Prueba Skoda Spaceback 1.4 TSI DSG: un compacto sencillo pero muy completo

Skoda Spaceback

Se puede decir que Skoda ya tenía un compacto como tal en la figura del Skoda Rapid, pero en nuestro mercado, a diferencia de otros mediterráneos como Grecia o Turquía, triunfan más las versiones de cinco puertas o también denominadas hatchback. El Skoda Spaceback, que comparte plataforma con el Rapid, llega para ocupar ese espacio al que la marca checa no llega con el Skoda Fabia, y se convierte en una alternativa muy a tener en cuenta entre los tradicionales compactos de 5 puertas.

Skoda Spaceback o Skoda Rapid

Si buscas un coche sencillo y amplio y te has fijado en los modelos de la marca checa, y lo de "compacto" te importa sólo por el tamaño, esta es la primera pregunta que deberás hacerte. Ambos modelos comparten el frontal con la parrilla característica de Skoda, así como distancia entre ejes. Ojo, porque los dos tienen cinco puertas: el Skoda Rapid, a pesar de su carrocería de tres volúmenes, tiene un portón trasero bien "disimulado". La diferencia se puede apreciar, además del tercer volumen, en una ventana trasera que aumenta en 10 cm para dar más luz al interior.

Skoda Spaceback

En longitud es 18 cm más largo el Skoda Rapid que el Skoda Spaceback lo que provoca que gane en el espacio del maletero (550 litros frente a 415)... y un poco en peso, aunque los más de diez kilos que separan uno de otro apenas se notarán en el comportamiento o los consumos finales. La diferencia en tamaño tampoco será determinante a la hora de moverte por ciudad o maniobrar, quizás sí en casos de plazas de aparcamiento muy justas, pero el Skoda Rapid tampoco es un coche grande.

Todas estas ventajas de espacio al final hacen que el Skoda Rapid sea más caro siempre que el Skoda Spaceback en cualquier combinación motor/acabado con una diferencia de 460 euros. Tu elección dependerá de gusto o de necesidad de más espacio, sobre todo para el equipaje, pues en el habitáculo no hay diferencias como para inclinar la balanza a uno u otro lado.

Skoda Spaceback

¿Cómo es el Skoda Spaceback por dentro?

Teniendo en cuenta que por fuera es casi idéntico a su hermano el Skoda Rapid, vamos a analizar cómo es por dentro el nuevo Skoda Spaceback. Se sigue el eslogan “Simply Clever” de la marca: diseño sencillo, pero soluciones inteligentes, que se demuestran en elementos como el chaleco de emergencia colocado bajo el asiento del conductor, la papelera de la puerta lateral o el rascador de hielo en la tapa del depósito de combustible, que alguien como un servidor, que viene de una zona fría de España, lo agradece enormemente.

Skoda Spaceback

A su entrada, el diseño de la puerta forma un pico que no nos convence demasiado. Una vez dentro podemos apreciar similitudes en el diseño con el Skoda Octavia, aunque la el aspecto y la calidad visual en el Skoda Spaceback es un poco más baja respecto que la de su hermano mayor. No es un coche mal acabado, ni mucho menos. Simplemente transmite sensación de sencillez si lo comparamos con otros compactos de la categoría, por aspecto visual de los materiales empleados y su tacto. Pero está bien terminado, y todo ajusta sin problemas.

En nuestra unidad de pruebas se había montado el Pack Sport que incorpora al Skoda Spaceback unos asientos deportivos en Tela-Sport por 255 €. Pese a su nombre, su mullido es bastante cómodo para los viajes largos.

Skoda Spaceback

No destacan por su diseño ni el volante ni el cuadro de instrumentos, aunque hay que decir que la utilización de los botones se aprende muy rápido y están muy bien posicionados. Algo parecido pasa con la pantalla, es la misma que tienen varios modelos del grupo Volkswagen y su aspecto queda algo sobrio, pero me pareció muy buena idea la colocación de los botones que puede manejar el conductor en marcha a la izquierda y el resto a la derecha más alejados.

El techo panorámico, cuesta como opción 885 € en el Pack Style, que también oscurece luces antinieblas y retrovisores. Es bastante grande y ofrece una gran solución para evitar “peleas” dentro del coche. Está divido en dos partes que más o menos separan los asientos delanteros de los traseros, así cada ocupante elegirá si quiere que entre la luz o no.

Skoda Spaceback

Uno de los aspectos mejores trabajados es la parte trasera. El acceso es bastante bueno sin caídas de techo que moleste y la banqueta trasera es completamente recta, con un túnel no muy grande lo que permitirá que tres pasajeros viajen con cierto confort, aunque la anchura no es su punto fuerte. Además, desde el respaldo del medio podemos acceder al maletero gracias al hueco que hay.

Al volante del Skoda Spaceback

Nuestra versión de pruebas se trataba del Skoda Spaceback 1.4 TSI de 122 CV, con cambio automático DSG y acabado Elegance. Este propulsor empuja muy bien desde bajas vueltas, e incluso a veces puede pasar que se muestre un poco brusco si no tenemos cierto tacto con el acelerador. Además, el compacto checo es ligero para la media en los coches de esta categoría, por lo que si se mueve muy bien con motores más básicos, con este 1.4 TSI es un auténtico "tiro".

