Prueba Suzuki Jimny Pro: test y opinión en pleno campo

El Jimny ha adaptado su naturaleza para poder seguir comercializándose en el viejo continente. Comprobamos en su hábitat natural si mantiene sus buenas aptitudes off-road.

Prueba Suzuki Jimny Pro

Las duras restricciones anticontaminantes de la Unión Europea se llevaron por delante el Suzuki Jimny. El icónico todoterreno estaba en un momento dulce en cuanto a ventas (incluso se revalorizó su valor entre los clientes que ya tenían uno), pero sus altas emisiones provocaron que la marca japonesa decidiera prescindir de él. Meses después, y bajo una reglamentación N1 Furgón que después te explico, volvió al mercado y nosotros hemos podido probarlo.

¿En qué afecta la normativa N1 Furgón al Suzuki Jimny?

Poder homologar el Suzuki Jimny bajo la normativa N1 Furgón permitió al fabricante japonés evitar las duras restricciones europeas. Y lo primero que debes saber es que según reza el artículo 65.1 de la ley 37/1992 sobre impuestos especiales, este modelo está exento del pago del impuesto de matriculación cuando se destine al ejercicio de una actividad económica. En caso de no cumplirse, se deberá añadir el 9,75 % de dicho gravamen al precio final.

Prueba Suzuki Jimny Pro

Otros aspectos a tener en cuenta son los siguientes:

  • Un vehículo homologado como N1 Furgón no puede categorizarse como taxi, para una autoescuela o para el transporte escolar y de menores.
  • La ITV se debe pasar con más frecuencia que un turismo convencional. La primera será a los dos años y hasta los seis se debe hacer cada dos años. Después y hasta los diez años se realiza de forma anual. Por encima del decenio ya es cada seis meses.
  • La velocidad máxima a la que se puede circular en autopistas y autovías es de 90 km/h, mientras que baja a 80 km/h en carreteras secundarias.
  • Y algo que nos insistieron desde la marca es que no es posible realizar una transformación de N1 a M1 (turismo) mediante una reforma. Por lo que si lo ves en foros de internet, no te lo vayas a creer y después te lleves el palo.

¿En qué cambia el Suzuki Jimny Pro?

Teniendo clara la normativa que le afecta como vehículo a este Suzuki Jimny Pro, repasaré ahora las modificaciones que se le han realizado respecto al modelo que se empezó a comercializar en 2018. La más clara y evidente es que está homologado para dos pasajeros, ya que se ha retirado la butaca trasera. En su lugar aparece una rejilla que separa a los ocupantes de la zona de carga. Con todo esto, donde antes solo había 85 litros de capacidad para el maletero, ahora aumenta hasta unos considerables 863 litros, al poder aprovecharse el espacio hasta el techo.

Prueba Suzuki Jimny Pro

A partir de aquí lo demás es ya conocido. Empezando por el chasis de escalera, que permite al Suzuki Jimny Pro resguardar los bajos en superficies irregulares, unido a suspensiones de tres apoyos con ejes rígidos y a la tracción total ALLGRIP PRO con reductora conectable, para seguir manteniendo un excelente nivel en conducción offroad. Tampoco se modifican los ángulos, con uno de ataque de 37 grados, el central de 28 grados y el de salida de 49 grados.

Para el motor se sigue recurriendo al gasolina 1.5 de 102 CV y 130 Nm, que a priori pueden parecer pocos, pero que mueven bien una ligera masa de apenas 1.090 kg. Quizás no sea tan refinado en carretera como otros propulsores de la marca y la utilización de una caja de cambios de cinco velocidades bastante cerrada (bueno para el todoterreno) hace que tengas que actuar bastante sobre él cuando circulamos por el asfalto. Como datos prestacionales, su consumo es de 7,7 litros, las emisiones de 173 gr/km y su velocidad máxima de 145 km/h.

Prueba Suzuki Jimny Pro

Respecto a su equipamiento de serie, el Suzuki Jimny Pro mantiene el control predictivo de frenada, el control de descensos y de retención, la obligada llamada de emergencia y el sistema de conectividad mediante Bluetooth para los teléfonos. No hay opciones disponibles en el catálogo, más allá de la pintura para la carrocería denominada “Verde Jungle”, que tiene un coste de 345 euros. El precio final del modelo, sin el impuesto de matriculación incluido, es de 20.970 euros.

Toma de contacto con el Suzuki Jimny Pro

Para poder realizar una prueba como se merece a este Suzuki Jimny Pro, los compañeros de la marca nos prepararon una finca con varios obstáculos. Antes de empezar con el circuito, y sumado a lo explicado del motor y cambio anteriormente, montarse en este icónico modelo te traslada a épocas pasadas. A tu alrededor encuentras ventanales de gran tamaño, que si bien provocan algo de ruido aerodinámico en carretera, proporcionan al conductor una excelente visión de todo lo que pasa a su alrededor.

Prueba Suzuki Jimny Pro

La dirección, como no podía ser de otra manera, tiene muchas vueltas para mejorar la conducción todoterreno y su volante cuenta con botones multifunción. La palanca de cambios se acerca a ti gracias a lo largo de su varilla y para introducir las marchas lo tienes que hacer de forma decidida. Justo por debajo encontramos la palanca que activa la tracción total, con o sin reductora, que es lo primero que nos indican desde la organización que tenemos que engranar.

Empezamos en la pista con una serie de subidas y bajadas pronunciadas de diferentes tamaños. Gracias al buena hacer del control de descensos, que se activa mediante un botón colocado en la consola central, no existe peligro de que el Suzuki Jimny Pro se lance cuando circulamos con la pendiente a favor.

Prueba Suzuki Jimny Pro

De ahí nos dirigimos a una zona con bastantes agujeros, algunos llegaban hasta los 40 cm como nos confirmaron. Cuando la bajamos, bastaba con ir aplicando pequeños toques suaves al freno para que el coche fuera superando todas las dificultades. Al dar la vuelta y subir, jugabas con el acelerador también acariciándolo para que la transferencia de potencia entre las ruedas te ayudara a salir de aquellas pequeñas trampas. Desde dentro del coche impresionaba, pero verle trabajar desde fuera, divisando como los ejes y las ruedas se retorcían, parecía casi de ciencia ficción.

Desde Suzuki nos confirmaron que pese a tener que aplicar la normativa N1 Furgón, el Jimny Pro estaba teniendo una demanda muy buena. Está claro que para clientes que trabajan en condiciones duras es un coche muy capaz y al final cuenta con un gran baúl para almacenar la carga. Todo ello añadido con un precio bastante asequible para lo que cuestan los todoterrenos actuales.

Fotos Prueba Suzuki Jimny Pro: test y opinión en pleno campo

Comentarios Prueba Suzuki Jimny Pro: test y opinión en pleno campo

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestro Aviso Legal, sección "4.8. Cookies e IPs"