Prueba Renault Espace dCi 160 EDC: otra forma de viajar

Probamos la versión más interesante del Renault Espace, con el motor dCi de 160 CV y cambio EDC de doble embrague

Renault Espace

Pero si buscas un monovolumen grande porque prima el espacio y la versatilidad, mejor un Ford S-Max o un Volkswagen Sharan. Y si lo que quieres es una alternativa a una berlina convencional, con más espacio y posición de conducción elevada pero no te va la “moda SUV”, este puede ser tu coche. Confort de marcha, buena relación entre prestaciones y consumo y un precio que a igualdad de potencia y equipamiento está por debajo de sus rivales más directos son las principales bazas del Renault Espace.

Habitáculo y puesto de conducción

Hechas las presentaciones, pasamos a su interior. Puedes elegir el Renault Espace con cinco o siete plazas; los dos asientos de la tercera fila son opcionales en todas las versiones mecánicas, y tienen un sobreprecio de 900 euros. Como en todos los monovolúmenes de este tipo se trata de asientos pequeños, con acceso difícil y poco espacio. Caber caben dos adultos, pero para recorridos cortos –la banqueta está muy cercana al piso y obliga a llevar las rodillas muy flexionadas, y no queda mucho espacio para introducir los pies por debajo de los asientos de la segunda fila–, aparte de que si utilizas los siete asientos no podrías llevar apenas equipaje.

Renault Espace

Los tres asientos de la segunda fila tienen el mismo tamaño, y cuentan con una regulación longitudinal de 15 cm, aunque no son desmontables. En estas plazas el Espace no ofrece la altura libre de otros monovolúmenes grandes, pero tampoco faltan centímetros ni siquiera cuando se monta el enorme techo solar panorámico.

Renault Espace

El conductor se encuentra al volante con un moderno cuadro presidido por una pantalla táctil que está colocada en posición vertical, situada muy a mano, y con menús para el control de las distintas funciones del coche muy bien organizados. Aun así, se agradece que existan mandos alternativos que no requieran pasar por la pantalla táctil, por ejemplo para el climatizador y para el sistema de audio.

Renault Espace

También destaca la instrumentación digital, un sistema cada vez más frecuente y que Renault utiliza en otros modelos de su gama. Simula a la perfección la información que ofrecería un cuadro analógico, y es personalizable por el usuario para dar más importancia a unas informaciones o a otras según el estilo de conducción (deportivo, eficiente…), cambiando también el color. Funciona muy bien, y no requiere de un período especial de adaptación. Opcionalmente puede contar con información proyectada HUD, pero no lo hace sobre el parabrisas, como los sistemas más sofisticados, sino sobre una pequeña pantalla de plástico que emerge del salpicadero.

Renault Espace

El conductor se sienta como en un monovolumen o en un SUV: alto y en posición dominante, y tiene una magnífica visibilidad en todas direcciones. Y aunque no sobran, hay huecos suficientes para vaciarse los bolsillos. La calidad de acabado está a un gran nivel, sobre todo en la versión ensayada con el equipamiento superior Initiale, que transmite incluso un aspecto lujoso y de coche Premium, con las inserciones decorativas y el salpicadero revestido en piel.

Capacidad de maletero: mucho espacio para equipaje

Aquí el Renault Espace sí ofrece lo mejor de los monovolúmenes grandes, con una capacidad de maletero que varía entre los 680 litros y los 785 litros en la versión de cinco plazas en función de la posición de los asientos.

Cuando se elige el Espace de siete plazas no se pierde mucho maletero al llevar los dos asientos de la tercera fila plegados, apenas unos 65 litros, por lo que seguimos disponiendo de más de 600 litros en la posición de los asientos que deja más espacio para las rodillas de los pasajeros de la segunda fila. Con las siete plazas operativas el Renault Espace es de los monovolúmenes de su tamaño que más espacio mantiene en el maletero, casi 250 litros de capacidad.

Renault Espace

Esto es posible, en parte, por la ubicación que Renault ha elegido para la rueda de repuesto de emergencia opcional, que va montada en el exterior, una solución cada vez menos habitual. Bajo el piso del maletero existe un doble fondo en el que también tiene cabida, en caso de montarlo, el amplificador de los sistemas de sonido opcionales de alta gama. En esta versión Initiale, es posible abatir todos los asientos de la segunda y la tercera fila de forma individual con sólo pulsar un botón en un panel situado a un lado del maletero.

