más sensato es el primer escalón turbodiésel con un 3,0 litros de 6 cilindros y 258 CV. Es el que hemos probado y tiene ya muy buen empuje para la autopista, una aceleración extraordinaria con 0 a 100 km de 5,2 segundos y unos consumos llevaderos. Rondan entre los 9 y los 12 litros en conducción real dependiendo del estilo del conductor y el tipo de carreteras. Subir al xDrive40d de 313 CV suponen 3.700 € algo asumible en un coche de lujo, pero el mantenimiento diario subirá y tampoco habrá muchas opciones de aprovechar esos caballos de más en las carreteras actuales. Para los clientes que no quieren diésel, y que no hagan muchísimos kilómetros al año, el xDrive35i de 306 CV es buena opción, el resto de modelos son descartables.

BMW X6

Usé el BMW X6 en un fin de semana rural con la familia y pude comprobar su confort en los viajes, su actitud despierta en las carreteras comarcales y la sensación de coche de lujo llamativo. A veces demasiado llamativo cuando llegas a un tranquilo y silencioso pueblo del interior.

El BMW X6 por dentro

En la nueva generación del BMW X6 se han revisado los aspectos más criticados, habiendo ahora más espacio en las plazas traseras y mejor acceso. De paso, el maletero es algo más grande (580 litros) y se actualiza el diseño del interior. No obstante, sigue teniendo un interior más justo que el de un todoterreno clásico debido al estilo del coche y su techo de coupé. Para una familia de cuatro vale, pero habrá que elegir bien el equipaje en los viajes.

BMW X6

La calidad o la terminación interior está al nivel de los BMW de lujo y comienza de serie con mejores materiales y equipamiento que el BMW X5 del que deriva. El BMW X6 ofrece un puesto de conducción magnífico, destacando la facilidad de manejo y lo rápido que es posible adaptarse a todas las funciones incluso a manejarse por el sofisticado sistema de menús y funciones a través del mando rotativo, ya que la pantalla HD de grandes dimensiones no es táctil. La lista de opciones es interminable, aunque el equipamiento de serie de todos los BMW X6 es ya completo, con faros bixenon, tapicería de cuero, llantas de aleación de 19 pulgadas, climatizador bizona o el sistema de cámaras Surround View 360 grados.

BMW X6

Entre las opciones hay faros de LED adaptativos, función de televisión, internet, sistema de conectividad avanzado ConnectedDrive y muchos sistemas de tecnologías de confort y seguridad. Además está el programa de personalización BMW Individual que muchos clientes del BMW X6 utilizan para dar su toque especial al interior.

BMW X6

En Auto10 || BMW X6 2015: el SUV deportivo de BMW, ahora más eficiente

Comentarios Prueba BMW X6 xDrive30d, un tipo duro

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"