Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano

Con una estética que le acerca mucho a los exitosos SUV, llega la tercera generación del Aygo. Por ahora mantiene la misma motorización de gasolina actualizada, con un precio que comienza en 13.600 euros.

En medio de una espantada de las marcas del segmento A, el de los urbanos, Toyota reafirma su apuesta que comenzó en 2005 con el lanzamiento del Aygo. Ahora lanza la tercera generación, la primera en solitario, bajo el nombre Toyota Aygo X Cross y con una estética rompedora como en su día se consiguió con el Toyota C-HR.

Nuevo Toyota Aygo X Cross: quiero ser un SUV

Una vez que he podido estar por primera vez cara a cara con el nuevo Toyota Aygo X Cross tengo que reconocer que tiene ciertos detalles de la anterior generación. Por ejemplo en la zona posterior, donde se ha vuelto a recurrir a unas lentes verticales de gran tamaño, con una tapa del maletero que es continua desde el cristal y que sigue teniendo una boca de carga un poco alta.

Prueba Toyota Aygo X Cross

Más cambiada es la imagen frontal, en donde desaparecen las formas en X de la parrilla (ahora la letra se la colocaron al nombre) para dar paso a un espacio central cerrado con el logo y por debajo una gran abertura para la salida de aire. Los faros, a contracorriente de lo visto en los últimos lanzamientos del mercado, son de tamaño generoso.

Y luego tenemos la potenciación del espíritu SUV. Comienza con una mayor altura (en concreto son 6,5 cm más para llegar a 1,52 m), a la que tenemos que sumar las piezas en color gris en ambos parachoques o los marcados pasos de rueda delanteros. A mayores, los conductores van 5,5 cm más altos al volante.

Prueba Toyota Aygo X Cross

Dado el paso a las medidas, hay que indicar que gracias a la utilización de la plataforma del Toyota Yaris, este Toyota Aygo X Cross crece hasta los 3,7 metros (+ 23,5 cm) con una anchura de 1,74 metros (+ 13 cm). No es algo que repercutirá en las plazas delanteras, normales para este segmento, pero sí en el maletero que ha crecido hasta los 231 litros (antes eran 168). Sobre las traseras hay que indicar que solo cuenta con dos (está homologado para cuatro pasajeros) y que su acceso es un poco complicado ya que el hueco de la puerta es pequeño.

Del puesto de mando de este nuevo Toyota Aygo X Cross hay que indicar que hay un gran cambio estético, siguiendo un poco la estela rompedora del exterior. Ahora, la disposición de los elementos del urbanita japonés ofrece una sensación de ser un coche más grande y sofisticado, sobre todo si como en mi caso equipa la pantalla multimedia de 9 pulgadas (dentro de un opcional que cuesta 500 euros). Los plásticos son duros, normal en este segmento, pero con un cuidado detalle de ajustes y en algunas zonas se deja ver la carrocería, de nuevo habitual en esta categoría.

Prueba Toyota Aygo X Cross

Nuevo Toyota Aygo X Cross: un solo motor de gasolina disponible

Cuando supimos que este nuevo Toyota Aygo X Cross iba a utilizar la plataforma TNGA-B del Toyota Yaris pensamos por un momento que el modelo urbano podría utilizar por primera vez un motor híbrido para moverse. Finalmente, se ha vuelto a recurrir al mismo bloque gasolina 1.0 del anterior, pero con una gran cantidad de mejoras técnicas para poder adaptarse a la normativa actual de emisiones.

Por tanto, la potencia del Toyota Aygo X Cross se mantiene inalterada en 72 CV, más que suficiente para mover a este modelo en la ciudad y sus alrededores. Sus compradores podrán elegir entre un transmisión manual de cinco velocidades, que ahora tiene unas relaciones más cortas  para mejorar su funcionamiento en la urbe, o una automática denominada S-CVT fabricada por Aisin, que muda su naturaleza anterior de cambio robotizado a un variador continuo.

Prueba Toyota Aygo X Cross

Con las modificaciones realizadas sobre el propulsor de tres cilindros y los cambios en la transmisión se han conseguido homologar unos consumos entre los 4,7 y los 5,2 litros. Si quieres saber si se cumplen deberás seguir leyendo.

Gama y precios del nuevo Toyota Aygo X Cross

Desde el pasado mes de enero ya se empezaron a recoger las primeras reservas de este nuevo Toyota Aygo X Cross, cuyas primeras unidades se empezarán a entregar a los clientes en mayo. La gama del modelo japonés está escalonada en tres niveles de equipamiento cuyos nombres son Play, Trendy Edition y Limited Edition.

Prueba Toyota Aygo X Cross

Empezando por el Play, la marca espera que la mayoría de sus clientes sean las flotas y alquiladores. Disponible en tres colores básicos (negro, gris y blanco) ofrece de serie el Toyota Safety Sense con asistente de cambio involuntario de carril, asistente de mantenimiento de carril, sistema de pre-colisión, reconocimiento de señales, control de crucero adaptativo o el control inteligente de luces, así como otros elementos que podría destacar como llantas de 17 pulgadas, faros antiniebla, aire acondicionado, pantalla multimedia Toyota Touch en tamaño de 7 pulgadas, volante de cuero o cámara de visión trasera.