Doble turbo y doble embrague

Renault ofrece tres versiones mecánicas para el Espace, un dCi de 130 CV, un 2,0 TCe de gasolina con 200 CV y el 1.6 dCi con doble turbocompresor y 160 CV del protagonista de nuestra prueba, el motor más equilibrado por prestaciones y consumos. Cuesta unos 3.300 euros más que el dCi de 130 CV a igualdad de equipamiento, una diferencia que merece la pena invertir no sólo por la que existe en prestaciones, es que además el dCi de 160 CV, al igual que el motor de gasolina, lleva de serie cambio EDC de doble embrague.

Renault Espace

Una ventaja del motor dCi menos potente, que puede ser un mínimo aceptable si el presupuesto de partida es bajo, es que se ofrece con acabados inferiores al Zen, que es el primer nivel para el dCi de 160 CV. Así, puedes optar a un Espace desde 30.000 euros, que es un precio muy competitivopara un coche de este tipo. Tanto el motor dCi de 130 como el de 160 CV llevan distribución por cadena.

El Espace dCi de 160 CV, destaca por su suavidad y sus bajos consumos más que por las prestaciones, aunque no se queda en absoluto corto de potencia. Con una media durante nuestra prueba de 7,8 l/100 km combinando todo tipo de recorridos, con y sin carga, el Espace 1.6 dCi 160 EDC consume menos que otros monovolúmenes de este tamaño, sobre todo con cambio automático. En viajes por autopista a velocidad constante es relativamente fácil quedarse cerca de los 6,5 l/100 km.

Renault Espace

Con un sistema start-stop que funciona muy bien en ciudad, la combinación de este motor con el cambio EDC de seis marchas (en el motor TCe de gasolina es de 7 velocidades) resulta ideal por suavidad y tacto. No es un cambio especialmente rápido, pero tampoco es el Espace un coche que pida un estilo de conducción dinámico.

Comportamiento dinámico: kilómetros sin esfuerzo

Confort de marcha. Para eso se ha diseñado el Espace, y lo consigue, combinando la suavidad mecánica y de todos los mandos con un buen aislamiento acústico y un confort de suspensiónque permite que los kilómetros no pasen factura.

Opcionalmente puede equipar ayudas a la conducción como la amortiguación pilotada y, menos habitual en la categoría, dirección a las cuatro ruedas, elementos que en el Espace se ofrecen de forma conjunta. No necesita el Espace la dirección a las cuatro ruedas 4Control para ofrecer un comportamiento ágil, pero el sistema ayuda claramente mejorando la maniobrabilidad cuando nos movemos por ciudad a baja velocidad, al reducir notablemente el radio de giro.

Renault Espace

El Espace también cuenta con el sistema Multi-Sense, que permite al conductor elegir entre distintos programas a través del menú de la pantalla táctil en los que se modifica la respuesta del acelerador, el funcionamiento del cambio automático, la asistencia de la dirección y, en el caso de equiparlo, el funcionamiento de la dirección a las cuatro ruedas y de los amortiguadores de dureza variable. En función del programa elegido, también se modifica la instrumentación y el color de la iluminación ambiental en el habitáculo, así como el sonido del motor, en este caso utilizando el “truco” de amplificarlo a través del equipo de audio.

Renault Espace

¿Y fuera del asfalto? Pues aunque presuma de crossover y tenga una altura al suelo mayor de lo normal, no es precisamente el Espace un coche para aventurarse más allá de pistas de tierra o caminos que estén en buen estado. Los neumáticos de asfalto son una prueba más de ello, así como la ausencia de protecciones en la carrocería o en los bajos. Así que si buscas una alternativa a las berlinas o los SUV que aporte estilo y espacio, aquí tienes una magnífica opción en el Renault Espace. Si lo que quieres es aventura, sin salir de la gama Renault tienes el Kadjar, o puedes esperar al nuevo Renault Koleos.

Comentarios Prueba Renault Espace dCi 160 EDC: otra forma de viajar

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"