Skoda Spaceback

Del cambio automático DSG del grupo Volkswagen poco podemos añadir más de lo que hemos comentado en otros modelos: es muy cómodo, casi no se notan los pasos de una marcha a otra y en el Skoda Spaceback cambia sobre las 2.000 rpm subiendo hasta las 4.000 rpm si llevamos el modo “S” activado. En mi opinión no es necesario llevar el coche en el modo deportivo ya que de normal también sube bastantes revoluciones si pisas a fondo el acelerador y siempre podrás mantener unos consumos más contenidos.

Hablando de cifras de consumos, la homologación en este caso es de 4,8 litros en el extraurbano aunque los reales se acercan más hacia los 6 litros, como pudimos comprobar en un viaje de más de 1.000 km por carretera y autopista vigilando siempre el consumo, pero sin obsesionarnos con una conducción especialmente ecológica. En el caso de ciudad si es fácil conseguir los 7,4 litros de la ficha técnica.

Skoda Spaceback

En cuanto a su comportamiento y comparándole un poco con sus "primos" del Grupo, nos encontramos ante un coche que no tiene el tacto de conducción de un Seat León, por ejemplo, algo lógico pues aquí la plataforma no es la de los Seat Toledo/Skoda Rapid, por establecer comparación directa, sino la de los Volkswagen Golf y Audi A3. Pero el Skoda Spaceback es un coche seguro y fácil de conducir, bien aislado de la carretera y con un buen confort de marcha.

La alternativa en Diesel

Teniendo en cuenta, como he comentado antes, que el Skoda Spaceback es un coche ligero la opción más correcta entre las motorizaciones sea quizás el 1.6 TDI de 90 CV. Tendrás suficiente potencia para salir a la carretera y unos consumos en ciudad homologados de 5,6 litros. Su precio con descuentos se queda en 15.470 euros.

Skoda Spaceback

Por 300 euros más puedes elegir el acabado Green Tec que añadirá a tu Skoda Spaceback neumáticos de baja resistencia a la rodadura, sistema Start-Stop y función de recuperación de energía para bajar los consumos del motor en casi un litro cada 100 kilómetros.

Aunque si tu presupuesto no anda muy ajustado, por 700 € podrías adquirir el otro diésel, que no es más que el mismo motor 1.6 TDI pero con 105 CV. La diferencia de consumos homologados es de 0,5 litros a mayores, pero si viajas tendrás mejor respuesta en vías rápidas.

Skoda Spaceback

Skoda Spaceback desde 10.900 euros

Nuestra unidad de pruebas, que incluía bastantes extras, tiene un precio de venta de 21.032 euros (con campaña promocional, financiado y con Plan Pive 6), aunque podemos encontrar el Skoda Spaceback desde 10.900 euros. ¿Pero qué tiene la versión más económica?

Pues para empezar el motor es el 1.2 TSI de 85 CV también de gasolina, que se puede quedar un poco corto si viajas mucho y con mucha carga, pero que mueve bien al Skoda Spaceback para recorridos urbanos y en el día a día, e incluso permite salidas a carretera con cierta agilidad. Se trata del acabado Active, que ya incluye de serie cierre centralizado, dirección asistida, aire acondicionado, faros antinieblas delanteros, elevalunas eléctricas delanteras y llantas de acero de 15 pulgadas. Y el precio se consigue porque teniendo en cuenta que en realidad parte de 16.960 €, tiene 5.060 € por la campaña comercial, aunque, eso sí, con Plan Pive 6 y financiando el coche con la marca.

Skoda Spaceback

Los rivales del Skoda Spaceback

Ya hemos comentado que a pesar de entrar en la categoría de los compactos, la plataforma del Skoda Spaceback no es tan elaborada como la de los Audi A3, Volkswagen Golf o Seat León. Esto debería ser una ventaja a la hora del precio de adquisición, pero el vehículo checo no resulta especialmente barato con los precios de tarifa en la mano... hasta que aplicas las ofertas, que las tiene, y bien suculentas: desde 2.850 euros.

Por precio se encuentra bastante parejo con el Citroën C4, aunque el motor de acceso del modelo francés tiene 10 CV más. O al Fiat Bravo, aunque este modelo ya sólo cuenta con el propulsor 1.6 Multijet. Otros competidores podrían ser los Hyundai i30 o un Kia cee’d que también comienzan sobre los 16.000 euros, aunque con 100 CV.

Skoda Spaceback

En lo que si se impone a todos los modelos citados anteriormente es en la capacidad de maletero. Sus 415 litros con rueda de repuesto de tamaño normal quedan por encima de los 408 l que tiene el Citroën C4 que es el que más se acerca. Aún así todavía quedaría lejos del líder del segmento, el Honda Civic.

Por tanto para concluir, el Skoda Spaceback es una opción con una relación calidad/precio muy buena que sale al mercado con un precio que puede llegar a los bolsillos de los jóvenes y con la seguridad que te da el Grupo Volkswagen en acabados y mecánica.

Fotos Prueba Skoda Spaceback 1.4 TSI DSG: un compacto sencillo pero muy completo

Comentarios Prueba Skoda Spaceback 1.4 TSI DSG: un compacto sencillo pero muy completo

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"