Prueba nuevo Hyundai i10: un coche urbano para salir de la ciudad

Si hay una categoría en la que los coches tienen que "entrar por los ojos" es en la de los pequeños coches para la ciudad. En Hyundai lo saben, pues más de un 30 por ciento de los compradores en este segmento consideran el diseño como primer argumento de compra, y no se puede negar que el Hyundai i10 es un coche bonito. Pero no sólo eso. Además, el Hyundai i10 presume de habitabilidad, de calidad de acabado, de bajos consumos, de precio –con descuento– y, cómo no, de la garantía de 5 años incluida en su Plan Triple 5. ¿Lo cumple? Vamos a verlo.

Pequeño por fuera, grande por dentro

Para empezar, se nota el esfuerzo hecho por Hyundai a la hora de conseguir una buena presentación. Los plásticos del salpicadero y de las puertas son duros, pero tienen buen tacto, hay muchos huecos y muy bien pensados para dejar pequeños objetos, y se nota el cuidado por el detalle, sin zonas con chapa a la vista.

Los dos motores disponibles van muy bien en ciudad, pero si quieres salir a carretera mejor el 1.2 de cuatro cilindros.

 

No es el Hyundai i10 un coche que entre en el juego de los Opel Adam o Fiat 500 en cuanto a posibilidades de personalización, pero a la amplia gama de colores de carrocería se añade por primera vez en la marca la posibilidad de optar por un interior en acabado bicolor. Donde sí destaca es en espacio interior. Para tratarse de un coche de menos de 3,7 metros de longitud (crece 8 cm respecto a la anterior generación y 6,5 más de anchura, pierde 5 en altura y apenas gana medio centímetro en batalla), el Hyundai  i10 está por habitabilidad más cerca de los coches del segmento superior que de la media en su categoría. No tienes la sensación de ir en un coche pequeño, y a la hora de cargarlo sus 252 litros de capacidad de maletero dan mucho de sí.

Para un coche de menos de 3,67 metros, el i10 tiene un interior muy bien aprovechado, tanto en las plazas delanteras y traseras como en el maletero

En cuanto a equipamiento, existen tres versiones, Essence, Tecno y Style,  cada una de ellas con posibilidad de añadir un pack de opciones a buen precio. La más equilibrada es la intermedia, pues al Essence habría que añadirle el pack correspondiente para contar con aire acondicionado. A destacar el hecho de que todos los Hyundai i10 llevan de serie control de presión de los neumáticos; ya podrían ir tomando nota otras marcas...

Sólo motores de gasolina

El Hyundai i10 se comercializa en España con dos motores de gasolina, un 3 cilindros de 1 litro con 66 CV y un 1.2 de cuatro cilindros con 87 CV, ambos atmosféricos, y con distribución variable continua CVVT mediante cadena sin mantenimiento. Los dos son muy suaves en su funcionamiento, y resultan ideales para moverse con agilidad por ciudad. Salvo que busques un coche eminentemente urbano y al menor precio posible, interesa el 1.2 de cuatro cilindros, que a igualdad de equipamiento –no se ofrece con el acabado básico– apenas cuesta 500 euros más, pero tiene una capacidad de aceleración muy superior, frenos con discos delanteros más grandes, y consume prácticamente lo mismo.

Además de una estética muy atractiva, el nuevo Hyundai i10 aporta calidad de acabado, espacio interior, confort de marcha y bajos consumos.

Lo que no interesa es el cambio automático, que se ofrece con el motor más potente por 1.250 euros, pero tiene sólo 4 marchas, y penaliza las prestaciones y especialmente el consumo en ciudad. Para otros mercados Hyundai ofrece versiones ecológicas BlueDrive con menos emisiones, que no se traen a España porque tal y como vienen de serie ya están exentos del Impuesto de Matriculación. Tampoco llega la versión adaptada para funcionar con GLP, que tiene todavía poca implantación en nuestro país, y no mucho sentido en coches tan pequeños destinados a hacer pocos kilómetros al año.

Cómodo, ágil y seguro

El Hyundai i10 es un coche muy ágil y agradable de conducir, sobre todo en ciudad, gracias a la suavidad del embrague, la palanca de cambios y la dirección, la buena respuesta de los motores, una excelente visibilidad y un radio de giro reducido. Las suspensiones son cómodas, y sólo mejoraría con un tacto de dirección algo más preciso, o al menos con la posibilidad de elegir entre distintos programas que varían la asistencia, como en otros modelos de Hyundai.

En cuanto al precio, los de tarifa son elevados, pero la cosa cambia si aplicamos los descuentos oficiales, que alcanzan los 3.000 euros si te acoges al Plan PIVE, y 2.000 euros si no tienes un coche para entregar a cambio.

GAMA Y PRECIOS HYUNDAI i10

Versión

Precio *

1.0 MPi Essence

10.500 €

1.0 MPi  Tecno

12.200 €

1.2 MPi  Tecno

12.700 €

1.2 MPi Style

14.300 €

* Descuento adicional de 3.000 euros con PIVE, o 2.000 euros sin Plan PIVE

FICHA TÉCNICA Hyundai i10

 

i10 1.0 MPi

i10 1.2 MPi

Motor

3 cil, 998 cm3, gasolina

4 cil, 1.248 cm3, gasolina

Potencia máxima

66 CV a 5.500 rpm

87 CV a 6.000 rpm

Par máximo

94 Nm a 3.500 rpm

120 Nm a 4.000 rpm

Frenos

Discos ventilados/discos

Discos ventilados/discos

Neumáticos

165/60-14"

165/60-14" - 175/55-15"

Dimensiones exteriores

3,66 x 1,66 x 1,50 m

3,66 x 1,66 x 1,50 m

Peso en orden de marcha

941 kg

952 kg

Capacidad maletero

252 - 1.046 l

252 - 1.046 l

Velocidad máxima

155 km/h

171 km/h

Acel. 0-100 km/h

14,9 s

12,3 s

Consumo urbano/extraurb./mixto

6,0 / 4,0 / 4,7 l/100 km

6,5 / 4,1 / 4,9 l/100 km

Emisiones de CO2

108 g/km

114 g/km

 

 

Fotos Prueba nuevo Hyundai i10: un coche urbano para salir de la ciudad

Comentarios Prueba nuevo Hyundai i10: un coche urbano para salir de la ciudad

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"