Prueba Opel Astra 1.6 CDTI 136 CV: una compra a considerar

El nuevo Astra poco tiene que ver con la anterior generación. Más diseño, mejor equipamiento y mecánica y una pérdida notable de peso hace de este nuevo compacto una compra atractiva.

El nuevo Opel Astra ya se presentó en el pasado Salón de Frankfurt como una de las novedades más esperadas para 2016. El modelo es uno de los pilares de la marca y sin duda, tras un cuarto de siglo le ha venido bien una renovación profunda. De hecho, el coche parte de cero.

En cuanto a diseño exterior, el Opel Astra ha dejado de ser un alemán sobrio y se ha rejuvenecido con toques deportivos heredados en parte del prototipo bautizado como Opel Monza y que fue presentado en el Salón de Frankfurt de 2013.  Así la carrocería es más baja y perfilada que en generaciones anteriores del modelo.

Las dimensiones son más ajustadas en este “casi coupé” de cinco puertas, quedándose en 4,37 metros de longitud, 1,81 metros de ancho y 1,51 metros de alto; aunque en el interior ha ganado en espacio. Pese a ser cinco centímetros más corto que el anterior Astra, los pasajeros en la parte de atrás han ganado 3,5 centímetros para las piernas y 2,2 centímetros de altura libre al techo gracias a una redistribución muy inteligente del espacio. Sin embargo, la capacidad del maletero con todas las plazas disponibles es de 370 litros.

Llaman poderosamente la atención las nervaduras en el capó y la parrilla delantera dividida en dos. El nuevo Astra también incorpora unos bellos faros matriciales LED Intellilux, que prometen una durabilidad equivalente a la del propio coche (son opcionales por 850 euros). De perfil, destaca el pilar C flotante flanqueado por un cerco cromado. Gracias a los materiales ligeros en su fabricación, y a su silueta, el nuevo Astra ha obtenido un coeficiente aerodinámico de 0,28 Cx mientras que el anterior tenía un 0,32. La zaga incorpora faros de nuevo diseño y posee una estética completamente renovada respecto a la generación anterior.

  

Nuevos motores para el Opel Astra

Como ya sabemos, la gama de motores del nuevo Opel Astra queda reducida a tres bloques de gasolina y dos diésel. El motor de acceso es el gasolina tricilíndrico 1.0 turboalimentado de 105 CV con cambio manual de cinco velocidades (o pilotado Easytronic como opción). Por encima, encontramos el nuevo 1.4 Turbo con 125 o 150 CV asociado a caja manual o cambio automático de convertidor de par (en el caso del 150 CV). El tope de gama en gasolina es el 1.6 Turbo de 200 CV asociado al cambio manual de seis velocidades.

En cuanto a las versiones diésel, parten del motor 1.6 CDTi, que puede tener 110 o 136 CV como en el caso de nuestra prueba. En el caso del 1.6 136 CV, también podrá asociarse al cambio automático de convertidor de par. El tope de gama en diésel es un biturbo de 160 CV.

Equipamiento: OnStar, el rey de la conectividad

En el nuevo Opel Astra podremos conectar nuestro Smartphone en la pantalla del vehículo conectándolo a través de Apple CarPlay o Android Auto. Personalmente pude comprobar que con Android funciona a la perfección. Es muy intuitivo y rápido.

Nuestra unidad de prueba también incorporaba conexión Wi-Fi integrada, que permite enlazar hasta 7 dispositivos, en ocasiones funcionando con velocidades cercanas al 4G. El sistema OnStar lleva funciona desde hace algunos años en países como Canadá, China o EEUU, velando por los ocupantes del coche en todo momento. Este sistema permite desde descargar un itinerario hasta alertar en caso de accidente, pasando por la consulta y verificación del estado del vehículo o con función antirrobo que impide el arranque (y con sólo pulsar un botón!).

Al volante del Opel Astra 1.6 CDTi 136 CV

Nuestra unidad de pruebas poseía el acabado superior de los cuatro disponibles (Expression, Selective, Dynamic y Excellence). Se trataba de la versión que probablemente acumule más demanda en el mercado español: el 1.6 CDTi de 136 CV. Nada más entrar al habitáculo se aprecia la calidad percibida, y la nueva estética tanto en salpicadero como en consola, más minimalista que en generaciones anteriores. Casi todo el infoentretenimiento se aglutina en la pantalla táctil de siete pulgadas que protagoniza los mandos, todo está a mano del conductor Si en lugar de elegir el sistema Intellilink 4.0, elegimos el sistema Navi 900, contaremos con pantalla de ocho pulgadas (aunque de momento es sólo compatible con iOS).  

Los asientos son cómodos y ergonómicos, se ajustan a la perfección (pues son certificación AGR, que se equipan opcionalmente). Ventilados, calefactables y con función de masaje, que además pueden memorizar dos configuraciones. La visibilidad (al menos para alguien de estatura media como yo) es muy buena, puesto que en el nuevo modelo se ha ampliado en 3 grados el ángulo de visión hacia delante del conductor.

En cuanto al sistema de iluminación LED Intellilux, posee una función automática, que va regulando la iluminación dependiendo de nuestras necesidades y que trabaja en conjunto con el sistema Opel Eye ya conocido. Incluye: frenada de emergencia en caso de posible colisión, detección de cambio involuntario de carril con corrección de trayectoria, detección de ángulo muerto, reconocimiento de señales de tráfico y aparcamiento sin manos.

En marcha el nuevo Astra se muestra muy ágil y maniobrable. La dirección es precisa y muy ligera. Tras haber conducido por varios tipos de carretera, podemos afirmar que el motor es más que suficiente tanto para el día a día como para viajes más largo gracias a su par, pues se muestra elástico y nada perezoso cuando funcionamos a bajas revoluciones. Eso sí, en autopista es más que fácil bajar el consumo de los 5 litros a los 100... y de los 4. Se trata probablemente, de la opción más equilibrada de la gama.

Es un coche silencioso gracias a un buen aislamiento. Con aplomo y un paso por curva divertido, pues la suspensión -que se muestra bien regulada-, absorbe correctamente las irregularidades del firme. También ayuda el uso del eje torsional trasero. En nuestra unidad, contábamos con cambio manual de seis velocidades, con funcionamiento también correcto. Aunque, aquellos que buscan una conducción más deportiva quizá encuentren los desarrollos algo largos.

A modo de conclusión, el nuevo Astra nos ha sorprendido gratamente con su comportamiento, se trata de un coche equilibrado, asequible y apto para el día a día. Sin duda, se trata de una compra muy interesante.

Precios del nuevo Opel Astra

  • Opel Astra 1.0 Turbo S/S 105 CV  5V: 18.800 €
  • Opel Astra 1.0 Turbo S/S 105 CV aut: 20.600 €
  • Opel Astra 1.4 Turbo S/S 125 CV  6V: 20.400 €
  • Opel Astra 1.4 Turbo S/S 150 CV  6V: 22.400 €
  • Opel Astra 1.6 CDTi 110 CV 6V: 21.200 €
  • Opel Astra 1.6 CDTi 110 CV 6V: 22.700 €
  • Opel Astra 1.6 CDTi S/S 136 CV  6V: 23.300 €
  • Opel Astra 1.6 CDTi 136 CV aut: 25.200 €

Fotos Prueba Opel Astra 1.6 CDTI 136 CV: una compra a considerar

Comentarios Prueba Opel Astra 1.6 CDTI 136 CV: una compra a considerar

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"