El grueso de los clientes se espera que se concentren en el Trendy Edition. Con una carrocería en dos colores (combina negro con azul o rojo) potencia el atractivo exterior del Toyota Aygo X Cross, además de añadir llantas de 18 pulgadas, iluminación Full LED, retrovisores exteriores calefactados, cristales tintados, tapicería de cuero parcial, el Toyota Touch de 8 pulgadas, el climatizador o el cargador inalámbrico para móviles, por tan solo 1.000 euros más. Para él la marca ofrece los paquetes Connect (por 500 euros con la pantalla de 9 pulgadas) y Connect+JBL (por 1.000 euros con la pantalla de 9 pulgadas y el sistema de sonido JBL), con el fin de mejorar su dotación. Además, se trata de una serie especial, como tenía la anterior generación, que irán cambiando a lo largo del tiempo para “mantener fresco al coche”, en palabras de la marca.

Prueba Toyota Aygo X Cross

Por último nos queda el Limited Edition, que siendo otra serie especial, en este caso estará disponible solo con motivo del lanzamiento del nuevo Toyota Aygo X Cross. Su estética exterior combina el “Verde Selva” con detalles en naranja en total exclusividad. También dispone de ciertos elementos característicos como los asientos delanteros calefactados, el Toyota Smart Connect de 9 pulgadas con navegador con actualizaciones online y el sistema de arranque sin llave. Se puede escoger con un techo deslizante por 1.000 euros más.

Actualmente el Toyota Aygo X Cross cuenta con una oferta promocional de 1.250 euros de descuento en caso de acogerse a la financiación con la marca. Sin tener en cuenta este dato, los precios de los tres acabados son los siguientes:

  • Toyota Aygo X Cross Play: 13.600 euros
  • Toyota Aygo X Cross Trendy Edition: 14.600 euros
  • Toyota Aygo X Cross Limited Edition: 17.000 euros
Prueba Toyota Aygo X Cross

Como dato curioso, tomando como referencia el primer precio, este nuevo Toyota Aygo X Cross solo es 1.400 euros más caro que la generación anterior, algo no muy normal en los tiempos que corren en los que los coches han aumentado su tarifa bastante. Además, podrías tenerlo también con la fórmula del renting por 196 euros más IVA al mes e incorporar el cambio automático te costará 1.250 euros más.

Toma de contacto del Toyota Aygo X Cross

En medio de este temporal de frío escapamos hasta Barcelona para poder probar por primera vez el nuevo Toyota Aygo X Cross con un tiempo mucho más amigable. Nada encontrarme con él no puedo más que corroborar la idea que nos transmitían desde la marca, es rompedor frente a sus competidores directos como el Suzuki Ignis, el Fiat Panda Cross o el Kia Picanto con acabado X-Line. Y confían tanto en su éxito que esperan vender más de 3.000 unidades al año, lo que le colocaría en luchando cara a cara con el líder actual de la categoría, el Fiat 500.

Prueba Toyota Aygo X Cross

Para la ruta inicial escojo el Toyota Aygo X Cross asociado al cambio manual. Me gusta mucho el tacto de su recorrido, permitiendo un manejo placentero en los primeros compases de nuestro recorrido. Se nota la posición más elevada del asiento, en la búsqueda de una mayor seguridad aparente para el conductor, mientras que la visibilidad se ha mejorado al reducir el grosor del pilar A.

Como indicaba anteriormente, los 72 CV disponibles mueven con suficiencia al Toyota Aygo X Cross por la capital catalana, dejándose notar en el habitáculo en ciertas aceleraciones un poco más fuertes. Me parece un acierto haber acortado el desarrollo de sus relaciones, porque con el cambio se ha ganado agilidad.

Prueba Toyota Aygo X Cross

Una vez nos alejamos de la ciudad que aloja a la Sagrada Familia, el rendimiento del Toyota Aygo X Cross se mantiene con buena nota. No cuenta con una aceleración fulgurante (14,8 segundos en el 0-100 km/h), pero jugando con ese cambio tan bien puesto a punto, podremos superar las dificultades del terreno con cierta soltura.

Con la playa de Castelldefels de fondo cambiamos de montura y pasamos al Toyota Aygo X Cross con cambio automático. Aquí me llama la atención que se active automáticamente un testigo de Eco en el cuadro de instrumentación desde el arranque. Al no contar con un botón para poder quitarlo, el modelo japonés se muestra algo más perezoso a la hora de acelerar. Pero si mueves el pomo a la izquierda y activas el modo manual (con siete marchas simuladas), se desactiva y puedes aprovechar mejor el rendimiento del motor cuando circulas por vías rápidas.

Prueba Toyota Aygo X Cross

Este último hecho provoca que los consumos del automático estén un poco por encima del manual, pues para coger la misma velocidad y sostenerla debes pisar un poco más el acelerador derecho (en recorridos mixtos). Por tanto no me extraña que en la primera parte acabara con 4,2 litros y en la segunda con 5,3 litros.

Centrándome en el comportamiento del Toyota Aygo X Cross, me gusta la agilidad que le aporta también la dirección (tiene un radio de giro de 4,7 metros) y creo que la utilización de una plataforma de coche más grande, como sucede en este caso, le ha permitido ganar aplomo en los cambios de dirección.

Fotos Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano

  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano
  • Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano

Comentarios Prueba del Toyota Aygo X Cross: rompiendo moldes en el segmento urbano

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
    • Este campo es obligatorio.